Inicio >Ser humano> Coeficiente intelectual

Concepto de Coeficiente intelectual


El cociente o coeficiente intelectual es el número con el que se miden las habilidades cognitivas de una persona, el cual se obtiene a través de test psicológicos y de otros tipos de pruebas. Se dice que éste está ligado a la velocidad con la que las personas procesan la información.

El punto medio, la normalidad del CI (así se abrevia el coeficiente intelectual o IQ en inglés), es de 100 puntos. Se calcula que el gran físico Albert Einstein tenía un coeficiente intelectual de entre 160 y 190. Una persona con un coeficiente de 130 puntos ya es considerada como superdotada, las personas con este tipo de inteligencia están por sobre el 98% de la población.

Este término fue utilizado por primera vez en el año 1912 por el psicólogo alemán William Stern para poder puntuar los primeros test de inteligencia que se aplicaron en los niños y de este modo poder hacer comparaciones. En estas prácticas se dividía la edad mental por la edad real del niño y se multiplicaba el resultado por 100, obteniendo de resultado el coeficiente intelectual.

Puntuaciones del coeficiente intelectual

Como dijimos, la normalidad del coeficiente intelectual es de 100 puntos, pero ¿qué significan las variaciones del puntaje? Veamos.

  • Se conoce como capacidad cognitiva nula al coeficiente que va de 0 a 5 puntos, solamente el 0,000001% de la población tiene un cociente como tal, lo que significa que no pueden leer, hablar o comunicarse. Es el tipo de coeficiente que tienen los llamados “niños salvajes”, esos que han sido encontrados en la selva o casos similares.
  • Tenemos luego la discapacidad cognitiva profunda, en donde el cociente es de 5 a 20 puntos. Solamente el 1 o 2% de la población tiene esta discapacidad, ellos tienen alguna enfermedad neurológica que justifica esa puntuación. Con apoyo pueden tener algunos logros, como realizar tareas simples.
    Coeficiente intelectual

    (El coeficiente intelectual mide las habilidades cognitivas de una persona.)

  • Con un coeficiente de entre 20 y 35 puntos tenemos la discapacidad cognitiva grave. Este tipo incluye al 3 o 4% de las personas con discapacidad cognitiva. Sucede que, durante los primeros años de la niñez, la comunicación es muy pobre o inexistente, es en la edad escolar donde aprender a hablar y pueden aprender ciertas habilidades. Pueden aprender algo acerca del abecedario, la lectura y sumas y restas. Siendo adultos podrían realizar tareas bajo supervisión, pero se adaptan bien a la vida en comunidad. El mayor porcentaje de estos casos resulta ser visto en hombres.
  • Por otro lado, tenemos la discapacidad cognitiva moderada, en donde el IQ varía entre 35 y 55 puntos. Se asocia esta categoría con el término “adiestrable”, por duro que suene. Estas personas representan el 10% de toda la población que sufre de discapacidad cognitiva. Ellos pueden adquirir buenas habilidades comunicativas durante los primeros años de la niñez, si tienen el apoyo necesario. Podrían también aprender algún oficio o formarse laboralmente y desempeñarlo siempre bajo supervisión, y a trasladarse de un punto familiar a otro. Se adaptan bien a la vida en sociedad.
  • El puntaje que varía entre 55 y 70 se designa a la discapacidad cognitiva leve. Se dice que estas personas son susceptibles de recibir educación escolar básica y que representan al 87% de las personas afectadas con algún trastorno. Entre los 0 y los  años de edad desarrollan sus habilidades sociales y comunicativas. Tienen algunos problemas mínimos en las áreas sensitivas y motoras. Puede ser que no se note que tienen una leve problemática hasta que han alcanzado una edad avanzada de la niñez. Pueden lograr una autonomía mínima como para tener buenas habilidades sociales y laborales, aunque en algunos casos pueden necesitar ser supervisados o acompañados. Algunos podrían no tolerar situaciones de estrés.
  • La puntuación de 70 a 85 se le asigna al retraso mental. Aunque parezca que no, una de cada nueve personas tiene retraso mental. El retraso está un poco por debajo de la media en los adultos, algunos casos son más graves que otros.
  • El CI debajo de la media está entre los 85 y los 99 puntos. Estas personas no pueden ser calificadas como retrasadas, solamente son un poco menos inteligentes. En estos casos la diferencia no es perceptible. No tienen dificultades para integrarse o comunicarse. El 12% de la población del mundo se encasilla en esta clase.
  • Tenemos luego a la media de coeficiente intelectual establecida, en donde el coeficiente intelectual es de 100 puntos (lo normal). Se dice que este coeficiente crece (no literalmente) cada año porque el avance de la tecnología y la sociedad hace que la inteligencia de cada individuo crezca paulatinamente. Esto es denominado el efecto Flynn (según esto, el CI sube tres puntos por década), en honor a quien lo estableció en el año 1999, el neozelandés James Flynn. Podríamos decir que es el punto intermedio entre el retraso y la superdotación, es una persona equilibrada. El 3% de la población tiene un coeficiente intelectual de 100.
  • Después de los 100 puntos tenemos personas son niveles importantes de inteligencia. El IQ de 101 a 105 es considerado por encima de lo normal; de 115 a 130 puntos no llega a superdotado, pero está más que claro que la etiqueta que le corresponde es “inteligencia brillante”. Se considera superdotada a la persona que tiene un CI de 130 a 140, son tan sólo el 2% de la población. De 140 a 155 puntos están los considerados genios. Sólo una persona de cada cinco millones tiene un CI de 155 a 185. Sólo hay una persona en 15 millones con un coeficiente de entre 185 y 227.


Hoy en día la escala va de 0 a 228, que es el IQ más alto registrado hasta ahora, perteneciente a Marilyn vos Savant, una niña estadounidense que demostró tener una edad mental de 22 años.

Sin embargo, algunas personas no creen que esta escala sea confiable para medir de forma efectiva el nivel de inteligencia de la gente. Aún así es el método más aceptado hasta el momento y no hay otro sistema que haya sido propuesto con éxito para reemplazarlo.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.