Derecho bancario

Te explicamos qué es el derecho bancario, qué operaciones regula y cuáles son sus normas. Además, te contamos por qué es importante.

Las empresas de envío de dinero también están regidas por el derecho bancario.
El derecho bancario regula la práctica de la banca, los contratos y las operaciones financieras.

¿Qué es el derecho bancario?

El derecho bancario es una rama del derecho que se ocupa de estudiar y legislar los asuntos referentes a la buena praxis bancaria, esto es, los asuntos de préstamo formal de dinero y venta de seguros e instrumentos financieros. Dichos asuntos suelen clasificarse en tres tipos:

  • Operaciones pasivas o de captación de depósitos, en las que una organización bancaria recibe y custodia el dinero de los particulares en cuentas corrientes, de ahorro, de inversión, etcétera, y les entrega a cambio un porcentaje de los intereses devengados con el préstamo de su dinero.
  • Operaciones activas o de préstamos y créditos bancarios, en las que una organización bancaria le entrega en calidad de préstamo una cantidad solicitada de dinero a un particular, a cambio del cobro de una tasa determinada de interés.
  • Operaciones neutras o servicios bancarios, en las que una organización bancaria permite a sus clientes llevar a cabo cobros, transferencias, depósitos, inversiones y otro tipo de servicios de los que el banco no necesariamente obtiene un dividendo.

El derecho bancario tiene sus antecedentes en la legislación de la Antigua Roma (el derecho romano), pues ya en ese entonces se imponían ciertas normas al préstamo de dinero. Sin embargo, dada la importancia de la banca en el mundo capitalista contemporáneo, el derecho bancario ha crecido en importancia y hoy en día se ocupa no solo de regular la práctica profesional de la banca, sino también los contratos y las operaciones bancarias y financieras.

Por ese mismo motivo, en el estudio del derecho existe un amplio debate respecto de si el derecho bancario pertenece al derecho público o al derecho privado. Si bien las operaciones bancarias comenzaron en el Renacimiento como una forma de iniciativa privada de negocios, en el mundo actual forman parte central de la economía de las naciones y se encuentran bajo fuerte observación de los Estados. Es por esto que a menudo en las crisis bancarias ha de intervenir el sector público, para salvar el dinero de los ahorristas e impedir una catástrofe social.

Estas y otras particularidades hacen del derecho bancario una de las ramas más tecnificadas del derecho actual, especialmente compleja para quienes desconocen los conceptos y la terminología jurídica básica. De hecho, el derecho bancario cuenta normalmente con normativas específicas para cada tipo de institución bancaria que existe.

Importancia del derecho bancario

Los clientes de los bancos realizan operaciones en el marco del derecho bancario.
El derecho bancario protege el dinero que los ciudadanos depositan en los bancos.

El derecho bancario es de crucial importancia en el funcionamiento de las economías capitalistas modernas, en las cuales el flujo del dinero es continuo y constante y genera nuevos dividendos a partir del préstamo y la especulación. Los sectores bancarios y financieros son algunos de los mayores actores económicos de una nación, y se encuentran íntimamente vinculados con las dinámicas de consumo, en un mundo cada vez más tecnologizado e informatizado.

Así, por ejemplo, las tarjetas de débito y crédito, las transferencias electrónicas y otros instrumentos de pago dependen directamente de los servicios prestados por los bancos, sin los cuales la gente dependería exclusivamente de la acumulación de efectivo.

Los bancos brindan un margen de seguridad a las operaciones comerciales y financieras y posibilitan la acumulación en términos más seguros, pero precisamente por eso requieren de una apropiada fiscalización y unas leyes claras y formales, pues el dinero que figura en los bancos es, justamente, el dinero de los ciudadanos a los que la ley debe amparar.

Normas del derecho bancario

Al no ser una de las ramas clásicas del derecho, el derecho bancario no está regulado por un cuerpo normativo específico, sino que se considera como parte del derecho mercantil, aunque muchas de sus interacciones con el Estado son reguladas por el derecho administrativo.

Dada esta naturaleza tan compleja, el derecho bancario se enmarca en un conjunto de normas propias de distintas orientaciones jurídicas, como son:

  • Normas constitucionales, recogidas en el documento fundamental del orden jurídico de un país (la Constitución Nacional o Carta Magna). En ellas se suelen delimitar las potestades del Estado en materia de divisas, ordenación del crédito, de la banca y de los seguros.
  • Normas mercantiles, propias del derecho mercantil y del código de comercio, regulan el ejercicio empresarial y afectan, por ende, a los bancos, ya que en su mayoría son entidades privadas con fines de lucro.
  • Normas administrativas, determinan las obligaciones financieras de estas entidades, para garantizar así ciertos márgenes mínimos de transparencia y fiscalización del Estado.
  • Normas fiscales, recogidas en códigos fiscales y controladas por instituciones tributarias, velan por el cumplimiento de los bancos de sus obligaciones con el Estado.
  • Normas penales, contempladas en el código penal, imponen sanciones a las organizaciones e individuos vinculados con la banca que incumplan las normas básicas del buen ejercicio profesional y comercial, y de la sana convivencia.
  • Normas laborales, determinan los deberes y derechos de los trabajadores y empleados de las instituciones crediticias y financieras.

Sigue con: Derecho financiero

Referencias

¿Cómo citar?

"Derecho bancario". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/derecho-bancario/. Última edición: 29 de diciembre de 2022. Consultado: 27 de febrero de 2024

Sobre el autor

Última edición: 29 diciembre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)