Concepto de
Tabú

Te explicamos qué es un tabú, por qué son rechazados y diversos ejemplos. Además, la relación entre el tabú y el eufemismo.

tabu
El tabú se considera el antecedente de la ley y el derecho.

¿Qué es un tabú?

Un tabú es una prohibición tácita o sobreentendida dentro de una sociedad, por razones morales, religiosas o tradicionales, cuya violación puede traer consigo un castigo real o simplemente el escarnio, el rechazo social. En muchos contextos se consideran antecedentes primitivos de la ley y el derecho.

En otras palabras, un tabú es algo considerado incorrecto, equívoco o de mala conciencia, generalmente sin que nadie lo anuncie o lo explique, pues el tabú es incluso mejor no mencionarlo. De hecho, mencionarlo siquiera es considerado ya una forma de violación a la norma. Los tabúes suelen ser contenidos ocultos y vergonzantes de la cultura de una sociedad.

La palabra “tabú” es de origen polinesio (tongano, samoano o maorí) y en su contexto original significaba “prohibición”. Era una forma de ley sagrada de los pueblos polinesios, que no sólo controlaba la conducta, sino que impedía la mención siquiera de aquello prohibido, excepto por los sacerdotes o chamanes, quienes poseían el mana o poder sagrado para pronunciarlo.

El término fue incorporado a las lenguas occidentales gracias al capitán James Cook (1728-1779) en el año de 1777, junto con otros términos exóticos como “canguro”.

Sin embargo, los tabúes existieron en casi todas las sociedades antiguas y continúan existiendo hoy en día, si bien responden a principios morales, en lugar de a explicaciones sagradas. En general, los tabúes pueden referirse a conductas sexuales, prácticas de alimentación, uso de ciertas palabras, etcétera.

Ver además: Normas morales

Ejemplos de tabú

Algunos ejemplos contemporáneos de tabú son los siguientes:

  • Las dietas específicas que imponen ciertas religiones, como la comida kosher judía, preparada mediante ritos específicos de desangrado de los animales y sin mezclar nunca sangre y leche; o la dieta halal de los musulmanes. En ambas el cerdo se encuentra totalmente prohibido.
  • Ciertas prácticas sexuales consideradas desviadas o aberrantes como la pedofilia, la necrofilia o el bestialismo. Incluso la prostitución, la homosexualidad y la masturbación, mal vistas durante siglos por la moral cristiana, son hoy en día poco mencionadas en sociedad.
  • La pronunciación de “malas palabras” es un tabú bastante generalizado, que controla los términos cuyo empleo en público es tenido como de buen gusto o de mal gusto.
  • Los ritos de religiones paganas o no oficiales, desde un punto de vista eclesiástico, son tabú para sus fieles y seguidores: la brujería, la santería, el satanismo, etc. Similarmente, el canibalismo, el incesto y el sacrificio humano ritual son conductas fuertemente tabuadas en la mayoría de las culturas humanas.

Tabú y eufemismo

Dado que los tabúes son restricciones que también esconden lo prohibido en el lenguaje, es decir, que prohíben también hablar abiertamente de lo tabuado, es común el uso de eufemismos para referirse a lo que oculta el tabú. Es decir, en lugar de emplear las palabras o los nombres prohibidos, se emplean otras para expresar figuradamente lo mismo.

Un perfecto ejemplo de esto lo constituye la manera en que nos referimos a los órganos sexuales, región del cuerpo fuertemente tabuada en las sociedades modernas. En lugar de decir “pene”, se emplean términos figurados o alusivos como “pajarito”, “palo”, “pito”, etc.; y lo mismo ocurre con los genitales femeninos e incluso con los senos.

Sigue con: Vulgar

Referencias:

¿Cómo citar?

"Tabú". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/tabu/. Última edición: 9 de febrero de 2021. Consultado: 02 de agosto de 2021.