Característica

Te explicamos qué es una característica y las diferencias entre las generales, particulares, esenciales, accesorias, objetivas, subjetivas y más.

caracteristica
Las características de un objeto lo distinguen de otros similares.

¿Qué es una característica?

Las características de un objeto, una persona o un referente cualquiera son aquellos rasgos, condiciones o elementos que le resultan propios, reconocibles y que sirven para distinguirlo de otros referentes similares. Así, por ejemplo, las características de un perro incluyen su color, su tamaño, su raza, su conducta, su edad y todo aquello que nos sirva para distinguirlo del resto de los animales.

La palabra característica proviene de la unión de la voz del griego antiguo Kharax (“marca”) con el sufijo -ter, que le atribuye calidad de agente. Es decir, que una característica es algo que “marca” a un referente, que permite distinguirlo de los demás.

El mismo sentido tiene el adjetivo característico o característica cuando lo usamos para decir que algo es propio de alguien o de alguna cosa. Por ejemplo, cuando decimos que “el consumo de frituras es característico de la gastronomía tropical”, estamos afirmando que el consumo de frituras es un rasgo diferencial de la gastronomía tropical, comparada con la gastronomía de otras regiones del mundo.

Existen todo tipo de características, dependiendo de a lo que uno se refiera. Algunos tipos pueden ser:

Características generales y características particulares

Las características generales son compartidas por los integrantes de un grupo o una categoría, mientras que las particulares son propias de un individuo o de una categoría más pequeña dentro de la primera.

Por ejemplo, podemos decir que los perros tienen características generales como cuatro patas, un hocico con dientes, una nariz oscura, una cola al final de un cuerpo cubierto de pelos, y además que ladran. Esos rasgos son generales porque los comparte cualquier perro con el resto de su especie. En cambio, si quiero referirme a un tipo de perro en específico, deberé acudir a sus características particulares, como, por ejemplo, decir que los caniches son perros pequeños, de pelaje ensortijado y blanco, con un ladrido agudo y tendencia a ser juguetones. En ello un caniche se diferencia del resto de los perros que existen.

Características esenciales y características accesorias

Las características esenciales son aquellas que resultan fundamentales o propias de un referente, es decir, aquellas que se relacionan con su esencia o sus rasgos naturales. En cambio, las características accesorias son aquellas que pueden o no darse, sin por ello alterar la naturaleza del referente, o sea, aquellas que son menos determinantes.

Por ejemplo, podemos decir que una pelota es redonda, que rebota contra las superficies y que está hecha de goma, todas características esenciales o principales que determinan que se trata de una pelota y no de otro objeto, por ejemplo, un ladrillo. En cambio, el color de la pelota es un rasgo accesorio o secundario, que perfectamente puede coincidir en la pelota y el ladrillo (naranja) sin que por eso ambos objetos pasen a formar parte de una misma categoría, es decir, por el simple hecho de ser anaranjados, ni el ladrillo se vuelve pelota, ni la pelota ladrillo.

Características objetivas y características subjetivas

Las características objetivas son aquellas que no dependen del punto de vista o de la opinión del observador, mientras que las subjetivas varían dependiendo de cómo lo vea cada quién.

Por ejemplo, podemos decir que un perro es grande, que es de color gris, que ladra con fuerza o que le falta una pata trasera, y cualquier otro observador estará de acuerdo con nosotros al observar el mismo perro, ya que estos rasgos no tienen que ver con mi opinión personal del perro. Estas son características objetivas. En cambio, si digo que el mismo perro es hermoso, simpático o fastidioso, puede ser que otro observador no esté de acuerdo en esta apreciación, ya que se trata de características subjetivas

Características exteriores y características interiores

Las características exteriores son aquellas que pueden percibirse a simple vista, pues son superficiales, mientras que las interiores requieren de un examen interno, pues son profundas.

Por ejemplo, podemos decir que un libro es grueso, que tiene tapas duras, que tiene una portada de colores, o que es de tal o cual autor y/o editorial. Estas son sus características exteriores. En cambio, qué tipografía tiene, cuántas páginas tiene, a qué género pertenece o de qué manera está estructurado es algo que podemos averiguar solamente abriendo el libro y revisando su contenido.

Características físicas y características psicológicas

Las características físicas son aquellas que tienen que ver con los aspectos tangibles de una persona o de un elemento. En cambio, las características psicológicas describen únicamente la manera de pensar y reaccionar de las personas.

Por ejemplo, podemos decir que una persona es alta o baja, gorda o flaca, musculosa o no, rubia o pelirroja o trigueña, y estaremos atendiendo a sus características físicas, o sea, a la forma de su cuerpo. En cambio, si hablamos de características psicológicas, emocionales o conductuales, debemos referirnos a si es alguien amable u hostil, si es participativo o apático, si es honesto o mentiroso, entre otros rasgos referidos a la forma de ser y no al físico.

Estos son apenas algunos ejemplos de tipos posibles de características. Todo a nuestro alrededor tiene características notables, y a la acción de observar y determinar las características de un objeto o referente, se le llama caracterizar. Así, cuando caracterizamos a alguien o algo, lo que estamos haciendo es determinar sus rasgos de distinto tipo.

Por último, son sinónimos de característica: rasgo, aspecto, elemento, atributo, perfil, cualidad, particularidad y propiedad.

Sigue con: Descripción

Referencias

¿Cómo citar?

"Característica". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/caracteristica/. Última edición: 11 de junio de 2022. Consultado: 30 de junio de 2022

Sobre el autor

Última edición: 11 junio, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)