Texto funcional

Te explicamos qué es un texto funcional, sus características y qué tipos existen. Además, diversos ejemplos de la vida cotidiana.

texto funcional
Un texto funcional brinda información sobre un asunto específico.

¿Qué es un texto funcional?

Se conoce como textos funcionales o instrumentales a aquellos que persiguen una utilidad práctica y concreta, generalmente en torno a brindarle información al lector respecto de un asunto específico de la vida cotidiana. Por lo tanto, su lectura es enteramente práctica, esto es, no persigue el entretenimiento, la experiencia estética ni la divulgación, sino cumplir con algún cometido inmediatamente útil.

Los textos funcionales son muy comunes y abundantes en la vida cotidiana, y representan el nivel más básico y fundamental de la lecto-escritura, esto es, su aplicación a la resolución de problemas cotidianos, como la transmisión de información, servir de recordatorios, alertar sobre una situación concreta, etc. En ellos predominan siempre las funciones referencial y apelativa del lenguaje.

No debemos bajo ningún concepto confundirlos con los textos fundacionales, que son las grandes obras clásicas de la literatura o la mitología que, como su nombre lo indica, sirvieron de cimiento para iniciar una tradición cultural, religiosa o incluso una civilización entera.

Ver también: Texto instructivo

Características de los textos funcionales

A grandes rasgos, los textos funcionales se caracterizan por lo siguiente:

  • Se trata de textos de extensión variable, normalmente breves y concisos, que le transmiten al lector alguna información de su interés inmediato y aplicación práctica.
  • Normalmente van al grano (sin preámbulos) y emplean un lenguaje sencillo, diseñado para el rápido entendimiento por parte del público objetivo.
  • Persiguen un propósito evidente, explícito y útil, por lo que no se prestan a lo estético, ni a lo reflexivo, ni a lo enciclopédico.
  • Se adecúan siempre al destinatario, y tienen sentido dentro de un contexto real.

Tipos de textos funcionales

Dada la variedad de los textos funcionales, no existe una clasificación universalmente válida para ellos, pero es posible distinguir entre el tipo de cometidos que persiguen, de la siguiente manera:

  • Textos funcionales de tipo personal, cuando forman parte del universo cotidiano de una persona, y tienen sentido principalmente para ella o quienes la conocen. Por ejemplo, una nota en la agenda de alguien.
  • Textos funcionales de tipo profesional, cuando forman parte del universo del trabajo, sea el que sea, y tienen sentido para quienes ejercen el oficio o trabajan en el mismo contexto. Por ejemplo, un memorando empresarial.
  • Textos funcionales de tipo escolar, cuando forman parte del universo educativo, esto es, transmiten una información práctica en el ámbito del aprendizaje. Pueden ser considerados un subtipo de texto personal. Por ejemplo, las notas que se toman en el cuaderno de clase.

Ejemplos de textos funcionales

texto funcional ejemplos
Los textos funcionales buscan ser comprendidos rápidamente.

A continuación, algunos ejemplos diversos de textos funcionales, tomados de la vida cotidiana:

  • Una lista de víveres para el mercado.
  • El número de teléfono de alguien anotado en una agenda personal.
  • Un recordatorio de cita médica en el escritorio de alguien.
  • El currículo de vida de un aplicante a un puesto de trabajo.
  • Un anuncio de desvío porque una calle está interrumpida por obras.
  • Mapas conceptuales elaborados por un alumno universitario.
  • La descripción de un producto en un catálogo en línea.
  • El rótulo que identifica el anaquel de una biblioteca o una librería (“clásicos”, “filosofía”, “autoayuda”, etc.).

Sigue con: Tipos de texto

Referencias

¿Cómo citar?

"Texto funcional". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/texto-funcional/. Última edición: 7 de septiembre de 2021. Consultado: 16 de septiembre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 7 septiembre, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)