Concepto de seguridad social

El concepto de la seguridad social es la acción pública relacionada con la protección social que los diferentes Estados pueden llevar adelante para combatir los problemas sociales como la pobreza o el desempleo, por ejemplo. Está vinculada directamente con el concepto de bienestar social que trata acerca de la cobertura de las necesidades básicas del ser humano como ser la salud, educación, vivienda, etc. La seguridad social, también denominada seguro social o previsión social, surgió en el siglo XX como resultado de distintas situaciones de crisis generalizadas que se produjeron, crisis sociales, económicas  y políticas que debieron ser aplacadas a través de la acción directa del Estado. Si bien las formas en las cuales los estados se encargan de la seguridad social varían en cada caso nacional en particular, se encuentran puntos coincidentes que son fundamentales para asegurar buenos niveles de empleo, el mantenimiento de los sectores más empobrecidos, y esto se logra en general a través del otorgamiento de subsidios y de diferentes planes de asistencialismo.

El estado benefactor fue el punto de inicio en el cual el estado se hizo cargo mediante la acción pública de garantizar los derechos básicos de la población, este surgió producto de la crisis económica denominada “la gran depresión” que se produjo en el año 1929 cuyas consecuencias fueron devastadoras tanto en lo económico como en lo social, el desempleo y la indigencia afectó a miles de habitantes. Apareció la figura del estado encargado de asistir a los sectores más humildes sus derechos sociales que permitan el acceso a tener un empleo digno, vivienda, seguridad, salud, alimento, etc. Los principios liberales guiaban la acción pública estatal en el tiempo anterior a la crisis de 1929, este pensamiento de época consideraba que los estados nacionales no debían intervenir en la economía, y dejar que los mercados se autorregulen y no interponerse en la lógica racional de mercado que encontraría por sí solo el punto de equilibrio.

Los hechos demostraron que no fue así, y la crisis y sus nefastas consecuencias advinieron, ante estos efectos el estado adopto un cambio en las concepciones económicas, invirtiendo en protección y seguridad pública o social para garantizar los derechos sociales básicos de la población afectada. El objetivo fue equilibrar y combatir la pobreza, llevar devuelta la calidad de vida a niveles dignos para la población a la vez que reactivar el sistema productivo. Esto se logró mediante las políticas macro económicas cuyo mayor exponente de este ideario fue el británico lord John Maynard Keynes. Sus ideas proponen alentar los ahorros hacia la inversión hacia la producción, basándose principalmente en un modelo social industrial productivo, además de utilizar el gasto social público para generar puestos de trabajos, y la distribución social para garantizar el acceso a los bienes básicos elementales para la subsistencia familiar y así de esto modo garantizar la demanda de bienes industriales.

Su principal concepto alude a la “demanda efectiva” esto es lograr que el nivel de consumo cubra las expectativas de lo producido generando así un círculo virtuoso productivo donde la oferta de lo producido encuentra suficiente demanda porque la gente cuenta con el poder adquisitivo para lograrlo, aquí en este punto es crucial la distribución tanto como para brindar las garantías que posibiliten el consumo de bienes cuanto para lograr la igualdad social, atacando la desigualdad social. La seguridad social tiene que ver con la creación y desarrollo de planes de pleno empleo que buscan generar y reactivar la economía a través del aumento del empleo en diferentes sectores.


Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.




Artículos Relacionados: