Concepto de
Autoestima

Te explicamos qué es autoestima y qué tipos de autoestima existen. ¿Cómo mejorar la autoestima? La autoestima en la adolescencia.

Autoestima
Se trata de la evaluación que hacemos ordinariamente de nosotros mismos.

¿Qué es la autoestima?

Se conoce como autoestima a un conjunto de percepciones, valoraciones y apreciaciones que un individuo tiene respecto a sí mismo o a las actividades que realiza. Esto puede enfocarse en la totalidad de su persona, en sus labores, o en la apariencia corporal, etc. Se trata de la evaluación que hacemos ordinariamente de nosotros mismos.

Todas las personas poseen una proyección mental de quiénes son, cómo lucen, en qué son buenos y en qué son malos, y cómo los perciben los demás. Sea o no cierta esa descripción que hacemos de nosotros mismos, lo cierto es que se forma durante la infancia y sobre ella descansa nuestra relación con nosotros mismos: la autoestima.

La autoestima es un concepto de importancia dentro de las disciplinas de la psicología y la educación, tanto así que su definición regularmente depende del abordaje psicológico que se prefiera. Por ejemplo, el psicólogo Abraham Maslow, creador de la famosa pirámide de la jerarquía de las necesidades humanas, incluyó en su teoría un peldaño entero de la pirámide para las “Necesidades de autoestima”, tales como aceptación, confianza, éxito o respeto.

En lo que coinciden la mayoría de las doctrinas psicológicas, no obstante, es en que la autoestima es un valor clave en nuestra relación con los demás, pues cada quien admite la cantidad de amor o, por el contrario, las formas de maltrato, que siente que merece. La autoestima, por demás, tendría sus inicios en nuestra relación paterna, ya que la aprobación del padre y la madre es clave para una personalidad saludable a futuro.

Autoestima alta

Se habla de una autoestima alta (o también “positiva” o “correcta”) generalmente cuando la persona presenta las siguientes características de personalidad:

  • Autoconfianza. La persona conoce y acepta sus valores y está dispuesta a luchar por ellos a pesar de encontrar oposición. Al mismo tiempo es capaz de cambiar algo de ellos si la experiencia le dice que estaban errados.
  • Aceptación. La persona se acepta a sí misma tal y como es, lo cual no quiere decir que no intente vencer miedos, conquistar malos hábitos o cambiar, pero no se siente culpable por ser como es o porque a otros no les parezca adecuada su manera de pensar.
  • Autovaloración. La persona se considera medianamente apta, con cosas para ofrecer a los demás y se relaciona con ellos en condiciones de igualdad y de dignidad.
  • Apasionamiento. Es capaz de disfrutar con determinadas actividades y alegrarse de su propia existencia, lo cual no significa que viva en estado de alegría constante. Puede entristecerse o alegrarse, como cualquiera, pero frente a estímulos externos o coyunturas.

Autoestima baja

Coloquialmente se habla de autoestima “baja” (en otras terminologías: “equivocada”) cuando las personas exhiben alguna de las siguientes conductas:

  • Autocrítica constante. La persona se mantiene en un perpetuo estado de insatisfacción, disminuyendo o viéndole el lado negativo a todo lo que hace o recibe.
  • Hipersensibilidad a la crítica. La persona tolera poco las críticas y se muestra hostil ante quienes lo cuestionan, y es fácil de resentirse.
  • Deseo compulsivo de complacer. La persona pone por encima de sus propias necesidades las de los demás, con tal de recibir aprobación de ellos, y es incapaz de decir que no.
  • Perfeccionismo. La persona se exige a sí misma hacer las cosas perfectamente, lo cual a menudo es imposible, y el menor fallo representa para ella una catástrofe.
  • Culpabilidad constante. La persona es incapaz de perdonarse errores y se condena eternamente por ellos.
  • Defensividad. La persona reacciona ante la vida como bajo un constante ataque, y es incapaz de pactar del todo con el goce de vivir o la alegría.

¿Cómo mejorar la autoestima?

mejorar autoestima

Algunos consejos simples para atender la autoestima son:

  • Evitar la comparación. Entender que cada quien hace lo que puede con lo que le tocó en suerte.
  • Ser realista. Respecto a las metas propuestas (que sean alcanzables y a corto y mediano plazo es mejor), pero también a los defectos y virtudes (no agrandarlos ni minimizarlos).
  • Hacer las paces. Con el pasado y los errores cometidos, con los daños recibidos o con lo perdido. Es indispensable dejar ir para poder vivir en el presente.
  • Defender lo propio. No ceder a las peticiones ajenas que contradigan lo que deseamos o queremos, ni renunciar a lo que buscamos por simplemente recibir aprobación ajena. La propia es la más importante.

Autoestima y adolescencia

La adolescencia es una etapa de cambios físicos y psíquicos profundos en el ser humano, cuya huella en la autoestima puede ser determinante en la construcción del adulto.

Este convencimiento ha llevado a las escuelas y pedagogos del mundo a abordar temas sensibles de hostigamiento o bullying, así como de educación emocional y sexual, en la población adolescente, pues se trata de la más sensible y vulnerable en materia de autoestima.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Autoestima". Recuperado de: http://concepto.de/autoestima-2/


Citar

Citado APA: (A. 2018,04. Concepto de Autoestima. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,05, de http://concepto.de/autoestima-2/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,04. Concepto de Autoestima. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.