Nostalgia

Te explicamos qué es la nostalgia, el origen del término y diversas formas de entenderla. Además, su relación con la melancolía.

nostalgia
En la nostalgia se unen la tristeza por lo perdido y la alegría de recordar.

¿Qué es la nostalgia?

La nostalgia es un sentimiento de anhelo por situaciones del pasado, generalmente aquellas que nos resultan gratas, importantes o inolvidables. Puede caracterizarse como la tristeza por la pérdida de las cosas pasadas y, al mismo tiempo, la alegría asociada al recuerdo de esas cosas.

El Diccionario de la lengua española define a la nostalgia como la “pena de verse ausente de la patria o de los deudos o amigos”, o la “tristeza melancólica originada por el recuerdo de una dicha perdida”. De este modo, no resulta sencillo determinar si se trata de un sentimiento grato o doloroso.

La palabra nostalgia es un cultismo, formado por los vocablos griegos nóstos (“regreso”) y álgos (“dolor”). Fue introducida por el joven médico suizo Johannes Hofer (1669-1752) en su tesis de 1688 en la Universidad de Basilea.

Hofer describió una enfermedad, similar a la melancolía, que afectaba a los mercenarios suizos que habían dejado su tierra natal para combatir al servicio de una potencia extranjera. Algunos de los síntomas de esta enfermedad eran fiebre, indigestión, desmayos, languidez y pulso irregular. Llamó a esta condición nostalgia o mal del país (heimweh, en alemán).

En los siglos siguientes, la nostalgia pasó de ser juzgada como una enfermedad particular a ser tratada como un síntoma o una etapa de una condición patológica más amplia, frecuente en personas con pensamientos  suicidas. No obstante, hasta principios del siglo XX, la nostalgia, descripta como un deseo intenso y potencialmente peligroso de regresar al lugar natal, era diagnosticada a muchos soldados.

Actualmente, la nostalgia es considerada una emoción natural, que muchas personas experimentan con frecuencia y que, incluso, puede ser positiva. La psicología ha estudiado sus efectos en la psiquis y ha descubierto que tiene importantes funciones. Por ejemplo:

  • Mejora la autoestima y el estado de ánimo.
  • Ayuda a afrontar las dificultades del presente y las incertidumbres del futuro.
  • Dota de significado a la propia existencia.

Junto con los aspectos positivos, la nostalgia tiene también rasgos menos beneficiosos, en la medida en que es una forma de autoengaño en la que se idealiza y distorsiona el pasado, eliminando de la memoria las partes malas o aburridas.

En este sentido, el cultivo excesivo de la nostalgia puede dar lugar a una visión irreal de un pasado que nunca ha existido y que no puede existir, pero que se busca incansablemente. Así, la nostalgia se convierte en un obstáculo para disfrutar el presente.

Aunque el término sea relativamente reciente, la sensación de nostalgia tiene una historia larga y antigua, como lo atestigua la Odisea de Homero (siglo VIII a. C.), cuyo tema central es el nóstos (‘regreso’) de Odiseo a su Ítaca natal, luego de luchar en la guerra de Troya.

Ver además: Ansiedad

Nostalgia y melancolía

A menudo, “nostalgia” y “melancolía” son usados como sinónimos, ya que ambas tienden a asociarse a una sensación triste, contemplativa o reflexiva.

Sin embargo, existen importantes diferencias entre una y otra:

  • La melancolía es un estado abúlico (falta de ganas) de tristeza y desinterés, que a menudo conduce al sujeto a extraviarse en el recuerdo o en la fantasía. La nostalgia, en cambio, es un sentimiento de añoranza por el pasado, al que se asocian sensaciones agradables.
  • La melancolía provoca en quien la experimenta un sentimiento de insatisfacción con la propia vida, lo que no sucede en la nostalgia.
  • La melancolía se produce de una forma extendida en el tiempo, que va más allá de una época o un lugar del pasado determinados. Por el contrario, la nostalgia frecuentemente está conectada a un recuerdo concreto.
  • La melancolía se vincula con vivencias y emociones desagradables, y pensamientos tristes. La nostalgia puede vincularse con sentimientos agradables (por el pasado vivido) y desagradables (por la pérdida de ese pasado).

Desde la antigüedad y hasta hace algunos siglos, la melancolía era considerada uno de los cuatro temperamentos, correspondientes a los cuatro humores que regulaban el funcionamiento del cuerpo humano (flema, sangre, bilis amarilla y bilis negra). El exceso de bilis negra era el responsable del temperamento melancólico. Las personas melancólicas se caracterizaban por un estado anímico depresivo, quejas y, en ocasiones, alucinaciones y delirios.

Con frecuencia, la melancolía se asoció a la genialidad y a la creatividad, y también con el mal y la posesión demoníaca. El Romanticismo la catalogó como una enfermedad de poetas. En el siglo XX, la melancolía pasó a ser sinónimo de depresión.

Hoy en día, el término melancolía, además de su valor habitual, se emplea en psiquiatría para referir a ciertas características presentes en la depresión, como el estado de ánimo de abatimiento; el desinterés y la falta de placer en actividades que normalmente se disfrutan; la falta de respuesta emocional y la pérdida de apetito.

Todos somos propensos de un modo u otro a la nostalgia, pero no todos sufrimos de melancolía. Muchos menos aún son los que sufren de la depresión melancólica, capaz de convertirse en un verdadero problema de salud, más que un estado anímico que dispone a la creatividad.

Palabras de otros idiomas relacionadas con nostalgia

La palabra nostalgia está presente en muchos idiomas: nostalgia, en español, italiano, portugués e inglés; nostalgie en alemán y francés; nostal’giya, en ruso; nostalgi, en sueco y danés. Existen además, en diversas lenguas, palabras que designan conceptos relacionados con el de nostalgia.

  • Saudade. Es una palabra de origen portugués que designa el amor y el anhelo por alguien o algo que se ha perdido y tal vez nunca se recupere.
  • Morriña. Es un término español de origen gallego, que alude a un sentimiento de pena o tristeza que se siente al estar lejos de la tierra natal o de los seres y lugares queridos.
  • Mono no aware. Es una expresión japonesa que literalmente significa “el patetismo de las cosas”. Se refiere a una conciencia de la brevedad de las cosas, junto con la apreciación de su efímera belleza y una suave tristeza por su desaparición, y una pena más profunda por la constatación de que todas las cosas deben pasar.
  • Sehnsucht. Es una palabra alemana que significa “anhelar” o “desear”. Indica el deseo constante y ardiente hacia un ideal que llega a parecer más real que la propia realidad. A diferencia de la nostalgia, que implica el anhelo del pasado, sehnsucht remite a la búsqueda de algo indefinido en el futuro.
  • Homesickness. Es un vocablo inglés usado para referirse a la angustia causada por estar lejos de casa. A menudo, se traduce como morriña o nostalgia.
  • Hiraeth. Es una palabra galesa que expresa la añoranza, teñida de pena y tristeza, por el pasado y por algo que ya no existe.
  • Mal du pays. Es una expresión francesa para describir el malestar de quienes han dejado su país o región. Es equivalente al alemán Heimweth (‘añoranza del hogar’, ‘nostalgia’), al inglés homesickness y al español morriña.

Sigue con: Memoria

Referencias

¿Cómo citar?

"Nostalgia". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/nostalgia/. Última edición: 23 de junio de 2022. Consultado: 24 de abril de 2024

Sobre el autor

Última edición: 23 junio, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)