Efecto Mandela

Te explicamos qué es el efecto Mandela en la memoria colectiva y por qué se produce. Además, ejemplos de la historia y de la cultura popular.

efecto mandela
El efecto Mandela crea recuerdos ficticios sobre libros, películas o incluso experiencias.

¿Qué es el efecto Mandela?

Se conoce popularmente como el efecto Mandela a un fenómeno social que instala en la memoria colectiva recuerdos o certezas de cosas que nunca sucedieron, pero que al ser validadas tanto individual como colectivamente, se toman por ciertas, pudiendo así llegar a contradecir la realidad evidente.

Recibe su nombre del político sudafricano Nelson Mandela (1918-2013), gracias a la autodenominada estudiosa de lo paranormal (es decir, pseudocientífica) estadounidense Fiona Broome quien, cuando en 2013 se supo del fallecimiento de Mandela, afirmó que él había muerto realmente en la década de 1980. Lo curioso es que muchas personas dijeran “recordar” la “verdadera” muerte de Mandela, en contra de toda la evidencia objetiva.

Este no es el único caso del efecto Mandela, y muchas veces estos recuerdos ficticios dan pie a teorías de conspiración, malos entendidos o fake news. La propia Broome en 2013 afirmó que había una conspiración internacional que usaba a Mandela como símbolo, y hubo incluso quienes afirmaron que se trataba de una evidencia clara de la existencia de universos paralelos. Todo ello, fruto de la (mala) memoria colectiva, y del poder innegable de la ficción.

Ver también: Superstición

¿Por qué sucede el efecto Mandela?

La explicación científica del llamado efecto Mandela tiene que ver con el poder de la sugestión y de la presión grupal, capaces de inducir a las personas a pensar de maneras extravagantes, pero también con la naturaleza de la memoria.

Eso que llamamos “recuerdos” son impresiones mentales más o menos fieles a la verdad de lo sucedido, que conforme pasa el tiempo y la experiencia vivida queda más y más lejos, se van haciendo más neblinosos e imprecisos, excepto aquellos que contemos a menudo.

Como sabe cualquiera que haya jugado al “teléfono descompuesto” (en el que un mensaje se envía a través de una cadena de escuchas y al final resulta ser algo completamente distinto al original), con cada repetición de un relato se van alterando algunas de sus características.

Así, es posible que la memoria sea susceptible a este tipo de “reescrituras”, sobre todo cuando se trata de memorias poco centrales en nuestra experiencia subjetiva. El cerebro humano no puede ocuparse en la rememoración de absolutamente todo lo vivido, y mucho de lo que recordamos se basa en los relatos que hemos hecho de lo vivido, ya que recordar el relato es más sencillo y más factible que revivir la experiencia. Se trata de un asunto de eficacia.

Así, es posible que muchas personas recuerden cosas de un modo distinto a como fueron, por el simple hecho de que las han contado así a lo largo de los años. Si a ello sumamos la presión de pertenecer al grupo y el poder de sugestión de la Internet, podemos comprender por qué ocurre el llamado efecto Mandela.

Ejemplos de efecto Mandela

Otros casos conocidos del efecto Mandela son los siguientes:

  • Cuando en 2016 la Madre Teresa de Calcuta fue canonizada por la Iglesia Católica, muchos dijeron recordar cómo en 1990 ya se la había canonizado.
  • En el filme Casablanca hay una famosa escena entre el pianista “Sam” (Dooley Wilson) e Ilsa Lund (Ingrid Bergman), cuya línea más famosa suele citarse como Play it again, Sam o “Tócala de nuevo, Sam”. Pero dicha línea jamás se pronuncia en la película.
  • Muchos recuerdan al personaje icónico del juego de mesa Monopoly viste como un burgués del siglo XIX, incluido un monóculo; pero la verdad es que en ninguna de sus apariciones presenta este tipo de lente de un solo ojo.
  • En el filme El imperio contraataca de la saga Starwars, todos recuerdan la célebre frase del antagonista, Darth Vader: “Luke, I am your father”. Sin embargo, en dicha escena cumbre, el malvado señor del Sith jamás pronuncia el nombre de su hijo.
  • Se atribuye comúnmente al Quijote, la famosa novela de Cervantes, la cita “Ladran, Sancho, señal de que cabalgamos” o alguna variante similar. Pero lo cierto es que esa frase no aparece nunca en ninguno de los dos tomos del Quijote.

Sigue con: Efecto mariposa

Referencias

  • “Efecto Mandela” en Wikipedia.
  • “El efecto mandela” en el Goethe Institut.
  • “El efecto Mandela, los ‘atajos’ cerebrales que pueden beneficiar a las fake news” en El Diario (España).
  • “¿Qué es el efecto Mandela y cuáles son los casos más famosos que se recuerdan?” por Ada Nuño en El Confidencial.
  • “The Mandela Effect: How False Memories Occur” en Healthline.

¿Cómo citar?

"Efecto Mandela". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/efecto-mandela/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 16 de septiembre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)