Matutino y vespertino

Te explicamos qué significa matutino y vespertino, y cuándo puede aplicarse cada uno. Además, cómo son las personas matutinas y vespertinas.

matutino y vespertino
Lo matutino corresponde a la mañana o el día y lo vespertino a la tarde o la noche.

¿Qué significa matutino y vespertino?

Los términos matutino y vespertino hacen referencia, respectivamente, a lo referido al horario de la mañana y lo referido al horario de la tarde. Se trata de dos términos provenientes del latín matutinus (“de la mañana”), y vespertinus (“de la tarde”), derivados el primero de Matuta (Mater Matuta), la deidad romana asociada a la mañana y venerada cada 11 de junio por las mujeres romanas casadas; y el segundo de vesper (“atardecer”), de donde proviene también la palabra “víspera”.

Por lo tanto, los asuntos matutinos son aquellos que resultan propios de la mañana, o que normalmente se efectúan al inicio del día; mientras que los asuntos vespertinos son propios de la tarde o el inicio de la noche. Estos términos son muy utilizados para designar los horarios de las funciones de los espectáculos (como el cine y el teatro, por ejemplo, en la “función vespertina”), las difusiones de radio y TV (por ejemplo en la “programación matutina”), o los horarios escolares y de trabajo (el “turno matutino”, por ejemplo).

Es importante notar que no existen horarios concretos y específicos asociados a cada término, sino que estos se refieren a “la mañana” y “la tarde” en términos muy generales que pueden implicar distintos horarios.

Ver además: Am y pm

Personas matutinas y personas vespertinas

Algunas personas alcanzan su mayor rendimiento en las mañanas y durante el resto del día se debilitan o dispersan, mientras que otras funcionan de manera contraria. Es por eso que se suele diferenciar entre las personas de hábitos matutinos (personas matutinas o mañaneras) y las personas de hábitos vespertinos (personas vespertinas o nocturnas), dependiendo de cuál sea la franja horaria de mayor energía, actividad y capacidad de concentración.

Se piensa que esta diferencia entre las personas tiene que ver con la producción de melatonina en el cuerpo de cada quien: una proteína vinculada con los estados profundos del sueño y que es segregada, precisamente, durante el momento de descanso, ya sea en sus primeras etapas o en las últimas del ciclo de sueño. Esto está regulado, de acuerdo a las investigaciones de Joseph Takahashi en 1997, por un gen específico en la información genética.

De este modo, lo que distingue entre las personas matutinas es que segregan este compuesto al comienzo del ciclo de sueño, permitiéndose así descansar profundamente durante más tiempo; mientras que las personas vespertinas lo segregan al final del ciclo de sueño, por lo que suelen despertar somnolientos y sin energía, listos para un reposo que paradójicamente ya tuvieron. Es por esto que los vespertinos mejoran su rendimiento con el paso de las horas, mientras que los matutinos empeoran el suyo conforme se van quedando sin energía.

Referencias

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Matutino y vespertino". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/matutino-y-vespertino/. Última edición: 31 de octubre de 2022. Consultado: 18 julio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 31 octubre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)