Barco

Te explicamos qué es un barco, sus características y qué partes lo componen. Además, te contamos cómo fue su origen y su historia.

Los barcos actuales en general se trasladan gracias a un motor.
Los barcos se utilizan con fines de transporte, deportivos, militares o de pesca.

¿Qué es un barco?

Un barco, buque o embarcación es un vehículo diseñado para flotar y desplazarse sobre el agua, a través de diferentes mecanismos de propulsión, usualmente de forma cóncava y dotado de autonomía de funcionamiento. Los barcos se utilizan con fines de transporte (de carga y de pasajeros), deportivos, militares o cualquier otro propósito.

La invención de los barcos es muy antigua y representó desde siempre una tecnología de importancia para la humanidad, permitiéndole a la población superar obstáculos geográficos como ríos y lagunas, pescar para alimentarse y comerciar con poblaciones lejanas. De hecho, el comercio internacional y mundial depende primordialmente de los barcos mercantes, que transportan pasajeros y mercancía de un puerto a otro.

Las palabras “barco” y “barca”, similarmente, tienen una historia muy antigua que se remonta al latín barca (“bote”), préstamo del griego y a su vez del egipcio baris, que es como llamaban los egipcios a sus canoas o falucas para surcar el Nilo. Se trata de una palabra que sirve de fuente a muchas otras palabras derivadas, como “embarcación”, “barquero”, “embarcar”, “barquilla”, “desembarcadero”, entre otras.

Los barcos juegan un rol fundamental en la sociedad y a menudo son fuente de inspiración para artistas y pensadores. Incluso ha habido barcos famosos, como es el caso del célebre crucero RMS Titanic, hundido en su viaje inaugural en 1912; o del acorazado Bismarck de la flota alemana durante la Segunda Guerra Mundial.

Ver además: Transporte acuático

Origen e historia de los barcos

El origen de los barcos es antiquísimo. Los primeros tipos de embarcaciones datan de hace alrededor de 10.000 años y consistían en troncos de árboles tallados a modo de balsa o de canoa, y se impulsaban con una vara larga que tocaba el fondo. Este tipo de vehículos permitían cruzar ríos o lagos de poca profundidad, y fueron los precursores de los primeros barcos propiamente dichos.

Las culturas antiguas ubicadas en la costa de mares y océanos fueron, seguramente, los inventores del barco. Eran civilizaciones que se hicieron sedentarias aprovechando la abundancia de alimento que podían obtener del mar, y que tallaron sus primeras embarcaciones en madera. Para impulsarse, el remo fue durante muchos siglos el principal mecanismo de propulsión, lo cual en ocasiones requería de remeros fuertes, que a menudo eran seleccionados entre los esclavos.

El primer gran avance en materia náutica tuvo que ver con la incorporación del viento, a través del desarrollo de las velas: grandes piezas de tela atadas al mástil del barco que lo impulsaban hacia adelante de manera fácil y gratuita, aunque poco constante.

La vela, el remo y la brújula fueron los fundamentos de la tecnología naval hasta prácticamente el siglo XIX, cuando aparecieron los primeros barcos a vapor. Esto no impidió que se desarrollaran una gran variedad de embarcaciones de gran tamaño, algunas con fines comerciales (los galeones, los bergantines, los clípers, entre otras) y militares (la fragata, la goleta, la corbeta, entre otras).

Con la Revolución Industrial y la invención del motor a combustión, los barcos incrementaron enormemente su velocidad y sus comodidades, lo que dio origen a la diversidad de embarcaciones modernas que hoy recorren los puertos del mundo y se enfrentan en conflictos bélicos. Para esto se han inventado también el submarino, los portaaviones y otros modelos de embarcación especializados en lo militar, algunos de los cuales cuentan incluso con capacidad energética nuclear y con armamento a larga distancia.

Características de los barcos

Desde una perspectiva general, las principales características de los barcos son:

  • Son vehículos de tamaño variable, casi siempre cóncavos y fusiformes, rígidos, resistentes y estables.
  • Están dotados de capacidad de flotación (ya que se desplazan por la superficie del agua), capacidad de carga y algún medio (o varios) de propulsión.
  • Se usan con distintos propósitos: comerciales, recreativos, deportivos, militares o de exploración.
  • Dependiendo de su tipo y su modelo, pueden alcanzar altas velocidades, transportar grandes cantidades de carga o desempeñar otras funciones especializadas, como los portaaviones que sirven de pista de despegue y aterrizaje a los aviones de guerra.
  • Son el principal medio de transporte de bienes y personas del mundo.

Partes de un barco

Los barcos se dividen en partes según su dirección y su posición dentro o fuera del agua.
Si bien los barcos pueden ser muy diferentes entre sí, comprenden el mismo conjunto de partes.

