Inicio >Ser humano> Honestidad

Concepto de Honestidad


La honestidad se define como una armonía entre las palabras que uno dice y los comportamientos que demuestra.

La honestidad es considerada como un valor fundamental en la mayoría de los grupos sociales, ya que se aleja de la mentira o el engaño, naturalmente rechazados por cualquier colectivo organizado.

Una persona honesta es aquella que naturalmente antepone actuar con la verdad y por la verdad, por sobre otro camino que eventualmente le pudiera dar un beneficio personal. De este modo es que la honestidad existe en la medida que tiene un atributo de oposición: la deshonestidad.

¿El hombre es honesto por naturaleza?

Probablemente la discusión de si el hombre es honesto o deshonesto por naturaleza no sea sencilla de resolver, ya que remite a otros interrogantes, como por ejemplo si el egoísmo o la solidaridad son innatos o socialmente construidos.

En la mayoría de los casos, los padres guían a sus hijos por el camino de la honestidad, que puede resultar uno de los más difíciles y obstaculizados.

La honestidad, o el actuar honestamente, se da en distintos ámbitos. Veamos a continuación los distintos tipos de honestidad:

Honestidad personal

La honestidad personal referencia al respeto que tienen las personas por sí mismas.

Implica actuar como uno realmente es en sus fueros más íntimos, y no esconder atributos o aparentar otros, incluso cuando los valores pautados o aceptados sean distintos de los propios.

Honestidad social

La honestidad social es la que lleva a uno a obrar con la verdad en la vida cotidiana.

En muchos casos, diversos pensadores han ideado modelos de sociedad sobreestimando (o en otros casos subestimando) esta honestidad, que va desde devolver lo que uno encuentra y no le pertenece, hasta no prejuzgar otras personas.

Honestidad laboral

La honestidad laboral se da en los ámbitos donde las personas trabajan, lugar en donde puede predominar la competencia, y es necesario que existan ciertas pautas para la buena convivencia.

Acceder a los puestos por mérito propio es un ejemplo de honestidad laboral. En la relación con un cliente, realizar publicidad engañosa resulta en un acto deshonesto.

Honestidad académica

La honestidad académica es la que se refiere a la honestidad de la relación entre el alumno y el docente.

Ésta relación debe regirse por conductas honestas, como no hacer trampa en los exámenes, o no plagiar, que es lo que se conoce como falta de honestidad intelectual.

Honestidad política

La honestidad política es la que se considera que deben tener los gobernantes.

Es completamente deshonesto que los gobernantes no cumplan con sus responsabilidades o intenten sacar provecho económico o de otro tipo a través de cargos públicos. Ésto último es lo que se denomina corrupción.



Honestidad según grandes filósofos

(Immanuel Kant.)

(Immanuel Kant.)

Son muchos los filósofos que se han dedicado a interpretar el rol de la honestidad en la vida de las personas:

Sócrates: Promulgaba que la honestidad se alcanza basándose en la justicia con uno mismo. Solo logrando el equilibrio interno podrá manifestarse una honestidad para con los demás.

Immanuel Kant: Postuló, por el contrario, que las personas debían obrar de la forma en la que les gustaría que todos obraran, apelando a la honestidad de un modo más racional y relacionado con el otro.

Confucio: Promulgó que la honestidad tiene tres niveles de acuerdo a su profundidad. Cada uno de estos niveles tiene una especialización con la cual se logrará la verdadera honestidad (encontrándose en el más profundo lo relacionado al honor familiar).


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.