Inicio >Salud> Cómo se transmite el HIV/SIDA

Cómo se transmite el HIV/SIDA


Para que el virus HIV o SIDA (siglas que son equivalentes a; Virus de Inmunodeficiencia Humana, y  Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, respectivamente) se transmita tienen que darse determinadas condiciones. En primer lugar el virus debe encontrarse presente ya que solamente se transmite si alguna de las personas es portadora de éste. Ciertos discursos presuponen que las conductas de por sí pueden ser causa del SIDA pero esto no es cierto. El virus se transmite utilizando a los fluidos orgánicos como móvil, estos fluidos potencialmente infecciosos son: la sangre (incluyendo a la sangre menstrual), el semen, el fluido pre-eyaculatorio, las secreciones vaginales y también la transmisión de la madre al bebe a través de la leche materna.

Vale agregar que es importante la cantidad y concentración del virus en los fluidos, de modo tal que si la concentración es mayor la posibilidad de transmisión y contagio es mucho mayor, basta con una pequeña cantidad de virus en sangre para infectar a alguien. En cuanto al orden de fluidos infecciosos podemos decir que la sangre es la que contiene la concentración más alta de virus, en segundo lugar el semen y por último los fluidos vaginales.

Existen muchos mitos sobre el VIH/SIDA y su transmisión, por ejemplo podemos destacar que la piel no permite que el virus se introduzca en el cuerpo. Este virus solo puede entrar a través de una lastimadura, es decir en contacto directo con la sangre, únicamente entrando en el torrente sanguíneo o con el contacto con las membranas mucosas es que se realiza el contagio. Es falso el hecho de que este virus se pueda transmitir mediante las heces, saliva, sudor, lágrimas y la orina.

Transmisión madre-hijo: En el caso de estar embarazada es necesario principalmente avisar al responsable médico con el objeto de que tome los recaudos pertinentes para llevar un control. Se da que cuando la madre es seropositiva se puede producir la transmisión del virus durante el embarazo, el parto y la lactancia. Más allá de esto, hay situaciones que presentan un mayor riesgo para la transmisión del  VIH: Principalmente se encuentran en peligro los recién nacidos de madres que portan el virus del  VIH que durante el periodo de embarazo no recibieron controles ni terapias adecuadas, en segundo lugar las prácticas del consumo de drogas, el hecho de compartir agujas para inyectarse drogas por vía intravenosa.



Infografia VIH SIDA

(Infografia del VIH SIDA.)

Comúnmente se hace referencia a contingentes que conforman “poblaciones en peligro”, hay que saber que muchas veces se mezclan aquí prejuicios y preconceptos negativos que reprueban actitudes o acciones que llevan a cabo algunas personas. Los valores morales, ideológicos entran aquí es juego, muchas veces esta reprobación es la base violenta que es expresada en actitudes discriminatorias. Ahora bien, dejando esta cuestión de lado, no hay que perder de vista que sí existen ciertas prácticas, primordialmente sexuales, que conllevan mayor peligro, por ejemplo las prácticas sexuales vía anal que por la naturaleza de los tejidos orgánicos de la zona son más sensibles y tienden a producirse pequeñas lastimaduras durante el acto sexual. Otra práctica común es el mantenimiento de relaciones sexuales sin preservativo.

Por último las transmisiones sanguíneas no poseen un riesgo alto de transición del virus, principalmente luego de la implementación de exámenes de carácter obligatorio de detección de la enfermedad, tanto en las donaciones sanguíneas como en controles requeridos por entidades públicas o privadas.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.