Inicio >Ser humano> Cinismo

Concepto de Cinismo


Cuando denominamos a una persona como cínica estamos atribuyéndole una característica más que negativa. Sin embargo, también podemos hacer referencia a una escuela de pensamiento que gozó de un gran renombre durante la Antigüedad. Por esto, es necesario una definición más detallada sobre qué es el cinismo y cuáles son sus distintas acepciones a lo largo de la historia.

Significado de cinismo

El término cinismo proviene del latín cynismus y del griego Kynosarge. En este caso no encontramos una traducción explícita, sino que que hace referencia al Cinosargo, más conocido como el “Mausoleo del perro”, donde los filósofos griegos adscritos a esta tradición solían reunirse y debatir sus ideas.

La denominada escuela cínica fue una corriente filosófica griega que tuvo su apogeo entre el siglo IV y V AC., fundada por Antístenes de Atenas. Se consideraban a si mismos como seguidores del pensamiento de Sócrates, aunque con algunas diferencias.

Cinismo

(Cinismo. Representación.)

Estos filósofos entendían a la civilización como uno de los peores aconteceres con los que se había topado el ser humano y no como el resultado del desarrollo del mismo. Creían que era posible un regreso a la naturaleza, pero no en su fase más primitiva, sino en un regreso intelectual y espiritual, en el cual las cosas materiales sean dejadas para llevar una vida de sencillez. La sencillez y el desprecio por las cosas naturales serían las bases para una vida plena, ya que todo lo que necesitaba el hombre para ser feliz se encontraba en su propio ser. De esto se desprende el nombre “Mausoleo del perro”, ya que los cínicos creían ver en los perros un claro ejemplo de vida sencilla y feliz.

Con un marcado desprecio por cualquier cuestión material, han pasado a la historia por su comportamiento excéntrico más que por sus aportes a la filosofía en general. Su aspecto era bastante particular, caracterizado por un amplio desinterés por su imagen personal, considerada uno de los vicios de la civilización. Utilizaban largas barbas, además de un cayado que utilizaban para caminar. Pero más allá de su aspecto estético era su actitud irreverente lo que caracterizaba a los cínicos, llegando a tener inconvenientes para la vida en sociedad. Se los solía relacionar con el juego y la bebida, y con una moral más que dudosa.

Figuras destacadas del cinismo

Entre las figuras destacadas del cinismo griego encontramos a Crabes de Tebas. Curiosamente, éste filósofo antes de dedicar su vida a la teoría cínica era un ciudadano de gran prestigio y una más que favorable posición económica. Predicador de la autarquía y de la sencillez como un modo de vida que permitía el contacto con la naturaleza, gozó de un mayor reconocimiento por parte de la sociedad, ya que su comportamiento era mucho menos irreverente que el de sus compañeros. Apodado como el “filántropo”, fue una figura de consulta para aquellos que deseaban apreciar la vida más allá de los goces materiales.



Otra figura destaca fue Diógenes de Sinope, quien llevó al extremo las ideas del fundador Antístenes, ejerciendo una crítica profunda tanto a la sociedad como a las instituciones. Insistió particularmente en la necesidad del carácter cosmopolita, considerando a los gobiernos como ataduras de los hombres. Fue particularmente destacado por combinar el pensamiento independiente y la necesidad de la independencia absoluta con la formación física e intelectual, que los griegos conocían como areté.

Se considera que las críticas ejercidos por los cínicos a la sociedad y a la civilización influenciaron sobre el pensamiento estóico. La diferencia fundamental entre ambos se encuentra en que los estóicos creían en el comportamiento por virtú, mientras que la escuela cínica optaba por un rechazo diametral a la civilización como tal.

El nombre de “escuela cínica” es un seudónimo que posee un tinte de desprecio, haciendo referencia principalmente a su comportamiento amoral y desvergonzado. Esta idea sobre el cinismo ha perdurado en el lenguaje, al punto de volverse un adjetivo para describir un determinada característica de un individuo.

Cinismo como característica personal

Una persona cínica es aquella que miente con descaro, con una actitud desvergonzada. Generalmente, las personas cínicas tienden a usar el sarcasmo de manera excesiva. La mentira excesiva, con argumentos convincentes y con una cierta sobriedad, es un comportamiento propio de una persona cínica. Por esto, se suele atribuir el cinismo a ciertos personajes de la política. Usualmente, las personas cínicas se caracterizan por un alto nivel de inteligencia y uso de la retórica, tornando sus argumentos más que convincentes. Es este descaro sumado a su capacidad retórica e intelectual lo que caracterizan a una persona cínica.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.