Inicio >Legales> Prevaricato

Concepto de Prevaricato


Existen distintos tipos de delitos que pueden cometer los representantes del Estado, uno de ellos es el prevaricato, el cual se basa en dictar condenas injustas.

Por lo general, las autoridades estatales a cargo del bienestar común o las personas que trabajan en el poder judicial, están capacitadas y formadas en pos de ello, y deben ser conscientes de la responsabilidad que implica su tarea, con el objetivo de mejorar o educar a la sociedad y a aquellas personas que infrinjan la ley. Pero no solo los civiles cometen delitos, las autoridades, como los jueces o los servidores públicos, también los cometen.

En este caso, este tipo de delito se llama prevaricato o prevaricación y se da cuando éstos dictan una resolución arbitraria, es decir que responde a su capricho o voluntad y no obedece a los principios dictados por la razón. Estas resoluciones judiciales y administrativas suceden sabiendo por parte de los servidores públicos que es un dictamen injusto.

¿Qué es el prevaricato?

Si bien hablamos de un delito comparable al incumplimiento de los deberes de los funcionarios públicos, es un quebrantamiento especial, ya que se requieren algunas características particulares del autor para que sea un hecho con posibilidad de pena, es decir que el hecho ilícito especificado en el Código Penal pueda ser carcelable o excarcelable.

La realidad consiste en que cada juez debe aplicar el derecho que corresponda a cada caso concreto. En otras palabras, debe poner en juego la jurisdicción o el derecho mismo. Si este juez se aparta por voluntad propia de la aplicación de éste, está cometiendo un delito del derecho penal que se llama prevaricato.

Prevaricato

(Prevaricato.)

En simples palabras, cuando un funcionario del Estado nacional falta al deber por conseguir un beneficio propio o simplemente por ignorancia de las reglas. No obstante, no hay excusa posible para que un juez no conozca las reglas que se ponen en juego en su trabajo. La conducta ética debe ser intachable para aquellos que trabajen en la justicia, así como también la objetividad, la independencia en las decisiones tomadas y la responsabilidad.



Existen distintos ámbitos en los que se puede consumar este crimen. Algunos ejemplos de casos concretos: cuando se dictan disposiciones contrarias a la ley, creando hechos y resoluciones falsas, faltando a la verdad con descaro. También se da en causas criminales o cuando se dicta la condena, otorgando libertad a los involucrados que quebrantaron la ley.

No solo cuando hablamos de normas se quebranta, si se reciben fondos provenientes de la población para administración del Estado y quienes lo deben distribuir para sanidad y educación, por ejemplo, gastan el dinero para obtener beneficios propios o para contratar personal que le sirva solo a su departamento, también se estará vulnerando la legislación.

Este tipo de vulneración, la prevaricación judicial, se extiende a distintos países. Sin embargo, en algunos ocurre con más frecuencia que en otros. Generalmente, en América Latina se observa en altos porcentajes. Pero esto se debe a diversos factores, ya que no en todos los países el delito comprende los mismos limites. En México, por ejemplo, no está especificado en detalle en el Código Penal para el Distrito Federal, aunque no por esto se omite. Esto significa que a lo largo de los artículos está implícito en la ética misma del código que cometer el prevaricato es un crimen contra el pueblo, si se está en servicio público.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.