Concepto de Pasivo


La palabra pasivo puede aplicarse a varios aspectos de la vida diaria. Esta palabra tiene varios usos dentro del lenguaje cotidiano y es preciso numerarlos para comprender qué significa. Cuando hablamos de una persona que es pasiva, estamos en presencia de alguien que no realiza algo por sí misma sino que deja que lo haga alguien más. Se considera que la pasividad se opone al compromiso o la acción, así como con la voluntad de hacer cosas en la vida e involucrase en ella.

Pasivo

(Pasivo como deuda.)

La voz pasiva

Si hablamos de un concepto gramatical, un sujeto pasivo es el que recibe la acción del verbo, no el que la efectúa (el agente). Esto es lo que se llama voz pasiva, en oposición a la activa, donde el sujeto sí cumple la acción, estado o proceso del predicado. Por ejemplo decimos que alguien habita una casa o que la casa es habitada por alguien.

En el segundo caso la casa no lleva a cabo la acción de habitar sino que recibe de manera pasiva la acción de alguien más (el complemento agente). Para construir una oración en voz pasiva es preciso tener un verbo transitivo (que posea objeto directo). Ahora bien, los verbos tener y haber quedan excluidos de la voz pasiva. Esta forma de voz pasiva se denomina analítica, pero además tenemos en el castellano la voz pasiva con se, llamada pasiva refleja. Por ejemplo cuando decimos “se regalan flores”.

Otras acepciones de la palabra pasivo

  • Lo mismo ocurre en la vida diaria cuando una persona recibe la acción verbal por parte de otro agente o es responsable de algo indirectamente (como por ejemplo cuando alguien es culpado por algo y es acusado como responsable pasivo, en caso de no evitar algo o participar en segundo plano).
  • En el habla cotidiana se relaciona el término pasivo con la calificación de pacífico. Por eso es que a las personas que son tranquilas o que no suelen pelearse con nadie, agredir o decir malas palabras, se las considera pasivas (de manera equivocada). Cuando una persona no reacciona a una agresión física o verbal, no responde de la misma manera que el agresor, también se considera que ha tenido una actitud pasiva, del mismo modo que una persona es pasiva cuando acepta injusticias o malos tratos sin ningún tipo de queja o pedido de explicación, por miedo, timidez o por su forma de ser particular.
  • Con respecto a lo social, también se denomina a una persona pasiva cuando recibe, por ejemplo una jubilación o una pensión. Como esta persona no trabaja y no genera aportes al país pero sí recibe dinero, se lo denomina pasivo por encontrarse por fuera de la producción y empleo a nivel social.
  • Dentro de la contabilidad, el pasivo hace referencia a las deudas, obligaciones y compromisos que gravan a una persona, institución o empresa. En una empresa, esto tiene origen en las pasadas transacciones financieras. Si una empresa o comercio no puede pagar sus deudas dicha empresa o comercio presentará quiebra y dejará de realizar sus actividades.
  • También encontramos el término pasivo en la sexualidad humana, cuando nos referimos a una relación de dos personas homosexuales. Quien sea pasivo permite la penetración de su pareja (quien cumple el rol activo). Una persona pasiva sexualmente suele ser sumisa durante el coito y suele ser relacionada con la condición sexual tradicional de la mujer (así como en muchas culturas o religiones como la musulmana que instiga la pasividad de la mujer). En la actualidad aún las mujeres luchan por recuperar protagonismo en las relaciones sexuales con su pareja, pero es cierto que históricamente siempre ha sido relacionada con el rol pasivo y receptor del hombre.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.