Inicio >Ser humano> Vocación

Concepto de Vocación


Al hablar de vocación hacemos referencia al deseo e inclinación por parte de las personas a cierta profesión, carrera o acción. El concepto vocación tiene sus orígenes en el latín “vocatio” y los religiosos lo entienden como el llamado de Dios para realizar alguna tarea o simplemente para predicar su palabra. Es por eso que este término también es utilizado como “llamada” o “convocación”. A grandes rasgos, la vocación se ve relacionada con los deseos y afecciones que tienen las personas con aquellos aspectos que le resultan inspiradores a cada uno de ellos. Es de suponer que la vocación de cada sujeto dependa de sus intereses personales, aptitudes y gustos, condicionando el futuro del mismo.

La vocación de una persona está compuesta por ciertos aspectos que van a depender de las aptitudes de cada uno.

  • Los gustos personales son aquellos que brindan placer y una sensación confortable.
  • Otro de los aspectos a tratar cuando hablamos de vocación son los intereses peculiares de cada persona, los temas por los que sentimos más curiosidad o aquellos que nos llaman más la atención impulsando la motivación para la investigación o desarrollo del mismo.
  • La vocación de cada sujeto va a estar relacionada, además, con la personalidad y las habilidades de la persona en cuestión. Dentro de las habilidades encontramos la fácil comprensión del tema, las ideas y la imaginación, la confianza y la autonomía. La personalidad del sujeto tiene que ver con el comportamiento del mismo en su entorno y la forma de interpretar y sentir las diferentes situaciones.

La vocación es aquella atracción por lo que deseamos hacer, nuestra inspiración, nuestros sueños y anhelos. La vocación es la forma en que nuestros valores y la formación como personas salen a la luz y son expresadas a través de la profesión elegida. Estos sueños y deseos (distintos en todas las personas) se relacionan con la vida, entendiendo a tal como un hecho que existe, que es real, y sobre todo, muy relevante.

Cumplir con el deseo que plantea nuestra alma de emprender y enfrentar esta vocación a la que estamos destinados, implica llevar a cabo la realización de la profesión elegida, saciando la curiosidad y el placer que esto conlleva, además del gusto por hacer lo que uno ama.

Vocación

(Vocación.)

Para tener vocación hacen falta tres puntos fundamentales: gusto, aptitud y entrega. Cuando cierta persona presenta una vocación fuerte, investiga el tema, plantea diferentes puntos de vista a los preexistentes, plantea hipótesis, y trata de imponer sus propias ideas. Siente que más allá de los hechos desafortunados que puedan cruzarse en su camino, saldrá adelante y lo realizará a su manera y con plenitud. Además, cree y asegura que su vocación es necesaria para la vida de las demás personas.



La vocación es un llamado interno que está directamente relacionado con la forma de ser de una persona. Es la forma de relacionarse con la identidad de cada uno y los deseos personales. Cuando uno responde ese llamado para cumplir los anhelos, sentimos una sensación de realización, de estar cumpliendo con la tarea que nos fue asignada en esta vida y que nuestro esfuerzo y dedicación no es en vano. Cumplir con el llamado de la vocación nos hace sentir que la vida tiene un sentido.

Tener vocación para cierta tarea es una constante motivación a realizarla día a día, convirtiéndose en una pasión y un único propósito en la vida, recibiendo una retribución gratificante por el ejercicio de dicha actividad.

La demanda interna o llamado que toda persona recibe en algún momento de su vida para desarrollar al máximo y aumentar funcionalmente sus propias habilidades se conoce como vocación humana. No solamente hace referencia a lo profesional. Cada uno de nosotros, los seres humanos, tenemos una vocación que es única y que nos hace ser nosotros mismos, comprometiendo nuestra vida con la de las demás personas, el entorno y la relevancia.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.