Inicio >Ser humano> Pedante

Concepto de Pedante


Presumir, alardear, ser un crítico excesivo y molesto es algo que se tiende a calificar en la sociedad de forma negativa y la agrupación de estas características es lo que se denomina pedante

¿Pero se está en lo correcto? ¿Es así realmente su significado?

Es una palabra que tiene su origen en el italiano “pedante”, que quiere decir “maestro”o “profesor”. Ahora bien, cómo surge la palabra es algo que se desconoce.

Sin embargo, lo que se puede decir al respecto es que parece venir de “pedagogo”, esta apreciación se extrae del primer término de la palabra.

Se dice también que puede deberse a una contracción del latín del medioevo: “paedagogare”, que quiere decir “hacer de pedagogo” y por tanto mantiene una posición de enseñar. Pero no es algo que se tenga con claridad.

La connotación original de “pedante”

Si bien en la sociedad actual y desde hace bastantes décadas atrás se tiene una percepción bastante negativa de este concepto, es decir, que es un descalificativo, en sus inicios fue usado para indicar la conducta de un profesor y no había nada más allá de eso.

Sin embargo, hoy podemos encontrar, incluso, características conductuales propias asociadas a esta palabra como se entiende en el presente, es decir, negativamente. Como por ejemplo, el preocuparse de sobremanera por detalles mínimos acerca de temas que se manejan.

Por ejemplo, en las obras de Shakespeare era utilizado de la forma original, pero con Thomas Nashe en Have with You to Saffron-Walden ya toma el rumbo en dirección a lo descalificativo.

Cómo es una persona pedante

El objetivo del pedante es siempre demostrar a través de sus actos lo que sabe, lo que ha aprendido, leído, practicado, etc. En este sentido mantiene un estrecho vínculo con el ser “erudito”. Alguien que no conoce de un tema y no tiene dicha seguridad no suele presentar esa pedantería.

Se reconocen las actitudes pedantes por la preocupación excesiva de minucias y la corrección hacia otros. Ya sea por lo que dice, por el mal uso de un concepto, por pronunciar mal una palabra, por la falta de preparación que puede demostrar alguien que va a dar un discurso, lo que sea, siempre habrá un motivo por el cual se manifiesten, lo que es muy desagradable para el entorno, mucho más para quienes no tienen paciencia.

Ahora bien, como en todo hay excepciones y no siempre el pedante tiene los conocimientos que dice tener, a veces puede ser sólo cuestión de actitud. Un ejemplo de esto se suele ver bastante en la gente de mayor edad o que ha vivido mucho tiempo, por lo que utiliza la experiencia como su bandera.

Aunque en muchos casos, lo que dicen puede no estar siempre en lo cierto o están en posesión de conocimientos no actualizados.

Pedantería en la psicología

La persona pedante no se entiende ni como una estructura de personalidad ni como patología, más bien puede en muchos casos ser una conducta más dentro de desórdenes psíquicos.



Como en el trastorno obsesivo compulsivo, también en el autismo de alto funcionamiento, puede ser una conducta propia en algunos tipos de narcisos. También la pedantería suele encontrar espacio en los delirios de grandeza.

(Pedante. Ilustración)

(Pedante. Ilustración)

Si bien es un comportamiento molesto, no es un indicativo realmente trascendente y puede repetirse en distintas ocasiones sin necesidad de ser relevante, salvo que esté acompañado de otros indicadores.

En otro sentido, se puede realizar la interpretación de una persona que se caracterice por su pedantería. Básicamente, se trataría de una persona que busca dominar la autoestima de los otros para así poder brillar, aunque el modo para lograrlo no sea precisamente la humillación de forma directa. Lo hace corrigiendo incisivamente los errores ajenos.

Dentro de la psicología suele entenderse a estas personas como vampiros emocionales, ya que tienen una estrategia bastante sutil, pero efectiva a la hora de menguar los ánimos de quienes le rodean o, incluso, de gente que recién conocen, trayendo consigo emociones tóxicas.

La inseguridad camuflada que tienen los pedantes es algo que el común de las personas no percibe, puesto que en su actitud parece ser que saben realmente lo que dicen y que sólo se trata de una corrección más, aunque a veces esté fuera de lugar.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.