Inicio >Sociedad> Violencia de género

Concepto de Violencia de género


En los tiempos modernos la humanidad ha alcanzado globalmente cierto grado de igualdad de género. Sin embargo, queda mucho por hacer en este campo ya que la realidad cotidiana nos demuestra que vivimos en sociedades donde los episodios de violencia de género no son inusuales.

Lo que define la violencia de género es justamente que los hechos agresivos son ejercidos sobre una persona sólo por su género. Las acciones que consideramos violentas son todas aquellas que afectan de forma negativa a la identidad, la sexualidad y libertad reproductiva, la salud física y mental y el bienestar social de una persona.

En algunas legislaciones, el concepto de violencia de género se reduce a la violencia ejercida hacia las mujeres, pero es más complejo que eso. Este tipo de violencia incluye dinámicas de dominación, incluyendo las amenazas y la privación arbitraria de las libertades políticas y civiles, independientemente del ámbito en el que sucedan. Entre los actos más aberrantes de violencia de género podemos encontrar ablación de clítoris, el infanticidio femenino, las violaciones, la prostitución forzada, los abortos en función del sexo del no nato, la violencia contra las prostitutas, la castración, el tráfico de personas, el acoso y hostigamiento dentro de organizaciones, y ataques homolesbofóbicos.

Tipos de violencia

  • Física: este tipo de violencia implica un accionar que produzca dolor y lesiones, o que tenga riesgo de producirlos. Este tipo de agresión afecta la integridad física de la persona. Puede darse en relaciones laborales, personales o familiares por igual y variar desde empujón hasta un intento de homicidio. Este tipo de maltrato es el que resulta más sencillo de demostrar en una corte.
  • Psicológica: los actos de violencia psicológica son todos aquellos que producen sensaciones de desvalorización y sufrimiento. Estos actos pueden ir desde insultos, a actitudes extremas de control y reproches, humillaciones, autoridad, falta de respeto, imponer un aislamiento o incomunicación, entre otros. Si bien sus secuelas son difíciles de detectar, sus efectos a largo plazo pueden afectar la estabilidad mental y emocional de la víctima.
  • Sexual: en este caso las acciones que vulneren la libertad de elegir cuando, como y de qué manera tener relaciones sexuales serán denominadas violencia sexual. Aún si no se vulnera esta libertad por la fuerza, si no con amenazas o chantajes e intimidación. La violencia sexual incluye violaciones, abusos e interferencias en las elecciones reproductivas.
  • Económica: las acciones que impliquen la retención, destrucción o sustracción de bienes o dinero ilegítimamente por parte del victimario serán denominadas violencia económica. Este tipo de agresión produce la disminución o la eliminación total del bienestar físico y mental de la víctima y sus hijos.
  • Simbólica: este tipo de opresión se ejerce a través de mensajes, medios de comunicación y estereotipos de fuercen a alguien a tomar una posición inferior en relación a otro género.
  • Doméstica: un hecho violento es considerado doméstico si lo realiza un integrante del grupo familiar, no en necesario convivir con el agresor. Dentro del grupo familiar podemos encontrar a parientes sanguíneos y a miembros por afinidad como una pareja.
  • Institucional: este tipo de actos son perpetuados por funcionarios y personal pertenecientes a alguna institución u organización pública. Lo que caracteriza estos actos es que su finalidad consiste en obstaculizar el ejercicio de los derechos y la obtención de beneficios públicos en cuanto a salud u otras cuestiones.
  • Obstétrica: este tipo de accionar violento se da desde trabajadores del sector de la salud hacia las mujeres embarazadas y no embarazadas. Se considera violencia obstétrica tanto el abuso de la medicalización y el trato deshumanizado como la intervención ilegal en los derechos reproductivos.

Qué hacer ante un hecho de violencia de género

Muchas veces las situaciones de violencia no pueden ser previstas, pero en el caso de que se seamos víctimas de un hecho de ese tipo hay una serie de acciones de emergencia que debemos seguir.

  1. En primer lugar, debemos llamar inmediatamente a la policía.
  2. Luego debemos guardar nuestra documentación y la de nuestros hijos en un lugar seguro.
  3. El siguiente paso es acudir a un centro de atención médica, el parte que emitan desde esa cede será remitido a la corte local en el caso de ser necesario para acciones judiciales. En el centro de atención médica puede un psicólogo tomarnos pericias con el fin de dejar registrado nuestro estado psicológico en el momento del ataque.
  4. Finalmente, no debemos olvidarnos de tomar fotografías de las lesiones y conseguir testigos que puedan confirmar haber visto o escuchado los hechos de violencia.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.