Historia del plástico

Te explicamos cuál es la historia del plástico, su invención y cuándo comenzó a ser un problema ambiental. Además, el plástico en la actualidad.

Las antiguas cajas de cassettes estaban hechas de plástico.
El plástico es un material industrial sumamente importante.

¿Cuál es la historia del plástico?

El plástico es un material sintético constituido por polímeros orgánicos de alto peso molecular, normalmente derivados químicamente del petróleo, aunque en algunos casos de la celulosa del algodón y del almidón del maíz. Su nombre (del griego plastikós, “moldeable”) proviene de su alta plasticidad, esto es, su capacidad de deformarse sin llegar a romperse, lo cual hace del plástico un material industrial sumamente importante, capaz de adaptarse a distintas necesidades humanas.

A pesar de su importancia en el mundo contemporáneo, el plástico es un material relativamente reciente. De hecho, en apenas 200 años de existencia ha inundado el planeta entero, al punto tal de representar hoy en día el principal factor de contaminación del agua y del suelo.

Sin embargo, el antecedente más remoto del plástico data del siglo XVI a. C., cuando los pueblos mesoamericanos aprendieron a utilizar el caucho de látex para fabricar pelotas, figuras humanas y bandas elásticas para sujetar las partes de sus herramientas líticas. En este procedimiento se adelantaron casi 3500 años al proceso moderno de vulcanización, desarrollado en el siglo XIX por la empresa estadounidense Goodyear.

Ver además: Microplásticos

El primer plástico de la historia

La bijouterie se fabricó durante mucho tiempo con baquelita.
La baquelita fue el primer material plástico totalmente sintético.

El primer material plástico desarrollado por la humanidad surgió como un sustituto más rentable del marfil, a solicitud de una empresa neoyorquina que ofrecía 10.000 dólares a quien desarrollara algún material semejante para la fabricación de bolas de billar. En 1869 el inventor estadounidense John Wesley Hyatt (1837-1920) inventó el celuloide, un producto maleable, barato, obtenido a partir de las fibras del algodón y su tratamiento con alcanfor.

Este hallazgo fue revolucionario, ya que con este primer plástico se podían sustituir materiales obtenidos de la caza de especies animales, como el caparazón de tortuga o los colmillos de elefantes. Además, quedaba demostrado que la inventiva humana podía dar con materiales inexistentes en la naturaleza, y así prescindir de ciertos recursos naturales explotables.

Con este mismo espíritu, el químico belga Leo Hendrik Baekeland (1863-1944) inventó en 1907 un material plástico no inflamable, aislante y económico, que se conoció en su honor como “baquelita”. Este primer material plástico totalmente sintético marcó el inicio de la llamada “era del plástico”, ya que su producción mecánica masiva era totalmente factible y sus usos prácticamente ilimitados. Se llegó a hablar de la baquelita como el “material de miles de usos”, ya que se la podía moldear de cualquier forma.

La era del plástico

Un avión de mediados del siglo pasado utiliza ventanas plásticas.
Desde paracaídas de nylon a ventanas de plexiglás, el plástico tuvo muchos usos bélicos.

Los plásticos se hicieron cada vez más populares a inicios del siglo XX, en especial tras la aparición en las décadas de 1920 y 1930 de los plásticos alquídicos y resinas aminas, los polímeros de organosilicio y las resinas de poliéster insaturado, entre otros compuestos derivados de la industria petroquímica. En 1937 se produjeron por primera vez en la historia los poliuretanos, gracias al desarrollo del sistema de moldeo de plásticos por compresión, y en 1939 las primeras resinas epoxi.

El advenimiento de la Segunda Guerra Mundial trajo consigo una gran demanda de estos materiales sintéticos. De especial interés fueron las fibras plásticas, que reemplazaron a las telas tradicionales para la elaboración de paracaídas, cuerdas y cascos, como fue el caso del nylon, inventado en 1935 por el químico estadounidense Wallace H. Carothers (1896-1937).

Otros plásticos importantes de la época fueron el plexiglás, empleado como sustituto del vidrio en las ventanas de los vehículos de combate, y el PCV, patentado en 1933 por Waldo Lonsbury Semon (1898-1999). En general, la producción de plásticos en los Estados Unidos aumentó en un 300 % durante la Segunda Guerra Mundial.

Este fenómeno no se detuvo en los años posteriores al conflicto, en los que se pensaba que el plástico traería consigo una era de abundancia y prosperidad tecnológica, conforme la industria dejara atrás los materiales tradicionales. Nuevos plásticos comenzaron a fabricarse en masa y a incorporarse a la vida cotidiana durante las décadas de 1950 y 1960, como el polietileno (inventado por el alemán Karl Ziegler en 1953) y el polipropileno (inventado por el italiano Giulio Natta en 1954), los dos plásticos más empleados en la actualidad.

El cambio de paradigma sobre el plástico

Las primeras señales de cambio en las consideraciones sobre el plástico surgieron a mediados de la década de 1960, cuando se hizo evidente que la producción masiva de plástico constituía un problema medioambiental. En ese entonces se comenzó a observar la basura plástica en los mares y se produjeron catastróficos derrames petroleros que advirtieron a la opinión pública del peligro ecológico del petróleo y sus derivados.

Por otro lado, el término “plástico” comenzó a adquirir connotaciones distintas en la cultura, asociadas a aquello que es barato, falso y desechable, y a la conformidad y superficialidad de la industria de consumo. De la mano de las alarmas ecológicas crecientes en las décadas de 1970 y 1980, la reputación del plástico continuó mermando, aunque no así su producción y consumo masivo.

A mediados de los 80 se iniciaron las primeras plantas y campañas de reciclaje de plásticos, una medida que ha sido muy insuficiente para lidiar con el problema ambiental, representado a finales de siglo por la Gran Mancha de Basura del Pacífico, un amontonamiento flotante de desechos principalmente plásticos, del tamaño de la provincia estadounidense de Texas.

El plástico en la actualidad

El plástico se almacena para su reciclaje en un contenedor en una playa.
La producción del plástico es indetenible a pesar de los esfuerzos de los activistas medioambientales.

Los plásticos, a pesar de sus riesgos ecológicos, son cruciales para la vida y la industria moderna, y su producción es indetenible a pesar de los esfuerzos de los activistas medioambientales. En muchas ciudades, se han impuesto prohibiciones al plástico de un solo uso, como los envoltorios y las bolsas plásticas. Por su parte, la industria del plástico intenta apresuradamente dar con un material plástico biodegradable, o incluso con algún tipo de bacteria capaz de consumir el plástico y retornarlo a sus componentes orgánicos originales.

Sigue con: Hidrocarburos

Referencias

¿Cómo citar?

"Historia del plástico". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/historia-del-plastico/. Última edición: 7 de febrero de 2023. Consultado: 29 de febrero de 2024

Sobre el autor

Última edición: 7 febrero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)