Partes del cuerpo humano

Te explicamos cuáles son las partes del cuerpo humano y cuáles son las características de la cabeza, el tronco y las extremidades.

partes del cuerpo humano
Las diferentes partes del cuerpo humano operan de forma simultánea e interrelacionada.

¿Cuáles son las partes del cuerpo humano?

El cuerpo humano es algo que solemos dar por sentado, ya que contamos con él desde que nacimos, y a veces no reconocemos la maravillosa complejidad de su estructura. De hecho, el cuerpo humano alberga diferentes sistemas de órganos y tejidos que operan de manera simultánea e interrelacionada para sostener la vida tal y como la conocemos.

Dichos sistemas corporales son varios y muy diferentes, y se encuentran repartidos de manera más o menos simétrica en el cuerpo. Es por ello que un estudio anatómico del cuerpo humano, es decir, un estudio de su forma y estructura, para clasificar sus distintas partes y organizarlas de un modo lógico, en un principio debe reconocer sus tres segmentos fundamentales: la cabeza, el tronco y las extremidades.

Estas tres porciones fundamentales son muy importantes, cada una a su manera y en su justa medida, y comprenden los órganos y tejidos necesarios para, de manera coordinada, desempeñar las distintas funciones de las que nuestro cuerpo es capaz. Veamos a continuación cada una por separado.

Ver también: Ser humano

Cabeza

partes del cuerpo humano cabeza
La cabeza es la parte fundamental del cuerpo fisiológica y socialmente.

La cabeza es el segmento fundamental de nuestro cuerpo, no sólo desde un punto de vista fisiológico, sino también desde un punto de vista social.

En ella se encuentra el órgano rector del cuerpo entero, el cerebro, que vendría a ser el centro de cómputo y operaciones que regula tanto la vida consciente, como la inconsciente. Además, allí se hallan ubicados cuatro de nuestros cinco sentidos: la vista, el oído, el gusto y el olfato, con canales nerviosos directos hacia el cerebro.

Por ende, en la cabeza podemos identificar a simple vista:

  • Los ojos, encargados de la visión. Los recubren los párpados, en donde están las pestañas, y por encima las cejas.
  • Los oídos y orejas, encargados de la audición.
  • La boca, encargada del gusto y el habla, y la principal vía de ingreso de materia orgánica a nuestro cuerpo. La recubren los labios.
  • La nariz, encargada del olfato y de la entrada del aire durante la respiración.
  • Las mejillas, el mentón y la frente.

En la parte interna de la cabeza, ocultos a la vista, se encuentran:

  • El cerebro, compuesto por la materia gris y las sustancias que lo recubren.
  • El cerebelo, la porción inferior trasera del cerebro, justo sobre el ingreso de la médula espinal.
  • El cráneo, un conjunto de huesos que recubren y protegen el cerebro, y a los cuales se halla articulada la mandíbula, el hueso que sostiene la dentadura.

Tronco

partes del cuerpo humano torso
En el interior del tronco se encuentra una inmensidad de órganos, tejidos y conductos.

Se llama tronco al segmento intermedio del cuerpo, al cual la cabeza se conecta mediante el cuello: en él se encuentran contenidos y distribuidos el resto de nuestros órganos internos, y es el lugar en donde se acoplan las extremidades.

Se compone, a su vez, de dos partes distinguibles:

  • El tórax o torso, la región superior cercana al cuello.
  • El abdomen, la región inferior cercana a los genitales.

Ambas porciones se hallan separadas por el diafragma, uno de los principales músculos del cuerpo.

Lo que a simple vista se percibe del tronco puede no parecer demasiado en comparación con todo lo que contiene: de arriba a abajo podemos apreciar el cuello, el pecho (y las mamas femeninas), la barriga (en donde está el ombligo, resto del cordón umbilical) y el vientre, al término del cual se encuentran los genitales externos: el pene y los testículos masculinos, y la vulva femenina. Visto desde atrás, apenas tendremos la espalda y el coxis.

En cambio, un vistazo interno al tronco nos revelará una inmensidad de órganos, tejidos y conductos, siendo los más importantes, de arriba hacia abajo, los siguientes:

  • La tráquea y el esófago, conductos que recorren el cuello y que provienen de la cabeza hacia sus respectivos órganos internos, transportando aire y alimentos respectivamente.
  • El corazón, ubicado en el sector izquierdo del pecho, un músculo muy robusto de continua actividad, encargado de bombear la sangre a lo largo del sistema circulatorio.
  • Los pulmones, uno a cada lado, que son grandes sacos de ingreso del aire al organismo, en donde el oxígeno es extraído para ingresar a la sangre.
  • El estómago, un órgano encargado de segregar ácidos para descomponer la comida en sus nutrientes fundamentales, que serán absorbidos más adelante.
  • El hígado, órgano encargado de la filtración de la sangre y la fabricación de sustancias indispensables para la digestión.
  • El intestino, el órgano en donde se lleva a cabo la digestión. Es un larguísimo conducto que vincula el estómago y la abertura el ano, a lo largo del cual una infinidad de vellosidades especializadas absorben de la materia orgánica las sustancias que necesitamos para nutrirnos, dejando sólo la materia inservible para su posterior desecho en forma de heces. Por último, el intestino se divide en dos: intestino delgado e intestino grueso.
  • Los riñones, encargados de recibir el principal material de desecho del metabolismo, que es el amoníaco y otros compuestos similares, con los cuales se produce la orina para expulsarlos del cuerpo, ya que de acumularse en su interior resultaría fatal.
  • La vejiga, una especie de saco en el que va a acumularse la orina producida por los riñones, para luego ser desechada a través de un conducto especializado que culmina en la uretra.
  • En el caso de las mujeres, se encuentran además los genitales internos: los ovarios en los que se producen numerosas hormonas y los óvulos, células sexuales femeninas; las trompas de falopio por las cuales estos óvulos descienden al útero, que es el lugar en donde esperan a ser fecundados durante la reproducción. La región posterior de este último órgano, la vagina, que sirve para permitir el ingreso del pene durante la reproducción.
  • En el caso de los hombres, no hay genitales internos, pero sí existe un órgano encargado de producir sustancias necesarias para la reproducción, que es la próstata.
  • La columna vertebral, una larga torre de huesecillos que recorre la espalda y conecta la nuca con el fin de la espalda. Dentro de ellos fluye la médula espinal, un tejido nervioso muy delicado que rige las funciones de las extremidades y de la musculatura del torso.
  • Protegiendo la mayoría de los órganos del torso se encuentra un conjunto de huesos conocidos como costillas, así como el esternón y otros más que sirven de eje al esqueleto.

Extremidades

partes del cuerpo humano extremidades
Las extremidades están repartidas de manera simétrica a los costados del tronco.

Finalmente, las extremidades son las extensiones del cuerpo que permiten el desplazamiento y la actividad consciente. Están repartidas de manera simétrica a los costados del tronco, y pueden diferenciarse en dos categorías:

  • Las extremidades superiores, que son los brazos, ubicados por debajo de los hombros, y compuestos por brazos, antebrazos y manos, y en estas últimas, los dedos: cinco en cada una, alrededor de un área central llamada palma.
  • Las extremidades inferiores, que son las piernas, ubicadas a los costados del vientre y unidas a la cadera, compuestas por las nalgas, los muslos, las pantorrillas y los pies, al término de los cuales se encuentran, de nuevo cinco dedos en cada uno, alrededor de un área central alargada conocida como planta.

Sigue con: Antropometría

Referencias

¿Cómo citar?

"Partes del cuerpo humano". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/partes-del-cuerpo-humano/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 23 de septiembre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)