Números romanos

Te explicamos qué son los números romanos, su historia y cuáles son sus símbolos y reglas. Además, cómo se usan en la actualidad.

numeros romanos
Los número romanos no usan símbolos específicos sino que los toman del alfabeto.

¿Qué son los números romanos?

Los números romanos o numerales romanos son el conjunto de símbolos escritos desarrollados en la Antigua Roma para representar las cantidades. Estos símbolos formaban parte de un sistema de numeración empleado en la totalidad del Imperio romano, que tomaba en préstamo algunas letras del propio alfabeto, es decir, que no usaba símbolos específicos para los números, como sí ocurría en los sistemas de otras culturas.

Los símbolos del sistema romano consistían en letras mayúsculas dotadas de un valor numérico fijo, que al aparecer en la cifra se iban sumando o restando, dependiendo de su posición, para crear cifras más elevadas. Esto significa que formaban parte de un sistema numérico aditivo y sustractivo, en vez de uno posicional (como es el caso del sistema decimal).

Puede servirte: Lenguajes formales

Historia de los números romanos

Los números romanos nacieron como una actualización del sistema numeral etrusco, tomado a su vez del sistema de los antiguos griegos. Los antiguos romanos tomaron de su alfabeto las letras que más se parecían a los símbolos etruscos y crearon su propio patrón. Estas letras son mayúsculas porque inicialmente el alfabeto latino no contenía minúsculas de ningún tipo.

El sistema romano era, en sus inicios, únicamente aditivo, como el etrusco, de modo que los símbolos se iban amontonando para crear la cifra elegida (4, por ejemplo, se correspondía a cuatro unidades: IIII), hasta alcanzar una cifra lo suficientemente elevada para cambiar de signo (5 unidades: IIIII, se convierte en V). Pero alrededor del siglo III a. C. el sistema fue perfeccionado para permitir también la resta, lo que dio origen a un modelo más sintético y pragmático (en el que 4 es representado como IV, es decir, cinco unidades menos una).

Los números romanos sobrevivieron a la caída del imperio y a la transformación de la cultura europea, y siguieron usándose durante siglos, hasta ser eventualmente desplazados por los números arábigos, debido a la influencia de los imperios árabes durante el Medioevo. En la actualidad se reservan para usos muy específicos, como la titulación de capítulos y la numeración de algunos relojes, entre otros.

Símbolos de la numeración romana

Los símbolos de la numeración romana son limitados, siete únicamente, y cada uno con un valor fijo establecido, como se muestra a continuación:

Símbolo Nombre Valor numérico
I VNVS (unus) 1
V QVINQVE (quinque) 5
X DECEM (decem) 10
L QVINQVAGINTA (quinquaginta) 50
C CENTVM (centum) 100
D QVINGENTI
(quingenti)
500
M MILLE (mille) 1000

Reglas del sistema romano de numeración

El sistema romano de numeración consiste, en primera instancia, en la acumulación de símbolos con un valor fijo, dispuestos de mayor a menor en un sentido lineal de izquierda a derecha. En otras palabras, las cifras deben siempre empezar por los signos más altos.

Las cifras, por lo tanto, se componen sumando los signos que aparecen hacia la derecha. Así, por ejemplo, si vemos dos o más signos de unidad, debemos sumarlos: I + I = II (1 + 1 = 2), y la cifra, por lo tanto, crece hacia la derecha conforme aumenta: III es I + I + I.

Sin embargo, llegados a una cierta cantidad, debemos acudir a signos de mayor valía (como V) a los que podemos, sin embargo, continuar sumando unidades, siempre que estas aparezcan del lado derecho de la cifra: V + I = VI (5 + 1 = 6), por ejemplo. La misma regla aplica para sumar signos más altos: X + V = XV (10 + 5 = 10).

Así, cualquier cifra en números romanos es producto de la suma de los signos que la representan. 1382, por ejemplo, se representa de la siguiente manera: MCCCLXXXII, equivalente a 1000 + (100 + 100 + 100) + (50 + 10 + 10 + 10) + 1 + 1, o sea, 1000 + 300 + 80 + 2. Sin embargo, en ningún caso se podrá repetir un mismo número más de tres veces seguidas, es decir, no se puede escribir IIII (para 4) ni XXXX (para 40); en estos casos se debe acudir a la sustracción.

