Conjunciones adversativas

Te explicamos qué son las conjunciones adversativas en gramática, su función y ejemplos. Además, otras conjunciones coordinantes.

conjunciones adversativas
Las conjunciones adversativas son un tipo de conjunciones coordinantes.

¿Qué son las conjunciones adversativas?

En gramática y sintaxis, se llama conjunciones adversativas o nexos adversativos a una clase de conjunciones coordinantes, es decir, aquellas que enlazan de un modo no jerárquico e intercambiable dos o más elementos, palabras u oraciones; pero a diferencia de otras conjunciones coordinantes, las adversativas introducen una relación de oposición o contradicción entre los términos enlazados.

Dicho de otro modo, cuando usamos una conjunción adversativa, estamos planteando una contrariedad entre los elementos enlazados. Según el tipo de contrariedad hablamos de:

  • Conjunciones adversativas exclusivas: La contrariedad es total, es decir que un elemento impide la realización del otro
  • Conjunciones adversativas restrictivas: La contradicción es parcial, ya que un elemento sólo le hace oposición al otro.

De esta manera, los principales nexos adversativos son “pero”, “mas”, “sin embargo”, “aunque”, “sino”, “no obstante” y “empero” (en desuso). También es posible usar con el mismo valor y sentido ciertos giros del lenguaje como “con todo”, “más bien”, “excepto”, “salvo”, “a pesar” y “menos”. Y es muy común que, al emplear este tipo de palabras, deban estar antecedidos por una pausa, ya sea que esté representada por una coma, o no.

Ver además: Nexos gramaticales

Ejemplos de conjunciones adversativas

Son ejemplos de oraciones con conjunciones adversativas las siguientes:

  • Queríamos viajar, pero se interpuso la pandemia.
  • Tengo dinero, pero no quisiera gastarlo.
  • El experimento tuvo éxito, aunque los resultados fueron distintos a los esperados.
  • Aunque no tienes hermanos, tu familia es bastante grande.
  • Escribir es difícil, no obstante lo hacemos a diario.
  • Ana no vive en la ciudad, y sin embargo trabaja en ella.
  • Aprobaron el presupuesto, a pesar de las críticas que hicimos.
  • No compramos alfalfa, sino lechuga rizada.
  • Jesús no fue quien rompió la venta, sino Manuel.
  • Hice todo lo que había en mi lista, salvo limpiar la cocina.
  • Te compré lo que me pediste, menos los patines en línea.
  • Los soldados volvieron a casa, excepto Ramírez.

Otras conjunciones coordinantes

Además de las conjunciones adversativas, existen los siguientes tipos de conjunciones coordinantes:

  • Conjunciones copulativas, que enlazan dos o más términos a partir de una relación de añadidura o acumulación. Por ejemplo: “Tengo ganas de correr y bailar” o “¿No tienen mesas, ni sillas, ni sofá?”.
  • Conjunciones disyuntivas, que introducen una relación de exclusión mutua entre los elementos enlazados. Por ejemplo: “¿Quieres arroz o prefieres puré?”.
  • Conjunciones distributivas, que reparten entre los términos enlazados un significado concreto. Por ejemplo: “Llegaremos a casa, sea hoy, sea mañana”.
  • Conjunciones explicativas, que enlazan elementos que tienen un mismo significado pero distinta forma, para insistir en lo dicho o explicarlo mejor. Por ejemplo: “Patricia se graduó, o sea, es ahora ingeniera”.

Sigue con: Oraciones compuestas

Referencias

¿Cómo citar?

"Conjunciones adversativas". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/conjunciones-adversativas/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 21 de octubre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)