Coaching

Te explicamos qué es el coaching, para qué sirve y cuáles son sus ventajas. Además, te contamos cómo es una sesión de coaching.

coaching
El coaching es un proceso de diálogo y acompañamiento que prepara para enfrentar un desafío.

¿Qué es el coaching?

El coaching (del inglés coach, “entrenador” o “tutor”) es una forma de asistencia profesional que consiste en la asesoría a empresas, organizaciones o individuos por parte de una empresa especialista o de una persona experimentada en el área de interés. Es decir, consiste en una forma de mentoría o tutelaje externo que provee un tercero (llamado coach) para hacer frente a desafíos y problemas específicos.

Los términos coach, coaching y, aunque es menos usado, coachee (“asesorado”, o sea, quien recibe el servicio de coaching) son todos anglicismos, es decir, préstamos del inglés a la lengua española, y es por eso que se escriben siempre con cursivas. Sin embargo, estos términos se han puesto de moda en el mundo profesional y empresarial, y se han convertido en una manera de referirse a un mentor, asesor o monitor contratado.

La labor de coaching es, al mismo tiempo, similar y diferente a la que puede proveer un educador o un maestro. De un coach se espera guiatura, consejos y enseñanzas, pero a diferencia del docente, el coach las brinda a partir de su experiencia personal y/o profesional, y no únicamente de su formación. Además, el coaching es una forma de asesoría ad hoc, es decir, aplicada a un asunto, problema o proceso determinado que se necesita enfrentar, mejorar o transformar.

Existen diferentes métodos y procedimientos de coaching, tantos como áreas en las que puede aplicarse. Sin embargo, en líneas generales consiste en un proceso de diálogo y acompañamiento especializado, mediante el cual se prepara a los individuos o a las organizaciones para enfrentar un desafío de la mejor manera posible.

Puede servirte: Empowerment

¿Para qué sirve el coaching?

El coaching, en general, consiste en una asesoría especializada y enfocada, que opera a corto o mediano plazo. Las labores del coach, por lo tanto, se basan en enseñar, aconsejar, preparar y monitorear el progreso de un individuo o una organización, de cara a una transformación, un reto o una dificultad específica que, de otra manera, resultaría mucho más difícil, riesgoso e impredecible enfrentar.

Por ejemplo, una empresa que tiene problemas de recursos humanos puede contratar a otra empresa, dedicada a ofrecer servicios de outsourcing en el área, para que la ayude a resolver su dilema de personal. Entonces, la empresa contratada le asigna un coach (o un equipo de ellos) para que supervise la labor de reestructuración de recursos humanos que la empresa solicitante necesita enfrentar.

Otros casos de coaching pueden implicar asesoría deportiva (para ejercitarse de manera adecuada), literaria (para mejorar la escritura), nutricional (para perder peso de manera segura), entre muchos otros. El coaching sirve para contar con ayuda especializada a la hora de enfrentar un proceso, lo cual no solo abarca las áreas técnicas especializadas, sino también la dinámica motivacional y el monitoreo para que todo salga del mejor modo posible.

Tipos de coaching

Existen muchos tipos de coaching, dependiendo del área específica en la que se necesite asesoría. A grandes rasgos, es posible diferenciar entre:

  • Coaching empresarial. Consiste en prestar servicios técnicos y acompañamiento especializado a las pequeñas y medianas empresas que necesitan enfrentar procesos complicados, como restructuraciones, relanzamientos o cambios profundos en su dinámica.
  • Coaching deportivo. Consiste en acompañar a los atletas en su formación y preparación para un evento deportivo importante o para iniciar una nueva etapa de sus carreras profesionales.
  • Coaching ejecutivo. Consiste en brindar servicios de mejoramiento y formación continua del personal gerencial y directivo de una organización, con el fin de mejorar su desempeño y su capacidad de liderazgo.
  • Coaching literario. Consiste en combinar la dinámica del taller literario individual con las clases de literatura y la preparación editorial, y todo aquello que le sirva a un escritor novato.
  • Coaching transformacional o trascendental. Consiste en un servicio de acompañamiento personalizado, en el que se ayuda al coachee a organizar su vida, desarrollar sus talentos y prosperar como individuo.
  • Coaching ontológico o motivacional. Consiste en brindar apoyo emocional, psicológico y motivacional a una persona para que descubra qué es lo que quiere hacer y no puede, o al menos para que identifique aquello que quiere como proyecto de vida.

Ventajas del coaching

El coaching tiene la virtud de ser una asesoría especializada, individual y aplicada, es decir, que se enfoca en el proceso o el problema en cuestión, y no en brindar consejos desde una perspectiva general.

Un coach no solo ayuda a disponer de los elementos necesarios para enfrentar un desafío, sino que también ayuda a pensarlo, a determinar qué es realmente lo que se puede cambiar y, por último, acompaña al individuo o a la organización a medida que pone en práctica sus cambios. Es una labor de contacto estrecho, en la que se cuenta con la atención plena del coach, a diferencia del ejercicio formativo docente.

¿Cómo es una sesión de coaching?

No existe un método único para llevar adelante una sesión de coaching, ya que no se trata realmente de una actividad estandarizada, sino de una labor de mentoría que varía dependiendo del coach y del coachee. Sin embargo, en las publicaciones sobre coaching, se suele hacer referencia al método GROW de Graham Alexander y Alan Fine.

Este método recibe su nombre del acrónimo en inglés que forman las letras iniciales de sus pasos, es decir:

  • Goals (“metas”). El primer paso de la labor de coaching consiste en identificar, junto con el coachee, las metas u objetivos que se desean alcanzar. Por ejemplo, se puede querer reformular la estructura empresarial, o empezar a escribir una novela, o prepararse para el debut deportivo en una competición.
  • Reality (“realidad”). El segundo paso consiste en el estudio detallado de la materia en su punto de partida, es decir, de las cosas tal y como están. ¿Qué tan cerca está el coachee de cumplir sus metas? ¿Qué le falta? ¿En qué aspectos debe trabajar más? Estas son preguntas clave para planificar la tutoría.
  • Options (“opciones”). El tercer paso consiste en identificar las opciones viables, o sea, los posibles caminos para dirigirse hacia las metas determinadas. En esto la experiencia del coach es clave para ahorrarle al coachee el tiempo perdido en el ensayo y error.
  • Will (“acciones futuras”). El último paso de la labor de coaching consiste en la planificación y ejecución de las acciones para cumplir con las metas fijadas, lo cual se lleva a cabo bajo monitoreo y consejo experto del coach. En esta etapa el coach deberá medir, evaluar y brindar feedback para ajustar el proceso a medida que se da.

Coaching y mentoring

En algunos ámbitos se enfatiza la diferencia entre las labores de coaching o asesoría y las de mentoring o mentoría. Si bien esta diferencia no es formal ni universal, para muchos radica en que el coach se enfoca en los procesos del coachee, sirviendo de espejo y sin revelar mucho de sí mismo; mientras que el proceso de mentoring es mucho más profundo e íntimo, pues el mentor comparte su experiencia de vida y se involucra mucho más en la preparación del coachee.

Es decir, se trata de una distinción metodológica: mientras que el coach brinda preparación táctica, aplicada a la situación en que se encuentra el coachee, el mentor brinda preparación más estratégica, más general.

Sigue con: Workshop

Referencias

¿Cómo citar?

"Coaching". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/coaching/. Última edición: 13 de julio de 2022. Consultado: 11 de agosto de 2022

Sobre el autor

Última edición: 13 julio, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)