Cualidades

Te explicamos qué son las cualidades y sus diferencias al referirse a objetos o personas. Además, las cualidades de una persona.

cualidades
Las cualidades son los rasgos distintivos de un objeto o persona.

¿Qué son las cualidades?

Las cualidades son las propiedades o características innatas de alguien o algo, es decir, a los rasgos que conforman parte de su naturaleza, especialmente cuando se trata de rasgos positivos o elogiables. Las cualidades de un objeto suelen ser aquellos rasgos distintivos, que lo hacen diferenciarse de los demás.

La palabra cualidad proviene del latín qualitas, con el mismo significado, de donde proviene también la palabra calidad, cuyo significado no es muy lejano. Hoy es posible hablar tanto de cualidades positivas como de cualidades negativas de los objetos y de las personas.

Sin embargo, si hablamos simplemente de cualidades, lo normal es referirse únicamente a las primeras. Así, cuando le pedimos a alguien que nos enumere sus cualidades y defectos, estamos refiriéndonos a sus aspectos elogiables y bochornosos.

En cambio, cuando nos referimos a los objetos físicos, el término cualidad adquiere un sentido neutro, objetivo. Las cualidades de una piedra, por decir algo, apuntan así a sus propiedades físicas y químicas, más que a una valoración subjetiva de los mismos: la piedra es sólida, dura, pesada, de forma irregular y más o menos porosa, y con un contenido mineral variable dependiendo del tipo de piedra.

Puede servirte: Descripción

Cualidades de una persona

Las cualidades de un individuo generalmente son sus aspectos más positivos, valorados y destacables, es decir, todo lo contrario a sus defectos. Así, cuando se nos pide enumerar nuestras cualidades, podremos hablar de aspectos de nuestra personalidad como los siguientes:

  • Tolerancia. Consiste en la capacidad de aceptar a los demás tal y como son, sin frustrarse ante las discrepancias o contradicciones que pueda haber con ellos. Una persona tolerante no intenta cambiar a nadie, ni se enfrasca en debates cuando no hay nada que ganar.
  • Responsabilidad. Se puede describir como la tendencia a dar la cara por los propios actos y decisiones, o sea, a no escapar de las consecuencias de nuestras decisiones, sino enfrentarlas frontalmente y con gallardía. Las personas responsables son personas confiables.
  • Paciencia. La gente paciente posee un temperamento calmo, tolerante, que no pierde fácilmente los estribos y posee una gran tolerancia ante la frustración. Las personas pacientes se enojan menos, son menos hostiles y tienden a ser más comprensivas.
  • Honestidad. Consiste en el compromiso con la verdad, por dolorosa que sea, incluso cuando ello implique perder oportunidades o ganancias que, en principio, no nos corresponden. La gente honesta no suele decir mentiras, ni engañar, ni disimular lo que son, sino que tienden a ser más frontales y abiertas.
  • Perseverancia. Se puede definir como la capacidad para insistir en lo que se quiere y no rendirse ante las primeras dificultades, o sea, la tenacidad, la fuerza de voluntad puesta al servicio de conseguir una meta. Las personas perseverantes por lo general tienen éxito a base de entregarlo todo y de realizar muchos intentos.
  • Elocuencia. Se llama así a la capacidad para comunicarse oralmente de manera fluida y convincente, pudiendo impresionar a los demás o seducirlos hacia el propio punto de vista, o simplemente dar un discurso hermoso.
  • Autodisciplina. Consiste en la capacidad para ser autoexigente y perseverante en las ocasiones en que el éxito no sea inmediato, o sea, en la capacidad para sostener en el tiempo conductas deseadas o reprimir las indeseadas, demostrando un gran dominio de uno mismo.
  • Amabilidad. Las personas amables son aquellas que le brindan a los demás un trato afable, armonioso, que parecen estar predispuestas para la cordialidad. Estas personas suelen hacer que los demás se sientan agradecidos por su atención y sus buenas maneras, y eso a menudo les abre puertas y les brinda oportunidades.
  • Inteligencia. Esta es una cualidad difícil de definir, ya que existen muchas formas de comprenderla (inteligencia verbal, inteligencia matemática, etc.), pero en general se la considera como la capacidad para resolver problemas de manera creativa y novedosa, aplicando los recursos a mano de la mejor manera posible.
  • Humildad. Las personas humildes son todo lo contrario a las soberbias o arrogantes, o sea, no hacen alarde de sus propios logros ni se piensan por encima de los demás, sino que conocen sus límites y asumen un lugar más mediano, menos protagónico, entre las personas. La humildad es mucho más destacable cuando la persona realmente posee los talentos para justificar la arrogancia, pero aún así no cede a ella.

Más en: Cualidades de una persona

Referencias

¿Cómo citar?

"Cualidades". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/cualidades/. Última edición: 2 de febrero de 2022. Consultado: 19 de mayo de 2022

Sobre el autor

Última edición: 2 febrero, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)