Fútbol sala

Te explicamos qué es el fútbol sala o fútbol de salón, sus reglas y diferencias con el futsal. Además, te contamos su origen y su historia.

Un jugador de fútbol sala patea la pelota hacia el arco contrario mientras otros jugadores intentan interceptarlo.
El fútbol sala usa un balón más pequeño y pesado que el de fútbol, y se juega bajo techo.

¿Qué es el fútbol sala?

El fútbol de salón, que en ocasiones puede llamarse también futsal, futbolito, micro fútbol, fútbol sala, es un deporte olímpico grupal, de colaboración-oposición, muy similar al fútbol o soccer, excepto que se juega bajo techo, con un balón más pequeño y pesado, y con menos jugadores simultáneos.

Tal y como ocurre con el fútbol, el fútbol sala es un deporte de alcance internacional, que se practica en selecciones de ambos sexos, y cuya máxima competición es el Campeonato Mundial de Fútbol Sala, organizado por la FIFA. Existe, sin embargo, una segunda organización internacional que representa este deporte, conocida como la AMF (Asociación Mundial de Futsal) que organiza sus propios eventos deportivos, y que entiende el deporte de un modo algo distinto, tal es así que ha propuesto incluso sus propias reglas.

De allí que, a menudo, se diferencia el fútbol de salón (AMF) del futsal (FIFA), como si fueran dos deportes diferentes, cuando en realidad se trata de un mismo deporte con ejecuciones ligeramente distintas. Por ejemplo, el intervalo de descanso en un partido de la AMF es de 10 minutos, mientras que la FIFA otorga 15 minutos de receso.

En ambos casos, sin embargo, los fundamentos del deporte son los mismos: ganará el equipo que más goles anote haciendo entrar el balón en la arquería del contrario, usando para esto únicamente los pies y la cabeza para tocar el balón. Cada equipo cuenta con atacantes y defensores, y entre estos últimos un portero que custodia la arquería, y al que le está permitido el uso de las manos.

Ver además: Historia del fútbol

Origen e historia del fútbol sala

Un monumento conmemora el campeonato mundial de fútbol celebrado en Montevideo en 1930.
Durante el mundial de fútbol, la falta de canchas llevó a los jóvenes a buscar espacios alternativos.

El fútbol sala tuvo su origen en el marco de la Copa del Mundo de Fútbol de 1930, celebrada en Uruguay, cuando los jóvenes de Montevideo, deseosos de jugar fútbol, carecían de canchas suficientes. Entonces, el profesor de educación física Juan Carlos Ceriani, de la YMCA (Asociación Cristiana de Hombres Jóvenes, por sus siglas en inglés) decidió adaptar las reglas del fútbol a un entorno techado y mucho más restringido, usando reglas y modelos de otros deportes, como el balonmano. El fútbol de salón nació de esta manera.

El futsal tuvo tanto éxito en Uruguay que pronto se esparció al resto de Sudamérica y de allí al mundo entero, y ganó rápidamente seguidores. En 1965 se creó la primera asociación internacional de fútbol sala, la Confederación Sudamericana de Fútbol de Salón, que celebró ese mismo año el primer campeonato sudamericano de selecciones. Apenas seis años después, se creó en Sao Paulo la Federación Internacional de Fútbol de Salón (FIFUSA), que organizó en 1982 el primero de seis campeonatos mundiales de futsal.

En 1985, sin embargo, la organización enfrentó una grave crisis económica y muchas de sus confederaciones la abandonaron. Entonces, los directivos de FIFUSA solicitaron a la FIFA que incorporase también el futsal a su administración. Esta iniciativa no consiguió reunir nuevamente a todas las ligas profesionales de este deporte, y aquellas ligas que se habían separado tempranamente formaron la AMF en 2002. A partir de entonces ambas organizaciones se enfrentan por el control del ejercicio profesional de este deporte.

Reglas del fútbol sala

Las jugadoras de fútbol sala compiten por el control de la pelota.
La pelota del fútbol sala mide entre 62 y 64 cm y pesa entre 400 y 440 gr.

