Engreído

Te explicamos cómo es alguien engreído y en qué se diferencia de alguien arrogante o vanidoso. Además, sinónimos del término.

Una mujer engreída ignora a dos hombres que intentan hablarle.
Una persona engreída tiene una actitud soberbia y petulante.

¿Qué es alguien engreído?

Una persona engreída es aquella que está convencida de ser mejor que los demás, es decir, que tiene una actitud soberbia y petulante, a menudo de una manera ridícula o bochornosa. Por lo tanto, una persona engreída es todo lo contrario de una persona modesta o humilde.

Se llama engreimiento a la condición de ser engreído. Ambas palabras provienen del verbo latino credere (“creer”) y cambiaron hacia su forma actual en su tránsito por las lenguas romances o vulgares, conservando el sentido figurado de creerse superior, o como se dice popularmente, “creérsela” o “ser un creído”.

De hecho, en las distintas variantes del español americano, es posible dar con usos distintos de esta palabra, a menudo vinculados con la idea de niño excesivamente mimado (o sea, un “niño engreído”), de donde se desprende el sentido del verbo engreír como sinónimo de “mimar” o “consentir”. Aplica también para las mascotas muy atesoradas, e incluso para las personas que se hacen de rogar para llevar a cabo su trabajo o atender una responsabilidad.

El engreimiento puede ser fruto del exceso de confianza o la compensación de una baja autoestima, y puede o no tener fundamentos reales en el talento o la naturaleza de la persona. De cualquier modo, “engreído” se refiere a la actitud de la persona, más que a una evaluación objetiva de sus condiciones o talentos.

Ver además: Arrogancia

Sinónimos de “engreído”

Son sinónimos de “engreído” los siguientes adjetivos y expresiones: orgulloso, arrogante, petulante, vanidoso, presuntuoso, soberbio, sobrado, creído, malcriado, mimado, pagado de sí mismo.

¿Cómo actúa una persona engreída?

Las personas engreídas, normalmente, muestran un comportamiento altivo, arrogante, de abierta superioridad frente a los demás. Pueden ser ostentosas o vanidosas, y es común que se piensen por encima de las reglas por las que se rige el resto de los individuos. Así, una persona engreída a menudo tiene problemas aceptando la autoridad, siguiendo instrucciones u ocupando un lugar indiferente dentro de un grupo.

Las personas engreídas pueden tener un trato altanero, soberbio, o bien pueden manejarse con una actitud de paternalismo y lástima hacia los demás. En ambos casos, se trata de la convicción de estar siempre por encima, y por lo tanto no suelen tratar al prójimo como su igual.

Estas actitudes, normalmente, despiertan resentimiento y rabia en los demás, razón por la cual las personas engreídas suelen cosechar rivalidades y enemistades, lo que a su vez puede reforzar su conducta soberbia, dado que creen que los demás “les tienen envidia” o “no soportan su éxito”.

Diferencias entre engreído, arrogante y vanidoso

En principio, los términos “engreído”, “arrogante” y “vanidoso” pueden usarse como sinónimos, ya que todos se refieren a una persona que se muestra superior a las demás o que se vanagloria de estar por encima del promedio. Sin embargo, cada término tiene sus particularidades:

  • Una persona engreída, en general, es alguien petulante, malcriado o mimado. Es una persona que se cree especial y, por ende, cree que las reglas no le aplican del todo, y que debe ser objeto de excepciones continuamente. Por ejemplo, un empleado que no cumple con la meta establecida de trabajo y se enfada cuando van a reprenderlo, alegando que la empresa debería estar agradecida más bien de su presencia allí, pues él es un trabajador extraordinario.
  • Una persona arrogante, de un modo similar, es alguien soberbio, que demuestra un exceso de confianza en sí mismo. No necesariamente es alguien malcriado y mimado, pero sí alguien petulante, cuya aproximación hacia el resto es siempre de superioridad. Por ejemplo, un empleado que en todas las reuniones opina sobre los asuntos de los demás queriendo decirles cómo han de hacer las cosas y tratándolos como si él fuera su jefe y no un compañero más.
  • Una persona vanidosa, por último, es alguien narcisista, que se presta excesiva atención a sí mismo y que está convencido de ser especial en algún sentido: muy hermoso, muy talentoso, muy inteligente, etcétera. Los vanidosos no son necesariamente arrogantes, pues no pierden tiempo y atención en los demás, sino que están excesivamente centrados en sí mismos y por ende incurren a menudo en actitudes de engreimiento. Por ejemplo, un empleado que durante la hora de almuerzo no habla de sus compañeros sino de sí mismo, de lo que hizo el fin de semana, de lo perfecta que es su vida o de lo bien que le va.

Sigue con: Vanidad

Referencias

¿Cómo citar?

"Engreído". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/engreido/. Última edición: 13 de diciembre de 2022. Consultado: 24 mayo, 2024

Sobre el autor

Última edición: 13 diciembre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)