Inicio >Ser humano> Melancolía

Concepto de Melancolía


La melancolía es un estado de ánimo que sale del equilibrio emocional. A raíz de éste, la persona que lo padece puede sentir tristeza como emoción principal. Puede presentarse en diferentes situaciones, sin establecerse permanentemente, si esto sucede, ya hablaríamos de depresión.

Podemos definir a la melancolía como un estado de ánimo que puede presentar una persona cuando, entre todas las emociones que tiene, la que logra predominar es la tristeza. Podemos determinarla como una alteración en las emociones consideradas dentro de la normalidad de la persona, desencadenada por alguna situación o momento especifico, sin establecerse permanentemente en el individuo. En el caso de que así lo haga, ya deberíamos hablar de depresión, que es un problema serio que debe ser tratado.

Podemos determinar que el término melancolía obtiene su origen de la palabra griega melancholia, cuyo significado es tristeza o abatimiento. Ahora bien, para identificar este estado de ánimo en algún individuo, es necesario observar cierta pesadumbre, tristeza, falta de energía, aburrimiento, angustia y algunos efectos físicos, como pueden ser el llanto, dolores específicos y sensación de incomodidad, entre otros.

Melancolía

(Sentimiento de tristeza provocado por la melancolía.)

 

Si esta sensación de desapego y tristeza se vuelve permanente, y se establece como el estado de ánimo común y normal en una persona, ya deberíamos considerarlo más allá de la simple melancolía. y estaríamos hablando de estados psicológicos denominados como depresión o bipolaridad, entre otras alteraciones de la salud mental de la persona.

A veces es normal que suceda que, aunque nuestros recuerdos se basen en hermosos momentos que llegamos a vivir en el pasado, sintamos tristeza y melancolía provocadas por la añoranza de los mismos. Sin embargo, también existe la melancolía sin memoria. Es el simple sentimiento de tristeza por anhelar algo que sabemos y sentimos que estaba ahí y ahora falta, algo que era bueno para nosotros y que nos hacía feliz, pero que por alguna razón no podemos recuperar.

La melancolía, en cierto modo de pensar, es un dolor permitido. Se recuerdan momentos, viajes, personas o aquellas experiencias que es sabido que no se van a volver a tener de esa forma o con la intensidad que en algún momento hicieron tanto bien, haciendo creer que el pasado era mejor que el presente y provocando un sufrimiento por ese momento que pasó o esa pérdida irrecuperable. Ese recuerdo, ese faltante, realmente duele, pero en cierta forma nos ayuda a creer y a sentirlo como algo que nos pertenece, que es nuestro por el sólo hecho de tenerlo alojado en nuestros recuerdos.

Dicho de otra forma, también podemos considerar que la melancolía es una manera de no estar conforme con el presente, con el ahora, con lo que tenemos en este momento, ya que la actualidad puede llegar a provocarnos desazón.

La melancolía se produce, entonces, cuando no se logra aceptar el presente, viajando mentalmente y con cierta frecuencia por las experiencias que nos han causado un cierto nivel de satisfacción en el pasado y que, por lo tanto, son inolvidables.

Apuntando las observaciones en base a la melancolía, biológicamente se cree que este estado de ánimo es causado por el exceso de bilis, la sustancia que está netamente ligada a la digestión de los alimentos y que es producida por el hígado.

La realización de ciertas actividades, como pueden ser las de los artistas, que deben manipular y desarrollar la capacidad de falsear sus emociones con el mayor realismo posible para poder desarrollar mejor su trabajo, puede hacer del mismo algo estresante y con tendencia a caer en emociones reales como la melancolía.

Se cree que gran parte de los más grandes artistas de la humanidad han logrado sus mejores performances influenciados por estados de ánimo, tales como la tristeza, la ira, la depresión, la desesperación o la misma melancolía.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.