Inicio >General> Qué es la electricidad

Qué es la electricidad


Etimología y significado

El concepto electricidad posee su origen etimológico en el griego elektron que puede ser traducido al español como ámbar. William Gilbert, científico ingles del siglo XVI fue el precursor en hablar de “eléctrico” para referirse a los fenómenos de cargas de atracción descubiertos por los griegos en el pasado.

¿Qué es entonces la electricidad?

Podemos afirmar que se trata de una propiedad física exhibida a partir de la atracción o del rechazo ejercido por las diversas partes de la materia entre si. Es un tipo de energía que tras una sumatoria de fenómenos que fueron el producto del movimiento (la corriente) como el estado de reposo (la estática) y la interacción de cargas eléctricas tanto positivas (denominados protones) como negativas (denominados electrones) de los cuerpos. En la física es habitual hablar de fenómenos eléctricos y al referirse a electricidad realmente se busca hablar de la corriente eléctrica

Electricidad como fuente de energía

Claro está que es una fuente de energía aplicada en diversos ámbitos. La electricidad puede ser utilizada tanto en el hogar para la iluminación como también para lavar su ropa o platos; para brindarle entretenimiento como lo es el caso de los televisores, reproductores de dvd y música, computadoras;  para protegerlo del excesivo calor mediante aires acondicionados; para calentarlo, como lo es en el caso de las estufas eléctricas; o bien para proveerle de alimentos al utilizar un anafe eléctrico o conservarlos  a partir de heladeras o congeladores.

A su vez, la electricidad es requerida para poner en funcionamiento diversos medios de transporte como el auto o las motos o bien en el ámbito público mediante los tranvías, trenes y subtes. Es por esto, que la electricidad es el vehículo necesario para mejorar la calidad de vida de las personas notoriamente.

Diversos tipos de electricidad

Para comenzar, la electricidad estática se trata de un fenómeno que se manifiesta en un cuerpo que contiene cargas eléctricas en reposo. En este caso, normalmente se habla de cuerpos neutros (con igual numero de cargas positivas y negativas) que al electrizarse es posible que obtengan a través del proceso de inducción electrostática una carga positiva o por el contrario, negativa. Una manera posible de obtener electricidad estática es a través del fenómeno de frotamiento. Si hablamos de materiales con tendencia a perder electrones, por ejemplo,  son el algodón, el vidrio y la lana mientras que aquellos con tendencia a captarlos son los metales como la plata, el oro y el cobre.

En contrariedad, la electricidad dinámica es producida a partir de una fuente constante de electricidad que genera una circulación continua de electrones mediante la presencia de un conductor. Dichas fuentes pueden ser químicas o electromecánicas. Ejemplificando, la electricidad dinámica se encuentra presente en el circuito eléctrico de una pila o un dinamo.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.