Mate

Te explicamos qué es el mate, cómo puede prepararse y qué beneficios tiene esta infusión. Además, te contamos su origen y su historia.

La yerba se muestra junto a un mate ya listo para ser consumido.
El mate es una bebida social, consumida tanto de manera individual como compartida.

¿Qué es el mate?

El mate es un tipo de infusión que se hace con hojas cortadas, desecadas y molidas de yerba mate (Ilex paraguariensis), una planta originaria de la región suramericana de los ríos Paraguay y Paraná, conocida también como té paraguayo, oro verde o té del Brasil. De característico sabor amargo, debido a los taninos presentes en la hoja, el mate tiene un efecto estimulante debido a su contenido de cafeína, aunque antiguamente se pensaba que contenía un supuesto energizante llamado “mateína”.

Se trata, ante todo, de una bebida popular, típica de las regiones suramericanas del Paraguay, Uruguay y Argentina, así como de regiones de Bolivia, Brasil y Chile. También es muy consumida en Siria y el Líbano, a pesar de que no es oriunda de dichas zonas. La historia del consumo del mate se remonta a los tiempos precolombinos, aunque fue rápidamente adoptado por los colonos y conquistadores españoles.

Su preparación es sencilla, normalmente el mate se realiza en un contenedor que puede ser de metal, plástico, vidrio, madera u otras fibras vegetales, que es conocido como mate, porongo, cuia o guampa, dependiendo de la región. De hecho, el nombre de la bebida proviene del vocablo quechua matí, que significa “calabaza”, ya que estos recipientes solían hacerse a partir de calabazas disecadas.

Para ingerirlo se suele emplear una herramienta tubular de madera o de metal, conocida como bombilla o bomba, y es común mezclarlo con otras hierbas aromáticas o digestivas, o con leche, café o jugo.

El mate es una bebida social, consumida tanto de manera individual como compartida, en momentos cotidianos y excepcionales. El ritual de su preparación y consumo implica tomar por turnos del mismo envase, reponiendo el agua caliente (usualmente a 80 °C) después de cada toma, hasta que la yerba pierda su sabor y se deseche. La importancia social del mate en la región es tal, que representa un importante porcentaje de la producción agrícola de Argentina (60 % del total de la yerba producida al año), Brasil (30 %) y Paraguay (10 %).

Ver además: Cacao

Origen e historia del mate

Los primeros en preparar y consumir la yerba mate fueron los pueblos guaraníes de Sudamérica, quienes la empleaban en infusiones e incluso la masticaban, del mismo modo en que se hace con la hoja de la coca en Bolivia y Perú. Los conquistadores europeos la conocieron de esta manera y la observaron inicialmente con desconfianza, llegando a apodarla “hierba del demonio” y a asociarla con hábitos de haraganería.

Sin embargo, pronto se hizo notar el efecto vigorizante del mate, y la bebida obtuvo su lugar entre los hábitos de la cultura criolla. De especial importancia en su cultivo y promoción fueron las ciudades de Santa Fe y Asunción (Argentina y Paraguay respectivamente), así como la provincia argentina de Misiones, en donde los sacerdotes jesuitas tuvieron algunas de las mayores plantaciones hasta su expulsión del país en el siglo XVIII.

La recuperación de la producción de yerba mate en Argentina, luego de la devastación durante la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870), se debió a los estudios del paisajista franco-argentino Carlos Thays (1849-1934), quien investigó nuevos métodos de germinación de la planta. Así, de menos de 1 millón de kilos producidos en 1898, Argentina pasó a producir 20.000.000 de kilos en 1929 tan solo en la provincia de Misiones.

Países de mayor consumo de mate

El mate es consumido principalmente en Argentina, Paraguay, Uruguay, las regiones occidentales de Bolivia y Chile, y la región sur de Brasil. Sin embargo, sus principales exportadores mundiales son Brasil (49,7 millones de kilogramos), Argentina (41,4 millones de kilogramos) y Paraguay (21,1 millones de kilogramos), mientras que los mayores importadores de yerba mate del mundo son Uruguay (32,2 millones de kilogramos), Siria (31,4 millones de kilogramos) y Chile (6,6 millones de kilogramos).

