Rencor

Te explicamos qué es el rencor y cómo es una persona rencorosa. Además, consejos para dejarlo atrás y frases famosas sobre el rencor.

Una mujer se toma la cabeza mientras sufre por el rencor que siente.
El rencor es una forma de apego emocional al pasado, ya que implica no olvidar los agravios pasados.

¿Qué es el rencor?

El rencor, a menudo llamado también resentimiento o reconcomio, es un sentimiento de malestar o desagrado que se experimenta por una persona, a la cual se responsabiliza de algún daño, dolencia o sufrimiento del pasado. Se considera, sin embargo, como una forma severa de resentimiento, es decir, como una emoción profunda y a menudo vinculada con el odio y la agresividad.

En principio, el rencor es una forma de apego emocional al pasado, ya que la persona rencorosa no olvida los agravios pasados y sigue teniéndolos en cuenta para el presente. Por ejemplo, una persona a la que un amigo traicionó en un momento de debilidad, le guardará un cierto rencor a ese amigo, es decir, no le guardará ya el mismo afecto; pero dependiendo de por cuánto tiempo sea, podrá decirse que se trata de una persona rencorosa, o no.

Hasta cierto punto, el rencor se encuentra entre las emociones humanas normales, dado que cumple un rol protector al prevenir que suframos dos veces la misma dolencia. Sin embargo, una persona particularmente rencorosa es aquella que no perdona ni las más modestas ofensas, o sea, que es capaz de guardar rencor por asuntos que la mayoría normalmente dejaría pasar y olvidaría. En este tipo de personas, el rencor puede convertirse en una obsesión por el pasado y por el propio sufrimiento, que le dificulte las interacciones en el presente.

Puede servirte: Enojo

Diferencia entre rencor y resentimiento

Los conceptos de rencor y resentimiento son, fundamentalmente, lo mismo. Se trata de palabras sinónimas, aunque también es posible distinguirlas mediante matices de intensidad: el rencor es un sentimiento más profundo, más intenso, a menudo fruto de un resentimiento que ha estado guardado durante mucho tiempo. Si se busca “rencor” en el diccionario de la lengua, se lo define como “un gran resentimiento”.

La relación entre resentimiento y rencor se refleja en el origen del segundo término, que se remonta al latín rancor: un derivado del verbo rancescere (“enranciar”) o rancidus (“rancio”), empleado metafóricamente por el poeta latino Tito Lucrecio (c. 99-55 a. C.) para referirse a los resentimientos que, de tanto tiempo guardados, acaban adquiriendo un mal olor, como los alimentos rancios. Por lo tanto, el rencor es, literalmente, un rancio sentimiento.

Más en: Resentimiento

Características de una persona rencorosa

Se le dice a una persona que es rencorosa cuando guarda rencores con mucha facilidad, o por asuntos normalmente nimios, o que guarda rencores durante mucho tiempo. Este tipo de personas se caracterizan por lo siguiente:

  • Les cuesta perdonar y olvidar, y a menudo reviven situaciones dolorosas como si hubiesen pasado hace poco.
  • Dedican mucha energía psíquica y emocional a mantener vivo el pasado, y por lo tanto a preservar emociones dolorosas como la rabia, el dolor o la humillación. Es decir, suelen recordar las cosas malas con mayor facilidad que las buenas.
  • No suelen dar su brazo a torcer y se toman a pecho las confrontaciones, por lo que suelen reaccionar de manera rabiosa ante situaciones que normalmente serían efímeras e insignificantes.
  • Suelen ser orgullosas, hipercríticas, exigentes y poco tolerantes, a menudo porque sienten que el mundo les debe algo por sus experiencias pasadas.

Consejos para dejar atrás el rencor

En situaciones en las que el rencor adquiere tintes obsesivos, persecutorios o comienza a hacerle la vida miserable al rencoroso (por ejemplo, saboteándole nuevas relaciones), es posible que deban atenderse las razones que impulsan el rencor. Algunas indicaciones útiles en ese sentido pueden ser:

  • Confrontar el pasado y dejarlo ir. Esto puede hacerse de manera personal, mística o a través de psicoterapia: la idea es dar con aquella herida que motivó la conducta rencorosa y sopesarla a la luz del presente, para darle oportunidad de sanar y ser olvidada.
  • Ponerse en los zapatos del otro. A veces, la única manera de perdonar a quienes nos hicieron daño, es ponernos en sus zapatos, ya sea confrontándolos una vez pasado el tiempo, o a través de una comprensión más profunda de lo sucedido. Del modo que sea, la idea es reevaluar el incidente doloroso en su justa medida y pensarlo de maneras distintas.
  • Positivizar el rencor. Muchas personas encuentran en el rencor un combustible importante para emprender cambios, ayudar a los demás o militar en una causa benéfica, dándole así un sentido creativo y movilizador al dolor, en lugar de estar reviviendo los dolores pasados.
  • Comunicar el rencor. Hablar de lo sucedido, sobre todo si es con la persona por la cual se siente rencor, suele ser una de las principales rutas hacia la sanación y el olvido. Compartir las cargas, darle voz al dolor y luego seguir el camino es uno de los circuitos de sanación más antiguos que existe en las culturas del mundo.

Frases sobre el rencor

Algunas frases célebres sobre el rencor son las siguientes:

  • “El rencor, el cual nace de la debilidad, no lastima a nadie más que a la persona débil en cuestión” – Friedrich Nietzsche (1844-1900), filósofo alemán.
  • “Es la prueba última del pacifismo que en un conflicto no violento no quede rencor, y que al final los enemigos se conviertan en amigos” – Mahatma Gandhi (1869-1948), político y jurista indio.
  • “El rencor es una efusión de sentimientos de inferioridad” – José Ortega y Gasset (1883-1955), filósofo y escritor español.
  • “Si no estás muerto todavía, perdona. El rencor es denso, es mundano; déjalo en la tierra: muere liviano” – Jean Paul Sartre (1905-1980), autor existencialista francés.
  • “El rencor es como tomar veneno y esperar que mate a tus enemigos” – Nelson Mandela (1918-2013), político y luchador social sudafricano.
  • “Para vivir feliz hay que vivir sin rencor” – Yasmina Khadra (1955-), escritor argelino.

Sigue con: Agobio

Referencias

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Rencor". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/rencor/. Última edición: 15 de febrero de 2023. Consultado: 12 julio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 15 febrero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)