Inicio >Sociedad> Subdesarrollo

Concepto de Subdesarrollo


Definir el concepto de subdesarrollo no es una tarea fácil. Esto se debe a que no hay una sola definición sobre ésto, y los parámetros para medir el subdesarrollo varían dependiendo la persona o institución que se encargue de la medición.

Sin embargo, podemos afirmar que hablamos de subdesarrollo cuando nos referimos a un país o región que se encuentra atrasada en materia competitiva, y en casi todos los aspectos por consecuencia de ésto, en comparación con los países industrializados y de “primer mundo”.

Como vemos, la industria y el Estado en el cual se encuentra son uno de los factores decisivos para el desarrollo de un determinado país o región.

Zonas subdesarrolladas

Entre las características que encontramos en las zonas más desarrolladas se observa una baja renta per cápita, un excesivo y constante aumento de la población, que se corresponde con el colapso de los servicios públicos.

A esto se le suma un nivel de corrupción muy alto, que genera un efecto sobre todos los otros escalones de la sociedad. Como vemos, el subdesarrollo produce por sí mismos mecanismos que tienden a profundizar su propia condición.

Es en este punto donde es cuestionable el organismo de las grandes potencias y los organismos internacionales. Los países más empobrecidos se ven forzados a solicitar préstamos a organismos, como por ejemplo el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial.

Sin embargo, es sabido que esto sólo acentúa la condiciones de estos países, ya que los intereses son muy altos, y sólo generan un efecto “bola de nieve”. Tal es el caso de los países pertenecientes a América Latina y África, donde encontramos naciones con altísimas deudas externas.

Por qué se produce el subdesarrollo

Distintos intelectuales han teorizado sobre los orígenes del subdesarrollo. Las escuelas económicas clásicas han bogado por un modelo en el cual el subdesarrollo es el resultado del atraso en el proceso universal de evolución natural de las distintas regiones.

Así, para que los países subdesarrollados lleguen a una mejor situación social, económica y social, será cuestión de tiempo para alcanzar el estado de los países más desarrollados. Sin embargo, estos datos contradicen la realidad, ya que si bien ciertos países mejoraron su situación, otros han empeorado considerablemente.

Se cree que este tipo de teorías son útiles para sostener el status quo, justificando el orden establecido. La escuela alemana es uno de los grandes exponentes de estas teorías.

Durante los años ’70 en Latino américa una generación de intelectuales, considerada la escuela estructuralista, formuló una teoría distinta a la que circulaba en la época.

Estos economistas pertenecientes la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) postulaban que son las características estructurales de países productores de materias primas (por esto el nombre de estructuralistas), tales como la concentración de la tierra, y sobre todo el hecho que las materias primas no tienden a subir de manera paralela a los productos elaborados, lo que tiende a perpetuar la situación desfavorable que atraviesa la región.

Subdesarrollo

(Subdesarrollo)

Para salir de esta situación, Latinoamérica debía cambiar su estructura productiva, dejar el modelo agro-exportador y desarrollar una industria propia.

Es importante el rol del Estado para subsanar los efectos de los países subdesarrollados. Generalmente, hay dos vías que suelen tomar los gobiernos: una de ellas es la vía neoliberal, que implica una fuerte apertura al mercado externo y una privatización de lo servicios.

Sin embargo, muchos gobiernos latinoamericanos han optado por una vía más “socialista”, reforzando el rol del Estado como factor decisivo para luchar contra estas diferencias.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.