Concepto de
Cronograma

Te explicamos qué son los cronogramas, por qué son útiles y para qué se usan. Además, ejemplos y métodos para elaborarlos.

cronograma
Un cronograma permite la visualización ordenada de los eventos futuros.
  1. ¿Qué es un cronograma?

Un cronograma (palabra derivada del griego krónos, “tiempo”, y grámma, “letra”) es una representación gráfica, ordenada y esquemática de eventos, generalmente venideros. Normalmente sirve como herramienta de gestión de proyectos, funciones o actividades. Su uso es muy común en una enorme variedad de ámbitos, especialmente en los laborales y empresariales.

Al permitir la visualización ordenada de los eventos futuros, los cronogramas son ideales para las labores de planificación, seguimiento y previsión. Por eso, constituyen una herramienta común y popular.

Su representación visual puede darse de muchas formas y estilos, pero usualmente consiste en un conjunto delimitado de espacios que se corresponden con instantes del tiempo: días, horas, etc., y en los que se detalla más o menos algún evento o actividad.

En ocasiones, los cronogramas sirven como adelanto de labores futuras. Pueden ser evaluados como basamento de un proyecto, y en base a ellos determinar la cantidad y/o frecuencia de recursos que se necesitarán para el mismo, ya que esencialmente son herramientas para la gestión del tiempo.

Por esta razón existen programas computacionales idóneos para distintos tipos de cronograma, como son Planner, KPlato o Microsoft Project.

Ver también: Diagrama

  1. Ejemplos de cronogramas

cronograma diagrama de pert
En el diagrama de Pert no importa el tiempo sino el orden de los eventos.

Puede haber tantos cronogramas distintos como se necesite, ya sea para detallar los pasos a dar en un proyecto arquitectónico, marcar los hitos importantes en un embarazo, organizar el trabajo de una fábrica o simplemente anunciar las películas venideras en un cineclub de barrio.

Sin embargo, suele hablarse de dos métodos importantes para elaborar cronogramas, conocidos como:

  • El diagrama de Gantt. Suele consistir en una barra de entrada doble, en la cual se anotan las actividades (filas) y el tiempo de su duración (columnas), para así poder organizarlas en el tiempo. Es el tipo que se emplea mayormente en la gestión de espacios, como aulas de clases, que son frecuentadas por diversos grupos de personas.
  • El diagrama de Pert. También llamado “red Pert”, consiste en la organización de las actividades en base a cuáles anteceden a cuáles, aplicando para ello un diagrama de flujo, que conecta mediante flechas los espacios (circulares o rectangulares) para indicar así prelación o continuidad. En este caso lo importante no es tanto el tiempo en el que cada actividad se realiza, sino el orden específico en que se hace.

Sigue con: Línea de tiempo

Referencias:

Última edición: 18 de febrero de 2020. Cómo citar: "Cronograma". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/cronograma/. Consultado: 12 de agosto de 2020.

Publicidad