Conjunciones adversativas

Te explicamos qué son las conjunciones adversativas en gramática, su función y ejemplos. Además, otras conjunciones coordinantes.

conjunciones adversativas
Las conjunciones adversativas son un tipo de conjunciones coordinantes.

¿Qué son las conjunciones adversativas?

En gramática y sintaxis, se llama conjunciones adversativas o nexos adversativos a una clase de conjunciones coordinantes, es decir, aquellas que enlazan de un modo no jerárquico e intercambiable dos o más elementos, palabras u oraciones; pero a diferencia de otras conjunciones coordinantes, las adversativas introducen una relación de oposición o contradicción entre los términos enlazados.

Dicho de otro modo, cuando usamos una conjunción adversativa, estamos planteando una contrariedad entre los elementos enlazados. Según el tipo de contrariedad hablamos de:

  • Conjunciones adversativas exclusivas: La contrariedad es total, es decir que un elemento impide la realización del otro
  • Conjunciones adversativas restrictivas: La contradicción es parcial, ya que un elemento sólo le hace oposición al otro.

De esta manera, los principales nexos adversativos son “pero”, “mas”, “sin embargo”, “aunque”, “sino”, “no obstante” y “empero” (en desuso). También es posible usar con el mismo valor y sentido ciertos giros del lenguaje como “con todo”, “más bien”, “excepto”, “salvo”, “a pesar” y “menos”. Y es muy común que, al emplear este tipo de palabras, deban estar antecedidos por una pausa, ya sea que esté representada por una coma, o no.

Ver además: Nexos gramaticales

Ejemplos de conjunciones adversativas

Son ejemplos de oraciones con conjunciones adversativas las siguientes:

  1. Queríamos viajar, pero se interpuso la pandemia.
  2. Tengo dinero, pero no quisiera gastarlo.
  3. El experimento tuvo éxito, aunque los resultados fueron distintos a los esperados.
  4. Aunque no tienes hermanos, tu familia es bastante grande.
  5. Escribir es difícil, no obstante lo hacemos a diario.
  6. Ana no vive en la ciudad, y sin embargo trabaja en ella.
  7. Aprobaron el presupuesto, a pesar de las críticas que hicimos.
  8. No compramos alfalfa, sino lechuga rizada.
  9. Jesús no fue quien rompió la venta, sino Manuel.
  10. Hice todo lo que había en mi lista, salvo limpiar la cocina.
  11. Te compré lo que me pediste, menos los patines en línea.
  12. Los soldados volvieron a casa, excepto Ramírez.

Otras conjunciones coordinantes

Además de las conjunciones adversativas, existen los siguientes tipos de conjunciones coordinantes:

  • Conjunciones copulativas, que enlazan dos o más términos a partir de una relación de añadidura o acumulación. Por ejemplo: “Tengo ganas de correr y bailar” o “¿No tienen mesas, ni sillas, ni sofá?”.
  • Conjunciones disyuntivas, que introducen una relación de exclusión mutua entre los elementos enlazados. Por ejemplo: “¿Quieres arroz o prefieres puré?”.
  • Conjunciones distributivas, que reparten entre los términos enlazados un significado concreto. Por ejemplo: “Llegaremos a casa, sea hoy, sea mañana”.
  • Conjunciones explicativas, que enlazan elementos que tienen un mismo significado pero distinta forma, para insistir en lo dicho o explicarlo mejor. Por ejemplo: “Patricia se graduó, o sea, es ahora ingeniera”.

Sigue con: Oraciones compuestas

Referencias

¿Cómo citar?

"Conjunciones adversativas". Autor: Gilberto Farías. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/conjunciones-adversativas/. Última edición: 17 de enero de 2024. Consultado: 23 de febrero de 2024

Sobre el autor

Última edición: 17 enero, 2024
Revisado por Gilberto Farías
Licenciado en Letras (Universidad Central de Venezuela)

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)