Introspección

Te explicamos qué es la introspección, su función y cómo se realiza. Además, qué es la introspección para la psicología y para la filosofía.

introspeccion
A través de la introspección una persona puede conocerse mejor a sí misma.

¿Qué es la introspección?

La introspección (del latín introspicere, “mirar hacia adentro”) es la inspección interna o mirada interior a través de la cual observamos los propios pensamientos, recuerdos y emociones, o la propia conducta. Se trata de un acto de autoconciencia o autoevaluación, en el que volcamos nuestra atención hacia adentro, ignorando momentáneamente el afuera.

A través de la introspección podemos analizarnos a nosotros mismos, obtener conclusiones personales y, más importante aún, conocernos mejor, para así poder tomar mejores decisiones de cara al futuro.

Por esa razón, muchas de las técnicas de autoayuda o crecimiento personal emplean diversos métodos de introspección, ya sea conforme a una metodología formal (desarrollada por especialistas de la psicología) o bien de manera informal, como una invitación, simplemente, a revisarnos de manera honesta.

Ver además: Inteligencia intrapersonal

Introspección en psicología

Sigmund Freud - tolerancia
Las experiencias de Sigmund Freud y Eugen Bleuer fueron muy influencias por la introspección.

En psicología, la introspección es un método formal de revisión interna de pensamientos y emociones, con el fin de revelar al propio sujeto. A finales del siglo XIX, este método fue desarrollado formalmente por Alfred Binet (1857-1911) y Pierre Janet (1859-1947), dos psicólogos franceses que llegaron a las mismas conclusiones casi de manera simultánea e independiente.

Los dos se proponían desarrollar un método psicoterapéutico que consistiera en la revisión voluntaria de la propia interioridad, oponiéndose así a la corriente positivista que imperaba en la época, para la cual ese tipo de experiencias eran consideradas subjetivas y por lo tanto muy poco útiles.

Sin embargo, a comienzos del siglo XX, las experiencias de Sigmund Freud (1856-1939) y Eugen Bleuer (1857-1939)  estuvieron muy influenciadas por la introspección, a punto de consistir casi exclusivamente en su método analítico: hacer que el sujeto se revele y observe a sí mismo.

Aunque esta posibilidad no estuvo exenta de críticas en su momento, sobre todo de quienes afirmaban que nadie puede observar la propia psique de manera objetiva, en la actualidad se sigue fomentando la introspección como una forma valiosa de autoconocimiento, ya sea con fines terapéuticos, o no.

Introspección en filosofía

positivismo auguste-comte
Los positivistas como Auguste Comte no recurrían a la introspección.

La filosofía, por su parte, entiende la introspección como un método para aprehender los propios estados de conciencia, a través de la meditación y la reflexión.

Los cimientos para este concepto fueron desarrollados especialmente por el francés René Descartes (1596-1650). En sus Meditaciones metafísicas (1641) lo propuso como método de un “conciencia reflexiva”, guiada por una “transparencia” en cuanto a la visión que se podía alcanzar de uno mismo.

Este legado fue de suma importancia para otro filósofo central en Occidente, Immanuel Kant (1724-1804), para quien la introspección era la vía para “poseer al yo desde su representación”. Así la instauró en su filosofía del sujeto.

Sin embargo, con la llegada del positivismo, Augusto Comte (1798-1857) la consideró como un “pretendido método” cartesiano en el que se aspiraba a ser al mismo tiempo observador y observado. Según los positivistas, la mente humana es capaz de observar todos los fenómenos del universo, excepto los propios.

Sigue con: Inteligencia emocional

Referencias

¿Cómo citar?

"Introspección". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/introspeccion/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 23 de septiembre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)