Si bien los barcos pueden ser muy diferentes entre sí, dependiendo de su propósito, en general comprenden el mismo conjunto de partes, que son:

  • Proa. Es la parte delantera o frontal de la embarcación, bastante más estrecha y acuñada que la popa, cuyo rol es cortar las olas y facilitar el avance del barco.
  • Popa. Es la parte trasera o posterior de la embarcación, en donde van instalados los mecanismos de propulsión (como la hélice) y conducción (como el timón).
  • Babor. Es el costado izquierdo de la embarcación, mirando desde la popa a la proa.
  • Estribor. Es el costado derecho de la embarcación, mirando desde la popa a la proa.
  • Costados. Es el nombre que recibe cada una de las mitades del barco, si se divide longitudinalmente: el costado de babor (izquierdo) y el costado de estribor (derecho).
  • Casco. Es la porción impermeable del barco que separa el armazón de las aguas, o sea, lo que mantiene el barco a flote y le da estabilidad.
  • Cubierta. Es la parte del barco que cierra la estructura habitable y conforma la porción superior del casco.
  • Obra viva. Es la porción del casco que se encuentra sumergida bajo el agua, o sea, por debajo de la línea de flotación.
  • Obra muerta. Es la porción del casco que emerge sobre las aguas, o sea, por encima de la línea de flotación.
  • Sentina. Es la porción intermedia entre la cubierta y el casco, adonde van a dar las aguas servidas, aceites y otros desperdicios del barco, que eventualmente se expulsan al exterior.
  • Quilla. Es una protuberancia con forma de aleta inferior que sale del casco hacia el agua y que brinda estabilidad al barco.
  • Mástil. Es un palo perpendicular a la quilla en donde se fijan los masteleros (horizontales) para sujetar las velas de una embarcación.
  • Timón. Es el dispositivo de maniobras del barco, equivalente al volante de los automóviles.
  • Cuaderna o Garbo. Es cada una de las “costillas” del armazón del barco, generalmente hechas de madera o de metal.

Además de las partes del barco, es importante conocer las medidas que se utilizan para hablar de él:

  • Eslora. Equivale a la longitud del barco y se suele medir en pies (aprox. 30 cm).
  • Manga. Equivale a la anchura del barco, y distingue entre manga máxima y manga mínima dependiendo de su ubicación en el barco.
  • Puntal. Equivale a la altura del barco desde la cara inferior del casco.
  • Francobordo. Equivale a la distancia entre la línea de flotación y la cubierta más alta, por lo que representa el límite más alto al cual el agua puede ascender: por encima de ella hay riesgo de hundir el barco.
  • Calado. Equivale a la altura de la porción sumergida del barco, desde la quilla hasta la línea de flotación.

Tipos de barco

Los barcos pueden ser de muy distinto tipo, dependiendo de sus propósitos (barcos comerciales, militares, recreativos, deportivos, entre otros), y dentro de cada categoría es posible distinguir diferentes subtipos especializados. Sin embargo, otra forma de clasificación general de los barcos los distingue a partir de dos criterios fundamentales:

Según su tamaño. Se distingue entre los barcos menores y mayores, de la siguiente manera:

  • Barcos menores. Aquellos que cuentan con una eslora menor de 24 metros y menos de 50 metros de volumen interno.
  • Barcos mayores. Aquellos que cuentan con una eslora y un volumen interno mayor a los 24 y 50 metros respectivamente.

Según su método de propulsión. Se distingue entre tres tipos de barcos:

  • Barcos de propulsión humana. Aquellos en los que la propulsión depende del esfuerzo de uno o varios tripulantes, como es el caso de los kayaks, canoas, faluchos, entre otros.
  • Barcos de propulsión eólica. Aquellos en los que la propulsión depende del aprovechamiento del viento, como es el caso de barcos a vela, barcos a rotor, entre otros.
  • Barcos de propulsión mecánica. Aquellos en los que la propulsión depende de diferentes aparatos de transformación de la energía, como los barcos a motor, barcos de turbina, barcos a vapor, entre otros.

¿Cómo se construyen los barcos?

Parte del casco de un barco permanece en tierra durante su construcción.
El casco de un barco es fabricado en una sola pieza si es pequeño, pero en varias piezas si es un buque.

La construcción de un barco es un arte milenario, que se ha desarrollado enormemente desde los tiempos antiguos de embarcaciones de madera, para adaptarse a nuevas técnicas, materiales y necesidades. En la actualidad los grandes buques son fabricados con acero y otros materiales resistentes, mediante máquinas e implementos industriales, en fábricas de barcos o astilleros.

La construcción de un barco inicia con el casco, fabricado a partir de una sola pieza si es un bote pequeño, y de varias piezas unidas por grúas, si se trata de un gran buque moderno. Luego se adhiere la cubierta y se introducen los necesarios refuerzos para dar consistencia y solidez al armazón.

Entonces se procede a ensamblar los interiores del casco y la cubierta, y luego se lleva a cabo la llamada fase de aislamiento, en la que se añaden los motores, los sistemas computarizados y demás añadidos funcionales. Esta fase ocurre en lo seco cuando se trata de embarcaciones pequeñas y directamente a flote, o sea, en el agua, cuando se trata de grandes barcos y cargueros.

Luego se incorporan al barco los detalles estéticos, la pintura, los acabados e identificaciones, y en el caso de los barcos pequeños y medianos, se los bota, o sea, se echan al agua. Una vez en el mar, se realizan las pruebas necesarias para verificar el correcto funcionamiento de los sistemas, antes de dar el barco por terminado.

Sigue con: Transporte marítimo

Referencias

¿Cómo citar?

"Barco". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/barco/. Última edición: 29 de diciembre de 2022. Consultado: 23 de abril de 2024

Sobre el autor

Última edición: 29 diciembre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)