Inicio >Historia> Qué es el Renacimiento

Qué es el Renacimiento


Definición de Renacimiento

Podemos hablar de dos acepciones: por un lado es un movimiento cultural y por otro, se refiere al acto de volver a nacer. El primero tiene un contexto histórico definido que se refiere a un retorno a las ideas e ideales culturales de la Grecia y Roma antiguas. El segundo, en cambio, es el significado original de la palabra.

El Renacimiento es considerado un importante movimiento cultural propio de Europa occidental que transcurrió en los siglos XV y XVI y marcó en la historia universal la transición entre la edad media y la edad moderna. Este complejo paso de una edad a otra trajo consigo numerosos avances en el campo de las ciencias humanas y naturales. Se habla frecuentemente de este momento histórico como tiempos de esplendor cultural.

Renacimiento

(Renacimiento)

Los dogmas son abandonados por la clase productora de capitales culturales y esto abre el camino al avance científico. La naturaleza cobra importancia y la observación es el método más común.

El enfoque de la cultura pasa de ser teocéntrico a ser antropocéntrico, tomando el nombre de movimiento Humanismo. El hombre en primer plano de las ciencias humanas fomenta un individualismo nunca antes experimentado. Este nuevo enfoque dispersa en el mundo un optimismo que, en las ciencias, promueve una curiosidad por el descubrimiento y la belleza, el avance.

Qué es Renacimiento

El Renacimiento es un movimiento complejo que incluye renovaciones culturales y científicas y retoma premisas grecolatinas. Se fecha usualmente su comienzo con la caída de Constantinopla en el año 1453 y aunque no todos los historiadores están de acuerdo con esta fecha, se toma en consideración ese punto histórico tradicionalmente. El término Renacimiento comienza a utilizarse para definir el período en el siglo XVI, pero fue utilizado por primera vez por el literato Petrarca.

El período renacentista será descrito como una ruptura deliberada con las estructuras anteriores. Los cambios estéticos son los más sencillos de apreciar y fueron los que se dispersaron con más facilidad en la Europa renacentista. Sin embargo, los cambios más radicales en cuanto a mentalidad, llevaron más cantidad tiempo pero fueron definitivos.

Arquitectura renacentista

Su base más sólida puede hallarse al norte de Italia, más precisamente en al ciudad de Florencia, un sitio en donde el movimiento gótico no pudo ingresar.

El principal objetivo del a arquitectura de la época fue solucionar el caos urbano de las ciudades de la Edad Media, en las cuales las calles estaban increíblemente desordenadas y la gente vivía amontonada.

Las decoraciones más utilizadas fueron, a grandes rasgos, los arcos y bóvedas, los pórticos y los candelabros. Cabe destacar que las construcciones se caracterizaron por ser grandiosas y monumentales.

Pintura renacentista

Si bien las obras principales continúan siendo religiosas, los artistas de la época se interiorizaron en las técnicas de retrato y la perspectiva. Además, en las pinturas se comenzó a plasmar la naturaleza, característica del humanismo.

Algunos de los exponentes más importantes fueron Miguel Ángel, Leonardo Da Vinci y Rafael Sanzio, entre otros.

Escultura renacentista

Siguiendo los conceptos del Renacimiento, la escultura se volcó a expresar la naturaleza humana, buscando cuerpos ideales y perfectos y aunque las principales obras son religiosas, en ellas también se incorporó el desnudo.

Música renacentista

En contrapartida con las expresiones artísticas anteriores, la música de esta época no retornó a las formas clásicas, sino que fue la culminación de los estilos anteriores.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.