Concepto de Utilidad


Significado de utilidad

¿Qué es? El concepto de utilidad proviene del concepto “utilitas”. Se denomina así al beneficio, provecho o interés que es obtenido por la realización de una acción, como pudiera ser la inversión o trabajo por ejemplo.

También en ocasiones se emplea este concepto cuando se hace referencia a la cualidad de útil, o sea lo que puede ser aprovechado beneficiosamente en algún sentido. Cuando se dice que algo es útil se dice que sirve este para lograr satisfacer una necesidad mediante su empleo o consumo. Por ejemplo podemos de decir que si una persona quiere escribir su primera novela literaria, la máquina de escribir así como también el lápiz, o un anotador serían objetos de utilidad para cumplir con dicho objetivo.

Utilidad Marginal y Total

En la comprensión económica de tipo corriente marginalista se distinguen dos categorías del concepto de utilidad. Por un lado la utilidad total que es el beneficio que brinda la cantidad consumida de un bien. Por el otro lado la utilidad marginal que se refiere al incremento en la utilidad total en relación con cada unidad consumida de un determinado bien. El proceso de utilidad marginal va en decrecimiento, cuando aumenta en una unidad el consumo de un bien, la satisfacción va directamente en disminución, el nivel de beneficio es cada vez menor de este modo.

Podemos clarificar esto ejemplificando con el caso en el que una persona sedienta toma un primer vaso de líquido bebible, el primero satisface de gran forma, ya con el segundo o tercer vaso consumido el nivel de satisfacción que agrega es en menor medida. Así sucesivamente hasta el punto tal en el cual un nuevo vaso con bebida ya no será de utilidad, y/o el sujeto se encuentra satisfecho.

Utilidad como Ganancia

En el ámbito financiero la utilidad está ligada al concepto de “ganancia”. Se entiende entonces que a cierto nivel de capital invertido se esperan especulativamente cierto nivel de utilidades. Basándose en este concepto la filosofía concibió toda una corriente de pensamiento denominada “utilitarista”. Esta doctrina sostiene que la utilidad es el principio fundamental de los valores morales. Se basa en supuestos de que lo valioso consiste en obtener el mayor resultado deseado, o mejor estado de las cosas posible.



La moralidad de una acción se encuentra definida por su utilidad, lo cual es lo mismo que decir que está determinado solo por aquello que es valioso para cada individuo en particular. Esta corriente filosófica fue originada en los siglos XVIII y XIX en Inglaterra, y sus representantes más reconocidos fueron, James Mills Y Jeremy Bentham. Las críticas que se hicieron a esta corriente utilitarista son las que tienen que ver con su aporte sobre consumo y satisfacción de bienes que pueden ser superfluos y no vitales, en contexto de la sociedad actual, y más puntualmente existen otras críticas que tienen que ver con la negación del grupo social como son la excesiva orientación personal como el egoísmo y el hedonismo.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.