Resumen de la
Historia de los Derechos Humanos

Te explicamos cuál es la historia de los Derechos Humanos, sus antecedentes, su rol en la Edad Moderna y su declaración en 1948.

historia de los derechos humanos
Los Derechos Humanos fueron declarados en el siglo XX pero su concepción es antigua.

Historia de los Derechos Humanos

Suele pensarse que los Derechos Humanos son una invención moderna occidental, pero lo cierto es que poseen una historia con numerosos antecedentes antiguos y medievales. Por eso existe cierto margen de debate respecto a su origen histórico.

Sin embargo, nadie duda que fue en Occidente en donde surgió la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y en donde comenzó a jugar un papel importante en la filosofía política, a partir de la Edad Moderna.

Antecedentes de los Derechos Humanos

Hubo importantes gestos políticos y jurídicos en la Antigüedad que uno puede pensar hoy en día como un antecedente de los Derechos Humanos. El primer caso es el del Código de Hammurabi del siglo XVIII a. C., surgido en Babilonia durante el reinado de Hammurabi, en el que figuraban los delitos posibles y su forma de castigarse. Así, el pueblo babilónico podía ejercer una justicia imparcial, justa, ajena a los caprichos del monarca.

Algo similar ocurrió, siglos después, tras la conquista de Babilonia por el emperador Ciro el Grande, aproximadamente en el siglo V a. C. Los persas conquistadores otorgaron la libertad a los esclavos y la libertad de culto a todos los ciudadanos recién anexados al imperio, gracias a un decreto del emperador cuyas palabras estaban grabadas en un cilindro ceremonial, el “cilindro de Ciro”.

De modo que ya en la Antigüedad se entendía la importancia de leyes justas que defendieran un sentido de igualdad. A esas leyes, más adelante, el Derecho romano las llamó “derechos naturales”: aquellos que poseían todos los ciudadanos romanos por nacimiento, a pesar de que en ese entonces no todo el mundo era considerado un “ciudadano”. Los esclavos, los extranjeros y los enemigos, por ejemplo, no estaban nunca amparados en esos derechos.

Esto se debe en buena medida a que las sociedades antiguas estaban basadas en el honor, en las que el nacimiento determinaba las condiciones de vida: la aristocracia era noble por haber nacido noble, y no tenía porqué tener los mismos derechos que los plebeyos.

Pero eso empezó a cambiar en Occidente gracias al auge de la religión cristiana, cuyo dogma profesaba la igualdad ante los ojos de Dios, pues al final de la vida todos tendríamos que ser juzgados con la misma vara, sin importar nuestro origen, sino únicamente nuestros actos.

Este nuevo modo de comprender a la sociedad fue clave para que siglos después pudieran surgir los Derechos Humanos fundamentales, ya que el cristianismo profesaba el perdón incluso por aquellos que fueran nuestros enemigos.

Sin embargo, la Edad Media, durante la cual el cristianismo y su iglesia imperaron sobre Europa, no fue precisamente la era más respetuosa de los derechos humanos de la historia humana. La quema de brujas, la persecución de la herejía y muchos otros cruentos episodios así lo atestiguan.

Sin embargo, en esa época hubo iniciativas importantes en otras latitudes, como fue la Carta de Mandén (el Kukuran Fuga) del Imperio de Malí (1235-1670), que contemplaba las leyes de esta nación africana, y en la que se plasmaba ya en 1222 una idea de “dignidad humana similar a la que hoy asociamos con los Derechos Humanos.

Al mismo tiempo, pensadores occidentales como Guillermo de Ockham (1288-1349) defendían el concepto de “derecho subjetivo”, lo cual allanó el camino para el resurgimiento del “derecho natural” en Occidente con el Renacimiento.

Los Derechos Humanos en la Edad Moderna

historia de los derechos humanos modernidad
Thomas Paine señaló “Los derechos del hombre” en 1792.

La Edad Moderna trajo consigo el triunfo de una nueva clase social, la burguesía adinerada pero plebeya, que a través de distintas revoluciones fue imponiendo una visión liberal de la sociedad. La burguesía buscaba mayor igualdad de oportunidades, sin importar el origen de las personas, ni los mandatos del monarca.

Pensadores como Voltaire (1694-1778), John Locke (1632-1704), Thomas Hobbes (1588-1679) y Jean-Jacques Rousseau (1712-1778), entre muchos otros, cimentaron una nueva visión de mundo. Su momento principal de manifestación fue la Revolución Francesa de 1789, en la que se puso fin violentamente a la monarquía y se instauró un orden republicano que aspiraba a tres grandes cosas: libertad, igualdad y fraternidad.

De hecho, fueron los Revolucionarios Franceses, inmersos en su sed de cambios y de refundar el sistema, quienes por primera vez en la historia hablaron de Derechos Humanos Universales. Para ello, la Asamblea Nacional recién constituida llevó adelante la Proclamación de los Derechos del Hombre en Sociedad, retomando un concepto expuesto antes por Thomas Paine en su obra The Rights of Man (“Los derechos del hombre”) de 1792.

A pesar del fracaso de la Revolución Francesa, las cosas nunca volvieron a ser como antes. La idea de los Derechos Humanos fue recogida por los movimientos políticos obreristas, sindicalistas y socialistas del siglo XVIII y XIX que, frente al sistema capitalista industrial, pujaban por cambios y nuevas libertades, tal y como lo había hecho en los siglos anteriores la burguesía.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos

historia de los derechos humanos declaracion universal
Aunque aún se violan los Derechos Humanos, eso se considera un delito que debe castigarse.

El siglo XX estuvo caracterizado por guerras crueles y prolongadas, como la Primera y Segunda Guerras Mundiales, en las que el conflicto militar estuvo por primera vez ayudado por tecnologías industriales, y horrores nunca antes vistos se cometieron: el uso bélico de gases y químicos, los campos de exterminio del nazismo, las bombas atómicas estadounidenses sobre Japón, etcétera.

El trauma social y cultural de este último conflicto fue tal, que en 1945 nació la Organización de las Naciones Unidas para procurar que nada similar volviera a producirse.

La Asamblea General de este organismo adoptó, el 10 de diciembre de 1948, la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Fue el primero de muchos tratados internacionales en la materia, como son la Convención Europea de Derechos Humanos de 1950, los Pactos Internacionales de Derechos Humanos de 1966 o la Convención Americana sobre Derechos Humanos de 1969.

Estos numerosos acuerdos en materia de Derechos Humanos, por desgracia, no impidieron ni impiden en tiempos recientes que se sigan violentando los derechos fundamentales de la humanidad. Sin embargo, hoy son entendidos como universales (sin discriminación alguna por ningún tipo de criterio social, político, étnico o religioso), inalienables e irrenunciables, es decir, comunes a cualquier ser humano en cualquier lugar del mundo.

Pero incluso así, es cierto que por primera vez en la historia el concepto de dignidad humana tiene quien lo defienda. Además, es importante que hoy la violación a los Derechos Humanos de una persona es tenida como un delito punible en cualquier lugar del planeta y que no prescribe sin importar cuánto tiempo haya pasado.

Sigue con: Derechos fundamentales

Referencias:

Última edición: 21 de enero de 2021. Cómo citar: "Historia de los Derechos Humanos". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/historia-de-los-derechos-humanos/. Consultado: 26 de febrero de 2021.