Inicio >Informática> Fuente de Alimentación

Concepto de Fuente de Alimentación


Se le llama fuente de poder o de alimentación (PSU en inglés) al dispositivo que se encarga de transformar la corriente alterna de la línea eléctrica comercial que se recibe en los domicilios (220 volts en la Argentina) en corriente continua o directa; que es la que utilizan los dispositivos electrónicos tales como televisores y computadoras, suministrando los diferentes voltajes requeridos por los componentes, incluyendo usualmente protección frente a eventuales inconvenientes en el suministro eléctrico, como la sobretensión.

Las fuentes de poder pueden ser lineales o conmutativas. Las fuentes lineales siguen el esquema de transformador (reductor de tensión), rectificador (conversión de voltaje alterno a onda completa), filtro (conversión de onda completa a continua) y regulación (mantenimiento del voltaje de salida ante variaciones en la carga). Las fuentes conmutativas, en cambio, convierten la energía eléctrica por medio de conmutación de alta frecuencia sobre transistores de potencia. Las fuentes lineales son típicamente de regulación ineficiente, comparadas con fuentes conmutativas de similar potencia. Estas últimas son las más utilizadas cuando se requiere un diseño compacto y de bajo costo.

(La Fuente de Alimentación.)

(La Fuente de Alimentación.)

Los pasos esenciales que cumple la fuente son cuatro:

  1. Transformación. Allí se  consigue reducir la tensión de entrada a la fuente (220 v o 125 v), que son las que suministra la red eléctrica. Allí participa un transformador en bobina. La salida de este proceso generará de 5 a 12 voltios.
  2. Rectificación. Tiene el objetivo de asegurar que no se produzcan oscilaciones de voltaje en el tiempo. Se intenta con esta fase pasar de corriente alterna a corriente continua a través de un componente que se llama puente rectificador o de Graetz. Esto permite que el voltaje no baje de 0 voltios, y siempre se mantenga por encima de esta cifra.
  3. Filtrado. En esta fase se aplana al máximo la señal, eso se consigue con uno o varios condensadores, que retienen la corriente y la dejan pasar lentamente, con lo que se logra el efecto deseado.
  4. Estabilización. Cuando se dispone ya de la señal continua y casi del todo plana, solo resta estabilizarla por completo.

Las fuentes de poder que alimentan a las computadoras personales se encuentran en el interior del gabinete y por lo general son de tipo AT o ATX.

Las fuentes de alimentación AT se usaron aproximadamente hasta que apareció el Pentium MMX, momento en que se comenzaron a usar las ATX.

Las fuentes AT tienen conectores a placa base (esto las diferencia de las ATX) y además, la fuente se activa a través de un interruptor en el que hay un voltaje de 220 v, lo que supone un riesgo al manipular el PC. Tecnológicamente son bastante rudimentarias y ya casi no se usan. Asimismo, se daba el problema de que al tener dos conectores que había que conectar a placa base, eran frecuentes las confusiones y los cortocircuitos. En las ATX el circuito de la fuente es más moderno y siempre está activo, o sea, la fuente siempre está alimentada con una tensión pequeña para mantenerla en espera. Una ventaja adicional de las fuentes de poder ATX es que no disponen de un interruptor de encendido/apagado, sino que trabajan con un pulsador conectado a la placa base, esto facilita las conexiones/desconexiones. Según su potencia y el tipo de caja, se clasifican en fuentes sobre mesa AT (150-200 W), semitorre (200-300), torre (230-250 W), slim (75-100 W), sobre mesa ATX (200-250 W).


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.