Inicio >Ser humano> Personalidad

Concepto de Personalidad


La personalidad es un constructo psicológico que indica el tipo de estructura psíquica de una persona.

Se trata de un concepto utilizado en el ámbito de la psicología, aunque también tiene otras acepciones y se maneja entre el común de la gente. Pero ha sido creado para poder indicar una parte fundamental de los seres humanos que no puede verse pero sí entenderse a través de las conductas y comportamientos.

Se trata de un gran número de características que posee un individuo, éstas se unen de forma dinámica para dar forma a la personalidad. Lo que se entiende como patrón conductual, emocional y cognitivo que aporta un forma de actuar relativamente consistente en el tiempo, siendo a menudo predecible en distintas situaciones y contextos.

Esto quiere decir que un sujeto tiene una forma de ser a lo largo de su vida, esta conducta en situaciones cotidianas es relativamente estable y es regulada no sólo por la personalidad, sino también por las reglas del entorno y su relación con él, esta manera de comportamiento es lo que lo hace único.

Sin embargo, ante situaciones de conflicto o estresantes, es donde mejor se puede apreciar la estructura de la personalidad.

Composición de la personalidad

La personalidad está compuesta por diversos elementos, entre ellos el temperamento, que es la intensidad de afectos psíquicos y que va siendo moldeado por el entorno para dar lugar al carácter.

Este último hace que una persona sea altamente predecible en el tiempo. A esto se van sumando el pensamiento, las emociones (su expresión y dominio) y la moralidad. Todo esto va conformando los rasgos y permitiendo que una persona adquiera una identidad.

Desarrollo de la personalidad

La personalidad es una unidad que va surgiendo a través del tiempo y sólo se concreta llegando a la adolescencia. Se nace con temperamento y se va moldeando en el desarrollo, aquí son importantes los factores ambientales, como la familia, el colegio, los amigos, entre otros.

(La personalidad tiene varios elementos)

(La personalidad tiene varios elementos)

Ya que mediante estos actores, aprende valores, conductas deseables, maneras de enfrentar conflictos, son un medio para dar forma a las emociones y comprender cómo expresarlas, potencian su cognición, entre otros.

Por lo tanto, cuando se es un infante, sólo se puede hablar de rasgos, que son disposiciones internas, coherentes y persistentes a lo largo de la vida que hace que una persona actúe de cierta manera.

Esto es un punto fundamental a la hora de tener que realizar un diagnóstico psicológico.

Rasgos

Hay tres tipos de rasgos señalados por la Teoría de Rasgos de Gordon Allport.

1. Cardinales: características únicas y poderosas que marcan las demás acciones y aunque no siempre aparezcan, se evidencian.

2. Centrales: aparecen con más frecuencia que la anterior y dominan gran parte del cotidiano como la sociabilidad.

3. Secundarios: tienen mucha menos incidencia en la vida de la persona, aparecen sólo en determinadas ocasiones, como por ejemplo, en la pérdida de control de alguien que no suele manifestarse como alguien que conserva la tranquilidad.

Aportes de otros autores

1. Bandura: de enfoque cognitivo-social, es quien hace hincapié en que la personalidad es el punto donde convergen tanto los pensamientos, como los sentimientos o emociones. Además de los valores, las expectativas y lo que adquieren del entorno social.

2. Hans Eysenck: enfoque integrador que habla de la importancia, no sólo de la adhesión de las características que dan forma a la personalidad, sino la manera en que se organizan para operar. Él aporta los conceptos de extraversión, neuroticismo y psicoticismo. Dimensiones que se basan en el análisis factorial (pruebas psicométricas).

3. Sigmund Freud: padre del psicoanálisis, fue quien señaló que la personalidad estaba moldada por tres fuerzas llamadas ello, yo y súper yo, provenientes de tres zonas psíquicas: inconsciente, subconsciente y consciente.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.