Las reglas del fútbol sala, comunes tanto a la versión FIFA como a la versión AMF, se pueden resumir de la siguiente manera:

  • En cada partida se enfrentarán dos equipos de cinco jugadores simultáneos cada uno, a lo largo de cuarenta minutos de encuentro. Este último se divide en dos tandas de 20 minutos, separadas por un receso de 10 (FIFA) o 15 (AMF) minutos.
  • Si no existe un ganador al término del tiempo, se concede una prórroga de un minuto en cada lado de la cancha.
  • Los jugadores, excepto el arquero, pueden tocar el balón únicamente con los pies y la cabeza. Los arqueros, sin embargo, no pueden hacerlo fuera de sus correspondientes áreas, ni pueden sujetar el balón por más de 4 segundos.
  • Los arcos son más pequeños que los del fútbol y la pelota también es más pequeña (62 a 64 cm) y pesada (400 a 440 gr).
  • El área de juego está delimitada por las líneas de la cancha: si el balón sale del área de juego, será saque para el equipo contrario. Siempre que haya saque, o se cometa una falta, el cronómetro del partido debe detenerse.
  • Cada equipo podrá realizar los cambios de jugador que desee, a partir de su reserva de hasta 12 jugadores.
  • A partir de la quinta falta realizada por un equipo, se cobrará un tiro libre sin barrera (“doble penal”).
  • Cada gol vale un punto.

Diferencias entre futsal y fútbol sala

Las diferencias en la ejecución del deporte entre el futsal (AMF) y el fútbol sala (FIFA) se pueden resumir en:

Fútbol sala (FIFA) Futsal (AMF)
El saque lateral y el saque de esquina se hacen con los pies. El saque lateral y el saque de esquina se hacen con las manos.
Recesos de 15 minutos entre un tiempo y el otro. Recesos de 10 minutos entre un tiempo y el otro.
El arquero puede actuar como un jugador normal por fuera del área de su arquería. El arquero no puede cruzar la mitad de la cancha.
El saque del arquero funciona igual que en el fútbol. El saque del arquero no puede superar la mitad de la cancha.

Cancha de fútbol sala

En un gimnasio techado hay una cancha de fútbol sala.
En cada extremo de la cancha se encuentra una arquería de menor tamaño que la del fútbol

La cancha de fútbol sala es un entorno duro y techado, sobre el cual se corre con zapatos de suela de goma (sin tacos) ya que carece de pasto artificial. Sus proporciones van desde 25 metros de largo por 16 de ancho, hasta 40 de largo y 20 de ancho. En cada extremo se encuentra una arquería de menor tamaño que la del fútbol.

Por último, la cancha se divide en dos lados perfectamente simétricos, cada uno con un área dibujada alrededor del arco (dentro de la cual el portero puede tocar el balón con las manos o sujetarlo).

Posiciones de los jugadores de fútbol sala

Los jugadores de futsal pueden actuar como atacantes o defensores, de acuerdo a la necesidad, pero en general se ubican de acuerdo a cinco posiciones:

  • Pívot o delantero. Es el jugador más próximo a la arquería contraria, usualmente en continuo movimiento para buscar una abertura en la defensa enemiga.
  • Laterales o alas. Son los jugadores de mitad de cancha que cumplen roles ofensivos y defensivos, uno por el costado derecho y otro por el costado izquierdo de la cancha.
  • Cierre o último. Es el jugador defensivo que triangula el ataque desde el propio costado de la cancha y se mantiene normalmente en la retaguardia.
  • Arquero o portero. Es el único jugador que puede, dentro de su área, tocar o sostener el balón con las manos. Su tarea es interceptar los tiros rivales para que no ingresen a la red.

Sigue con: Tipos de deporte

Referencias

¿Cómo citar?

"Fútbol sala". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/futbol-sala/. Última edición: 19 de noviembre de 2023. Consultado: 29 de febrero de 2024

Sobre el autor

Última edición: 19 noviembre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)