Beneficios del consumo de mate

El consumo de mate está asociado a determinados efectos benéficos en el organismo, entre los que figuran:

  • Tiene un efecto diurético, o sea, estimula el mecanismo de la producción de la orina y contribuye así a la desintoxicación del cuerpo y reducción de la presión sanguínea.
  • Tiene antioxidantes como la paraoxonasa-1, capaz de incidir en la acumulación del colesterol de baja densidad (LDL). En esto es similar al té verde.
  • Tiene nutrientes esenciales como hierro, magnesio, potasio, calcio y vitaminas B1, B2, B3, B5, C y E.
  • Aumenta la tolerancia a la glucosa y por lo tanto disminuye la glucemia basal (triglicéridos).
  • Tiene un efecto neuroprotector en un determinado conjunto de neuronas asociadas a la locomoción y la movilidad, por lo que podría contribuir a la prevención de enfermedades como el mal de Parkinson.

Tipos de preparación del mate

Dos jóvenes comparten un mate en un parque.
El mate se prepara de diferentes maneras, según el pueblo y las condiciones ambientales.

El mate puede ingerirse de diferentes maneras, dependiendo del pueblo y de las condiciones ambientales. Entre sus variantes de preparación más conocidas figuran las siguientes:

  • Mate amargo. Como su nombre lo indica, se trata del consumo de la infusión sin adulterar y sin endulzar, por lo que constituye la preparación más habitual y corriente, conocida como cimarrón en Brasil.
  • Mate dulce. Difiere del mate amargo en que se le incorpora un poco de azúcar, miel o algún edulcorante (usualmente stevia) cuando se prepara, siempre a gusto del consumidor.
  • Mate con leche. Preparado con leche caliente en lugar de agua y generalmente endulzado con azúcar, y en ocasiones con coco rallado. Al igual que el mate dulce, no suele prepararse en el mismo recipiente del mate amargo, ya que existe la tradición de que contamina el sabor de las futuras preparaciones.
  • Mate con hierbas. Consiste en añadir a la yerba diferentes “yuyos” o hierbas, ya sea con fines medicinales o para alterar el sabor mediante la mezcla. Es normal utilizar con estos fines la hoja de coca, la peperina, el poleo, el toronjil, la melisa, la cola de caballo, el ajenjo, el azafrán, el limón, el eucalipto, entre otros.
  • Mate de té. Consiste en usar hoja de té negro en lugar de hoja de mate (o alguna mezcla de ambas), así como azúcar y un poco de jugo de limón. Se considera una variante del mate dulce y suele acompañarse también con otras hierbas.
  • Mate cocido. Se trata de una preparación distinta de la yerba mate, para la que se emplean saquitos o algún tipo de infusorio que se sumerge en el agua a punto de hervir, y se deja reposar por unos minutos. Suele consumirse con el desayuno o la merienda infantil.
  • Tereré. Típica del Paraguay y el noreste argentino, esta bebida consiste en la preparación del mate con agua fría en lugar de caliente, a la cual se le añaden diferentes condimentos como la menta, el cedrón, la peperina o limón, así como varios cubos de hielo. Es una forma de beber mate propia del verano.
  • Mate sirio. En las regiones sirias de Daraa y Latakia, el mate se consume de un modo muy distinto al del Cono Sur. Se sirve en un vaso pequeño de vidrio, con una pequeña bombilla, y se ingiere sin compartir, revuelto con una cucharadita de azúcar.
  • Cerveza de yerba mate. Elaborada en Brasil por el fabricante Dado Bier, se trata de una bebida alcohólica a base de yerba mate fermentada, junto con lúpulo y una mezcla de maltas. Tiene una graduación alcohólica media de 7°.

Sigue con: Tradición

Referencias

¿Cómo citar?

"Mate". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/mate/. Última edición: 18 de enero de 2023. Consultado: 24 mayo, 2024

Sobre el autor

Última edición: 18 enero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)