Mapa semántico

Te explicamos qué es un mapa semántico, qué tipos existen y para qué sirve. Además, te contamos cómo hacerlo, paso a paso.

Un estudiante prepara un mapa semántico en un cuaderno.
Un mapa semántico diferencia entre conceptos centrales y conceptos auxiliares.

¿Qué es un mapa semántico?

Un mapa semántico o mapa conceptual es una representación gráfica de los conceptos fundamentales de un tema, obra u otro asunto bajo estudio. Consiste en un conjunto de palabras clave vinculadas entre sí mediante líneas, de modo tal que se haga evidente la relación lógica entre ellas.

Existen dos perspectivas básicas respecto de los mapas semánticos. Por un lado, se los puede considerar como una herramienta de organización previa a la exploración de un tema, es decir, como un apoyo para articular los conceptos que luego se abordarán más profundamente. Por otro lado, se pueden usar como un material de apoyo que ilustre las relaciones ya explicadas.

De cualquiera de los dos modos, se trata de una herramienta de apoyo conceptual que permite un mayor entendimiento de la materia. Esto se da a partir de dos relaciones lógicas: la diferenciación entre los conceptos clave o centrales y los conceptos auxiliares o secundarios, y la organización espacial o visual de dichos conceptos y su unión mediante líneas conectoras.

Existen tres tipos de mapa semántico, dependiendo de su estructura y apariencia:

  • Mapa semántico lineal. En este tipo de diagrama la información se organiza de izquierda a derecha o de arriba a abajo, de manera secuencial y continua, ubicando el o los conceptos principales a la izquierda/arriba y desplegando el resto hacia la derecha/abajo.

El mapa semántico lineal organiza la información de manera secuencial.

  • Mapa semántico de matriz. En este tipo de diagrama el centro del mapa actúa como núcleo del sistema, y en él se ubican los conceptos clave. Mientras que los conceptos auxiliares se ubican hacia los bordes de la matriz, rodeando al principal.

Un mapa semántico ubica los conceptos secundarios alrededor del principal.

  • Mapa semántico arbóreo. En este tipo de diagrama el concepto clave se encuentra en el centro y los conceptos secundarios se desprenden de él hacia arriba o hacia abajo, de la misma manera en que lo hacen las ramas o las raíces de un árbol, respectivamente.

El mapa arbóreo permite detallar ideas secundarias y específicas.

Ver además: Mapa mental

¿Para qué sirve un mapa semántico?

Los mapas semánticos sirven para representar de un modo visual, eficaz y ágil los conceptos de un tema determinado.

Es decir, ayudan a organizar la información, permiten ordenar jerárquicamente los conceptos y comprender las relaciones que hay entre las ideas. Esto es útil a la hora de estudiar un determinado tópico.

Los mapas conceptuales permiten una comprensión más rápida de las ideas, por lo que también pueden servir de apoyo a la hora de exponer el tema, de ilustración auxiliar o de esquema previo para facilitar el abordaje del tema.

Del modo que sea, los mapas semánticos son ideales para esclarecer la relación entre los conceptos fundamentales de un asunto. Son una herramienta que de forma visual otorgan al lector una panorámica de un tema.

¿Cómo hacer un mapa semántico?

Para hacer un mapa semántico, deben seguirse los siguientes pasos:

  • Escoger el material de lectura. El primer paso será elegir de dónde saldrán los conceptos que aparecerán en el diagrama y cuál será el tema general a abordar.
  • Extraer los conceptos para el diagrama. Una vez definido el campo general del diagrama, se debe extraer los conceptos del material de lectura. Para esto, se debe leer y luego tomar nota de cuáles son los conceptos que tienen que aparecer en el esquema. Para tomar nota de estos conceptos basta con una palabra clave.
  • Identificar el concepto o tema principal. Entre todos los conceptos extraídos, se debe elegir cuál o cuáles son los principales y cuáles son los auxiliares, para establecer la jerarquía del diagrama.
  • Organizar los conceptos. Se debe entonces colocar el concepto principal en su lugar respectivo, de acuerdo al esquema de diagrama elegido (lineal, matricial o arbóreo) y paulatinamente colocar en su sitio el resto de los conceptos auxiliares.
  • Trazar las líneas. Una vez que todos los conceptos estén en su sitio definitivo, se trazarán las líneas que establecen la conexión entre uno y otro, determinando así el flujo lógico del diagrama.

Sigue con: Ideas principales y secundarias de un texto

Referencias

¿Cómo citar?

"Mapa semántico". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/mapa-semantico/. Última edición: 6 de marzo de 2023. Consultado: 22 de febrero de 2024

Sobre el autor

Última edición: 6 marzo, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)