Concepto de patrimonio

La palabra patrimonio proviene del latín patrimonĭum. El patrimonio es denominado como el conjunto de bienes que adquiere una persona por medio del título correspondiente.

En el sentido epistemológico de la palabra, se entiende al patrimonio como aquello que se obtiene por medio de la línea del padre, es decir que posee una estrecha relación con el término que hoy conocemos como herencia. Este término ya era utilizado desde la época de la antigua Roma, donde las propiedades de la familia podían ser heredadas.

En el ámbito del derecho el concepto de patrimonio adquiere una gran importancia, sobre todo en materia del derecho civil y en relación a las instituciones del derecho privado. Si bien también es definido como el conjunto de bienes, en el derecho se le agrega a su definición los derechos y obligaciones de una persona, sea la misma física o jurídica, que pueden ser exteriorizadas en valor monetario. De todos modos esta definición siempre se encuentra sujeta a cambios según al autor que la trate. Sin embargo los autores encuentran un punto en común en los tres elementos básicos que conforman al patrimonio, estos son:

  1. Conjunto de derechos y obligaciones: estos dos elementos actúan de manera unitaria, es decir que no pueden ser separados el uno del otro.
  2. Valor monetario: los elementos mencionados en el punto anterior deben estar sujetos a un valor que pueda ser expresado en la moneda de uso.
  3. Título: para que dichos derechos y obligaciones sean válidas debe existir el título que lo demuestre o acredite. En el caso en que el sujeto que posee el patrimonio sea acreedor debe demostrarlo, en caso de ser deudor debe haber otro sujeto que demuestre la deuda que el primero tiene para con él.

A partir de esta definición se también es posible distinguir entre los activos y pasivos del patrimonio. Los activos hacer referencia a los derechos y los bienes que posee el sujeto, sean los mismos reales o crediticios. Los segundos, es decir los pasivos hacen referencia a las deudas, cargas y obligaciones del sujeto.

Ciertos autores dan ciertas características particulares al patrimonio, algunas de ellas son, en primer lugar la indivisibilidad, es decir que una sola persona puede ser poseedor de un determinado patrimonio. En segundo lugar puede ser nombrado la intransmisibilidad. El patrimonio no puede ser heredado si la persona que lo posee no ha fallecido aún. Cuando el individuo ha  muerto su titularidad sobre el patrimonio se extingue, pudiendo de esta manera heredarlos sus descendientes. La tercer característica del patrimonio hace referencia a que el mismo no puede ser embargado, en este caso cuando el derecho a heredar aún no se ha adquirido

El patrimonio puede ser clasificado en distintas maneras según las características que tenga, alguno de ellos son el residual, el colectivo, el patrimonio de nasciturus y el de administración, también conocido como el de destino,

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: