Concepto de
Eutanasia

Te explicamos qué es la eutanasia, en qué países es legal y qué tipos existen. Además, los argumentos a favor y en contra.

eutanasia
La eutanasia es también conocida como suicidio asistido o muerte asistida.

¿Qué es la eutanasia?

La eutanasia es el procedimiento médico consciente, intencional y voluntario mediante el cual se le pone fin a la vida de un paciente terminal (o sea, sin expectativa alguna de mejoría), con el fin de ahorrarle mayores sufrimientos y dolores.

Dicho procedimiento cuenta, idealmente, con la aprobación voluntaria y solicitud explícita de parte del paciente, o de su responsable, en caso de hallarse incapacitado para manifestar la propia voluntad. En algunos países y legislaciones se la puede nombrar también como suicidio asistido o muerte asistida.

A pesar de que la eutanasia parte de un principio humanitario, que es el de acortar el sufrimiento innecesario de otro individuo, su aplicación y aceptación es enormemente polémica en las diferentes culturas y legislaciones, generalmente establecidas sobre el derecho inalienable a la vida.

La mayoría de las religiones ven el suicidio como un pecado o un acto reprochable, y por ende la eutanasia como una forma de complicidad médica. De hecho, ha habido numerosos casos en la historia reciente de litigios jurídicos en los que una persona demandaba que se le fuera prestada la ayuda para morir, y diferentes entidades públicas se le oponían.

La palabra eutanasia proviene del griego y está compuesta por las voces eu- (“bien”) y thanatos (“muerte”), por lo que originalmente significó “bien morir”, o sea, una muerte digna, apacible o sin sufrimiento físico.

Puede servirte: Bioética

Países con eutanasia legal

La eutanasia en sus distintas clases y protocolos ha sido legalizada en apenas unos pocos países, como son Bélgica, Canadá, Colombia, Luxemburgo y Países Bajos.

Bajo el título de “suicidio asistido” también se ha hecho legal en Suiza, Alemania, Japón y algunos estados de EE.UU: Washington, Oregón, Vermont, Colorado, California, Montana y Washington D. C.

Tipos de eutanasia

Existen dos formas de clasificar la eutanasia: desde la perspectiva del accionar médico, y desde la perspectiva de la voluntad del paciente. Veámoslas por separado:

  • Según el accionar del médico. Generalmente se distingue entre:
    • Eutanasia directa. Se busca activamente la muerte del paciente.
    • Eutanasia indirecta. La muerte se da como una consecuencia previsible de tratamientos paliativos, o sea, dirigidos en principio a aliviar el dolor del paciente, como la aplicación de altas dosis de morfina.
  • Según la voluntad del paciente. En principio, toda forma de eutanasia deberá ser solicitada a los médicos de manera voluntaria por el paciente o por su representante, dado el caso de que no pueda valerse por sí mismo. Sin embargo, suele distinguirse entre:
    • Voluntaria. Es el propio paciente el que toma la decisión y solicita la muerte, ya sea en persona o a través de algún documento que haya dejado escrito.
    • No voluntaria. Ocurre cuando es un tercero quien toma la decisión, como un pariente cercano o, en su ausencia, un representante legal, pues al paciente no se le puede consultar debido a su condición y no ha dejado ningún tipo de escrito al respecto.

Eutanasia activa y pasiva

La eutanasia directa, que vimos en el aparato anterior, puede a su vez clasificarse en dos tipos, dependiendo del tipo de procedimiento médico que se emplee para producir la muerte del paciente. Así, podemos distinguir:

  • La eutanasia activa o positiva. Se da en los casos en que el personal médico interviene en el cuerpo del paciente para producir la muerte, suministrándole fármacos o sustancias.
  • La eutanasia pasiva o negativa. Se da en los casos en que el personal médico no interviene en el cuerpo del paciente para salvarle la vida, sino que practica una omisión de procedimientos resucitatorios o terapéuticos, para permitir al paciente morir.

Argumentos a favor de la eutanasia

Los argumentos a favor de la eutanasia tienen que ver en su mayoría con la liberación del paciente de todo dolor y sufrimiento (tanto físico como emocional y moral), de cara a una condición médica que no posee escapatoria y cuyo pronóstico apunta de todos modos a la muerte.

Así, la eutanasia se considera un acto de piedad, que además respeta el derecho a la autodeterminación del paciente, único dueño de su propia vida.

Por otro lado, la aprobación de la eutanasia no necesariamente tiene impactos negativos en la sociedad, desde un punto de vista moral. No se trata de que cualquiera puede entrar a un hospital y solicitar la muerte porque se encuentra triste o deprimido, sino que requiere de condiciones médicas muy específicas.

Las condiciones requeridas para realizar una eutanasia pueden ser normadas y debatidas por los legisladores de cada país, de modo de conciliarla con los valores locales y las tradiciones del país.

Argumentos en contra de la eutanasia

Los principales argumentos en contra de la eutanasia pueden resumirse en que no todas las muertes son dolorosas o humillantes. Además, existen métodos médicos ya existentes para calmar el dolor y acompañar en la muerte.

Además, se argumenta que la muerte voluntaria no deja de ser una muerte y por lo tanto posee consecuencias morales tanto en el médico ejecutante como en la sociedad que lo tolera, lo cual podría conducir a dilemas éticos insospechados. Por otro lado, se la considera un procedimiento innecesario en el marco de la medicina contemporánea.

Sigue con: Harakiri

Referencias:

Última edición: 31 de agosto de 2020. Cómo citar: "Eutanasia". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/eutanasia/. Consultado: 29 de septiembre de 2020.

Publicidad
Artículos recomendados