Cuando encontramos un número de mayor valor que otro, pero ubicado a la derecha de este, debemos restar el número pequeño al más grande: IV = V – I (4 = 5 – 1), por ejemplo, dado que V es mayor que I. Esto aplica para cualquier número: IX = X – I (9 = 10 – 1), XL = L – X (40 = 50 – 10), CD = D – C (400 = 500 – 100). Esta es la forma de componer los números romanos para los cuales haría falta repetir más de tres veces un mismo signo.

Usos actuales de los números romanos

numeros romanos usos actuales
En la actualidad, los números romanos tienen un uso muy limitado y específico.

En la actualidad, los números romanos tienen un uso muy limitado y específico. Se emplean muchas veces para numerar los capítulos de los libros, para marcar las horas de algunos relojes y en el lenguaje escrito para señalar la numeración de los siglos (siglo XI, siglo XX), la numeración de los reyes y nobles (Juan Carlos I, Enrique VII).

También se utilizan en la numeración de divisiones militares (IV Pelotón del ejército, II Batallón de lanceros) y las ediciones de ciertos eventos importantes (II Bienal de Literatura Mariano Picón Salas, III Congreso Europeo de Astrofísica, XX aniversario del retorno de la democracia).

También es común hallarlos en documentos de épocas antiguas y como parte de símbolos nacionales, monumentos y otros objetos y lugares solemnes, como las naves de una iglesia cristiana, o las etapas del viacrucis de Jesús de Nazaret.

Tabla de números romanos

La siguiente es una tabla con los números romanos desde el 1 hasta el 1000:

Numeración decimal Numeración romana
1 I
2 II
3 III
4 IV
5 V
6 VI
7 VII
8 VIII
9 IX
10 X
11 XI
12 XII
13 XIII
14 XIV
15 XV
16 XVI
17 XVII
18 XVIII
19 XIX
20 XX
21 XXI
22 XXII
23 XXIII
24 XXIV
25 XXV
26 XXVI
27 XXVII
28 XXVIII
29 XXIX
30 XXX
31 XXXI
32 XXXII
33 XXXIII
34 XXXIV
35 XXXV
36 XXXVI
37 XXXVII
38 XXXVIII
39 XXXIX
40 XL
41 XLI
42 XLII
43 XLIII
44 XLIV
45 XLV
46 XLVI
47 XLVII
48 XLVIII
49 XLIX
50 L
51 LI
52 LII
53 LIII
54 LIV
55 LV
56 LVI
57 LVII
58 LVIII
59 LIX
60 LX
61 LXI
62 LXII
63 LXIII
64 LXIV
65 LXV
66 LXVI
67 LXVII
68 LXVIII
69 LXIX
70 LXX
71 LXXI
72 LXXII
73 LXXIII
74 LXXIV
75 LXXV
76 LXXVI
77 LXXVII
78 LXXVIII
79 LXXIX
80 LXXX
81 LXXXI
82 LXXXII
83 LXXXIII
84 LXXXIV
85 LXXXV
86 LXXXVI
87 LXXXVII
88 LXXXVIII
89 LXXXIX
90 XC
91 XCI
92 XCII
93 XCIII
94 XCIV
95 XCV
96 XCVI
97 XCVII
98 XCVIII
99 XCIX
100 C
101 CI
102 CII
103 CIII
104 CIV
105 CV
106 CVI
107 CVII
108 CVIII
109 CVIX
110 CX
111 CXI
112 CXII
113 CXIII
114 CXIV
115 CXV
116 CXVI
117 CXVII
118 CXVIII
119 CXIX
120 CXX
130 CXXX
140 CXL
150 CL
160 CLX
170 CLXX
180 CLXXX
190 CXC
200 CC
250 CCL
300 CCC
350 CCCL
400 CD
450 CDL
500 D
550 DL
600 DC
700 DCC
800 DCCC
900 CM
1000 M

Sigue con: Álgebra

Referencias

¿Cómo citar?

"Números romanos". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/numeros-romanos/. Última edición: 11 de junio de 2022. Consultado: 25 de noviembre de 2022

Sobre el autor

Última edición: 11 junio, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)