Inicio >Sociedad> Natalidad

Concepto de Natalidad


La palabra natalidad hace referencia a la cifra proporcional de los nacimientos que se dan en una población particular en un tiempo específico. Es decir la tasa de natalidad permite calcular los niveles de fecundidad.

Natalidad

(Tasa de Natalidad.)

¿Qué es la natalidad?

Cuando se habla de natalidad se hace referencia al número de nacimientos producidos en un país en cualquier período que se quiera tomar en cuenta, a veces es por un año. La tasa de natalidad se calcula mediante una fórmula: cantidad de nacimientos registrados en “x tiempo” por cada mil habitantes en relación con la totalidad de la población. Es una tasa variable ya que los nacimientos cambian según las regiones o países y según las épocas.

En general, la tasa aumenta en relación a los años anteriores y más en países subdesarrollados,  el trasfondo es cultural porque:

  • Muchas veces la falta de atención sobre la natalidad tiene que ver con temas políticos, falta de información o de capacitación a los ciudadanos.
  • La creación de familias numerosas gracias a que muchas veces se necesitan más miembros familiares para poder subsistir.
  • Los factores religiosos muchas veces influyen, en algunas religiones los abortos o los métodos anticonceptivos están prohibidos.
  • Culturalmente no hay distribución del tiempo marcado y no tienen una noción del tiempo laboral y tiempo educativo.

Es por estas razones que el aumento de la taza de natalidad muchas veces es explosiva e incontrolable año a año, haciendo así que la población se doblegue cada veinte años. Aunque en algunos países, gracias a las campañas y operaciones a favor del control de natalidad, se está logrando reducir los niveles de fecundidad.

La natalidad en países desarrollados y países subdesarrollados

En contraposición en los países desarrollados o del llamado “primer mundo”, los niveles de nacimientos son más bajos, la cultura también tiene responsabilidad aquí. Gracias a su condición de primer mundo tiene mayor cantidad de beneficios como:



  • Educación sexual más completa que en los países subdesarrollados.
  • Planificación familiar (el gobierno chino lanza una política de hijo único, el gobierno multa a familias con más de un hijo). Esta idea de planificación de Estado compete a la población total, porque el crecimiento excesivo de población traería consecuencias a nivel económico y/o territorial.
  • El tiempo se divide entre tiempo laboral y tiempo de estudio, para lograr una vida equilibrada entre la vida profesional y la vida privada de las personas.

Es por eso que naciones como Alemania, Japón y Austria, se encuentran con las tasas de natalidad más bajas. La tasa de natalidad más baja es la de la isla australiana Norfolk, que es de hecho es una tasa negativa.

Es importante destacar que muchos sucesos que competen no una población particular, sino a la población mundial, influyen en determinados momentos y pueden hacer que los nacimientos decaigan, como en las grandes depresiones económicas, o pueden hacer que la cantidad de nacimientos explote. Un ejemplo claro de esto se dio tras la Segunda Guerra Mundial,  esto es el fenómeno demográfico bien llamado “explosión de natalidad”.

Por lo tanto, se llega a la conclusión de que los factores comprendidos son sumamente importantes para este número. El espacio físico y el período de tiempo, tanto como las condiciones culturales, religiosas, socioeconómicas, educacionales, alimenticias y las zonas culturalmente más avanzadas influyen en la nivelación, tanto para arriba como para abajo, que se da por sí misma de la tasa de natalidad.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.