Expropiación

Te explicamos qué es una expropiación o estatización y qué bienes pueden expropiarse. Además, cómo es una indemnización por expropiación.

El pueblo San Román de Sau fue expropiado para la construcción de un embalse.
Una expropiación se realiza por razones de interés nacional, como la construcción de un embalse.

¿Qué es una expropiación?

Una expropiación (a veces llamada también estatización) es un proceso legal y administrativo a través del cual la propiedad privada de un bien mueble o inmueble es transferida de manera forzosa al Estado, lo cual genera a cambio una compensación o indemnización a favor del titular previo. Dicho de un modo más simple, se trata de una compra forzosa realizada por el Estado, a través de alguna entidad de la administración pública, de un bien que se considera de interés nacional.

Las expropiaciones son procedimientos contemplados y regulados por la ley, que constituyen una figura intermedia entre la compra-venta del derecho privado y la confiscación por parte del Estado. Un bien puede ser expropiado para su explotación por el Estado o por terceros, o para destinarlo a algún proyecto de bien público. Por lo general, una expropiación se lleva a cabo por motivos de fuerza mayor, es decir, cuando el perjuicio al derecho individual de unos pocos se ve compensado por el beneficio de una importante mayoría o incluso por la supervivencia de la sociedad.

El término “expropiación” proviene de las voces latinas ex– (“hacia afuera”), pro (“a favor”) y privatus (“privado”), y como figura legal tuvo sus orígenes formales en los códigos napoleónicos del siglo XIX, en los que el propio Napoleón puso fin a la potestad del Estado, heredada de las monarquías absolutas del Antiguo Régimen, de adueñarse de las propiedades sin que mediara una compensación adecuada. Desde entonces, la expropiación ha sido una figura empleada por los Estados para cumplir con proyectos públicos prioritarios o controlar bienes considerados de interés social.

Puede servirte: Derecho público

Bienes expropiables y sujetos de la expropiación

Los bienes que pueden (o no) ser sujetos a expropiación son expresados en cada país en las leyes, o sea, en la Constitución Nacional y los códigos relacionados a la materia. Sin embargo, en términos generales, todos los bienes muebles o inmuebles que se encuentren dentro del territorio nacional y bajo la jurisdicción legal del Estado, pueden ser sometidos a un proceso de expropiación.

Por su parte, los sujetos que intervienen en la expropiación son, fundamentalmente, tres:

  • El expropiante, es decir, quien inicia el proceso de expropiación, y que es exclusivamente el Estado: el gobierno, la comunidad autónoma o municipalidad, según corresponda en el orden administrativo establecido.
  • El expropiado, es decir, el antiguo titular de la propiedad expropiada, que generalmente es una persona natural o jurídica ajena al Estado. Esta persona recibirá una indemnización a cambio de perder la propiedad del bien expropiado.
  • El beneficiario, es decir, la persona natural o jurídica que, en representación del interés público o social, recibirá los derechos de uso y control del bien expropiado. Esta persona puede o no ser la misma persona expropiante.

Efectos de una expropiación

Una vez que el proceso de expropiación ha tenido lugar, se dan los siguientes efectos legales:

  • Se transfiere el derecho de propiedad del bien expropiado del expropiado al beneficiario.
  • También se puede extinguir el derecho de propiedad del bien expropiado para destinarlo a la utilidad pública.
  • Nace el derecho a la indemnización del expropiado por parte del Estado.

Indemnización por expropiación

Si bien la expropiación es forzosa y figura entre las potestades del Estado, la contrapartida de este proceso es la indemnización que debe recibir el expropiado. Los términos de esta indemnización deben estar explicitados en las leyes al respecto, pero en general suele ser:

  • Integral, es decir, debe dejar sin daño al expropiado, otorgándole la cantidad adecuada de dinero para que su patrimonio no se vea disminuido luego de la expropiación.
  • Justa, es decir, debe corresponderse al valor exacto del bien expropiado, sin perjuicio ni beneficio del expropiado, para lo cual debe tomar en cuenta el valor actual, integral, histórico y objetivo del bien expropiado.
  • Única, es decir, debe recibirse una sola vez.
  • Previa, es decir, debe recibirse antes de que la transferencia de la propiedad del bien al beneficiario sea llevada a cabo.
  • En dinero, es decir, debe pagarse en dinero efectivo y no en otros bienes, pagarés ni otro tipo de valores.

Ejemplos de expropiación

Algunos ejemplos de expropiaciones pueden ser:

  • La compra forzosa de casas y terrenos en una ciudad para dedicarlos a la construcción de un sistema de transporte público que beneficie a los ciudadanos de la ciudad en el futuro.
  • La expropiación de una empresa eléctrica que está en riesgo de quiebra y que podría dejar sin electricidad al país entero.
  • La compra de terrenos baldíos para la construcción de escuelas, espacios deportivos y otros espacios dedicados a la comunidad.

Expropiación en México

De acuerdo a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el procedimiento de expropiación está sujeto a lo establecido en la Ley de Expropiación, donde se define esta figura legal y también se establecen las causas posibles de su aplicación, los mecanismos exactos según los cuales debe darse el procedimiento y los términos en que debe ocurrir la indemnización correspondiente.

Allí se concibe la expropiación como la privación total o parcial del derecho de propiedad de una persona natural o jurídica sobre un bien considerado de interés público, siempre de acuerdo a los lineamientos establecidos en el resto del artículo.

En dicha ley se le otorga al Estado la potestad de expropiar aquellos bienes de importancia económica suprema, como minas, yacimientos petrolíferos o de agua, entre otros, así como aquellos considerados de interés social para la comunidad. Esta ley surgió, entre otros asuntos, para permitir a los gobiernos liberales del siglo XIX ejercer cierto control sobre las propiedades tradicionalmente tenidas por la Iglesia católica.

Por último, las leyes mexicanas también contemplan un Derecho de reversión, esto es, la posibilidad de que una persona a la que previamente se le ha expropiado un bien, solicite el retorno a su poder de los bienes comprados forzosamente, siempre y cuando hayan pasado de dos a cinco años de concretada la expropiación y el bien no haya sido destinado a una causa de bien social o utilidad pública.

Sigue con: Expropiación petrolera en México

Referencias

¿Cómo citar?

"Expropiación". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/expropiacion/. Última edición: 24 de enero de 2023. Consultado: 01 de febrero de 2023

Sobre el autor

Última edición: 24 enero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)