Inicio >Salud> Trastorno bipolar

Concepto de Trastorno bipolar


Existen muchísimas enfermedades, simples y graves, que pueden afectar nuestra psiquis, como lo que sucede con el Trastorno Bipolar, que es una enfermedad compleja relacionada con el estado de ánimo de una persona.

¿Qué es entonces el trastorno bipolar?

El Trastorno Bipolar es una enfermedad que afecta el estado de ánimo de un ser humano y es conocida como una enfermedad maníaco depresiva. Es una enfermedad grave y es sabido que afecta entre un 1 y 2 por ciento de la población.

Trastorno bipolar

(Trastorno bipolar. Representación.)

Esta enfermedad se conoce como trastorno bipolar porque la persona que la sufre alterna su humor entre dos polos extremos. Estos polos son la manía (de extremo alto) y la depresión (de extremo bajo). Un paciente que sufre esta enfermedad pasa de sentirse extremadamente feliz o extremadamente irritable o, por el contrario, extremadamente triste o desesperado.

Mientras que el paciente se encuentra entre ambos polos, en un estado normal llamado eutimia, el humor de esta persona puede ser normal. Cuando este paciente vive sus cambios de humor puede padecerlos durante algunas horas, días, semanas y hasta meses. Es necesario advertir que estas oscilaciones de extremo a extremo pueden ser peligrosas para el paciente quien no puede, además, llevar una vida normal ni desarrollar una capacidad funcional sana.

¿A quiénes puede afectar el trastorno bipolar?

Si bien es cierto que esta enfermedad puede padecerla cualquier persona sin importar la edad, es más común que comience en el período de la adolescencia tardía o al comienzo de la adultez. Muchas veces los pacientes no advierten que padecen la enfermedad y pasan años hasta que se diagnostica. Si la enfermedad no es tratada correctamente, puede generar consecuencias en el futuro, ya que la persona puede terminar con adicciones del tipo alcohólicas o con consumo de drogas. Además, estas personas no logran un estilo de vida normal, poseen un bajo rendimiento intelectual y laboral.

Por otro lado, suelen enfrentar problemas a nivel social, ya que les cuesta relacionarse con las personas. Las consecuencias pueden ser fatales, ya que existe una posibilidad de que el paciente sienta deseos de suicidarse. De todos modos, con un diagnóstico hecho a tiempo junto con el diagnóstico indicado y apoyo psicológico, el paciente podrá lograr superar su enfermedad y tener una vida normal.

Causas del trastorno bipolar

Aunque no se ha confirmado que exista una causa genética, sí está estudiado que entre un 80 y un 90 por ciento de los casos de pacientes con Trastorno Bipolar tienen antecedentes familiares con depresión. Una persona puede heredar la tendencia a desarrollar este trastorno y que se produzca por factores ambientales.

Otra de las causas posibles, según investigaciones, es un desequilibrio bioquímico que altera el ánimo del paciente. Por ejemplo, por un desequilibrio hormonal o un inconveniente a nivel de los neurotransmisores (químicos que envían mensajes a las neuronas cerebrales).

La manía

En cuanto al extremo de la manía, el paciente tendrá ciertos síntomas que son comunes en esta enfermedad. Por un lado, aumentará su energía e inquietud, así como su actividad que será mucho más veloz, como la forma de hablar y de pensar. Los pacientes que se encuentran en este extremo de la enfermedad niegan este problema y sienten irritabilidad extrema.

Además poseen sentimientos eufóricos y no sienten deseos de dormir. Esta condición puede generar que la persona tome decisiones equivocadas debido a la excesiva confianza en sí misma y optimismo extremo o actúe de manera diferente a la normal, como por ejemplo que descuide su aspecto personal. Lo mismo ocurre con la sexualidad, ya que la persona sentirá mayor deseo. Es posible que la persona acuda a las drogas o el alcohol. Por lo general se encuentran situaciones de agresión.

La depresión

En el otro extremo de la enfermedad encontramos la depresión, que también se caracteriza por ciertos síntomas típicos. Lo principal es una sensación constante de tristeza y ansiedad. Además, el paciente siente desesperanza y pesimismo acerca de ciertas cosas y se siente solo. Del mismo modo, experimentará sentimientos de culpa o desvalorización personal, así como impotencia para llevar a cabo ciertas actividades.

Quien esté pasando por la depresión va a perder interés en algunas actividades que posiblemente le atraigan en la vida normal, como tener relaciones sexuales. La energía decae y el paciente se siente fatigado, se le dificulta la concentración y se siente irritable. También sufre trastornos para dormir y pierde el apetito fácilmente. Por el otro lado, también es posible que aumente de peso y sienta dolores en el cuerpo. La depresión puede llevar al suicidio si no es tratada, ya que el paciente tiene pensamientos acerca de la muerte o deja de tener ganas de continuar viviendo.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.