Concepto de
Extorsión

Te explicamos qué es la extorsión, cómo puede darse, su naturaleza jurídica, los delitos que implica y diversos ejemplos.

extorsion
La extorsión puede darse a través de amenazas de violencia o perjuicios de todo tipo.

¿Qué es la extorsión?

La extorsión es una situación en la que un individuo es presionado u obligado a través de la violencia o la coacción, a llevar a cabo una determinada acción (o inacción), con el propósito de obtener un beneficio material o de otra naturaleza. A quienes incurren en esta práctica se les llama extorsionadores y a quienes la padecen, extorsionados.

Esta palabra proviene del latín extorquere (“sacar algo a la fuerza”), y se considera más o menos sinónimo de intimidación, coacción o coerción. La extorsión puede darse a través de la amenaza de acciones físicas, como la violencia hacia el individuo o sus seres queridos o la destrucción patrimonial, o a través de presiones de otro tipo, como el entorpecimiento de sus futuras actividades sociales o económicas, el chantaje emocional o afectivo, etcétera.

Similarmente, puede tener el objetivo de obligar a alguien a llevar a cabo una acción de un modo determinado, o a no llevarla a cabo, o simplemente a entregarle una suma de dinero o de bienes propios a sus extorsionadores.

Por ello, la extorsión es considerada un delito por los distintos regímenes jurídicos del mundo. Suele castigarse con prisión u otro tipo de sanciones acordes, ya que no sólo produce un daño al extorsionado, sino que corrompe o entorpece el justo transcurrir de las relaciones sociales, económicas o incluso legales.

Ver también: Corrupción

Naturaleza jurídica de la extorsión

En términos jurídicos, la extorsión se clasifica dentro de tres tipos simultáneos de delito:

  • Delito de apoderamiento, dado que hay ánimos de lucro, es decir, la extorsión usualmente se lleva a cabo para obtener un beneficio material de algún tipo.
  • Delito de estafa, pues al forzar al extorsionado a actuar de una u otra manera dentro de lo contemplado por la ley, se la engaña y se subvierte la autenticidad de los hechos llevados a cabo.
  • Delito de amenazas condicionales, dado que existe una amenaza real de los extorsionadores hacia el sujeto extorsionado.

Por esta razón, el delito de extorsión se considera un delito pluriofensivo (o sea, que violenta distintas instancias del orden jurídico (la propiedad, la libertad y la integridad física), y suele manejarse en una categoría propia y aparte.

Ejemplos de extorsión

Son ejemplos posibles de extorsión los siguientes casos:

  • El secuestro de un familiar para pedir a cambio de su liberación (rescate) una suma de dinero.
  • La amenaza de violencia física hacia un individuo o sus seres queridos en caso de que lleve a cabo una denuncia ante las autoridades.
  • La amenaza de despido de un jefe hacia un subalterno que posee información que le incrimina ante la ley o ante las autoridades de la empresa.
  • El acoso cibernético o telefónico hacia una persona para aterrorizarla y así obligarla a cambiar de domicilio, renunciar a sus aspiraciones o aceptar condiciones contrarias a su voluntad en un negocio.
  • Las amenazas de muerte anónimas a un juez para disuadirlo de tomar un determinado veredicto en un caso jurídico.

Sigue con: Elementos del delito

Referencias:

¿Cómo citar?

"Extorsión". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/extorsion/. Última edición: 11 de noviembre de 2020. Consultado: 27 de julio de 2021.