Inicio >Salud> Neurosis

Concepto de Neurosis


Cuando hablamos de neurosis nos referimos a cierta estrategia que crea la persona para ignorar aquello que no desea aceptar, por ejemplo frustración, decepción o ira.

La neurosis en general evita lo inaceptable, aunque es mucho más frecuente que desarrolle esta enfermedad para evitar el sentimiento de ansiedad o angustia existencial.

La persona que presenta una personalidad neurótica, tiene presente en todos sus aspectos gran cantidad de mecanismos de defensa para no tener que confrontar los pensamientos, emociones o situaciones de la realidad que resultan ser una amenaza para él/ella.

Características de la neurosis

La principal característica de una persona neurótica es que elude de su conciencia varios hechos de la realidad, distanciándose de sus pensamientos, anhelos y emociones, a través de mecanismos psicológicos o ciertas acciones que realizan sin darse cuenta, debido a que las tienen automatizadas.

Sin embargo, la persona que desarrolla neurosis de alguna forma es consciente de que no puede expresar o entender los hechos que suceden en su interior, y que eso le trae problemas para el desarrollo de una vida plena.

Contraria a la psicosis, la neurosis no tiene una pérdida total de la realidad, ni tampoco los pacientes neuróticos presentan alucinaciones. Esto quiere decir que la forma de ver la realidad se acomoda a lo que las demás personas definen como realidad, que es por lo tanto el pensamiento “normal” de la sociedad.

El médico psicoanalista que dedicó gran parte de su vida a la investigación y desarrollo de la neurosis fue Sigmund Freud, basándose en gran cantidad de casos clínicos que habían sido tratados.

Hoy en día, la neurosis o psiconeurosis está entendida como la tentativa de la solución de problemas sin resolución del pasado, en el presente.

Las personas neuróticas

La persona neurótica imagina que su problema se resolverá solo, sin necesidad de asistencia médica o algún tipo de tratamiento previo. Hay algo típico de las neurosis que se denomina “la profecía autocumplida”, y es la idea que tienen los neuróticos del mundo, que nadie los quiere, nadie los comprende, todos los abandonan y que abusan de ellos.

Este pensamiento por parte de los enfermos neuróticos causa que la forma que ellos tienen de ver la realidad no presente modificaciones.

El tratamiento de la neurosis consiste en recoger información para plantear una hipótesis acerca de qué causas fueron las probables causantes para desarrollar la neurosis, lo que lleva a dicha persona a desconectar sus pensamientos y emociones.

Para el tratamiento de la neurosis es de suma importancia conocer los antecedentes de la persona, su historia, y también conocer cómo se maneja actualmente en el mundo y la sociedad.

(Neurosis. Ilustración)

(Neurosis. Ilustración)

El tipo de emociones que rechaza o le cuesta aceptar, sus fantasías, sus autoengaños, las dificultades que presenta en relación a la libertad de expresión, las leyes que se oponen a sus verdaderos deseos, la falta de amor propio, los diferentes hechos externos o internos que lo separan del hoy, las infantilidades que no lograron desarrollarse y lo que la persona reconoce por límites, entre otras cosas, son algunos de los aspectos fundamentales para iniciar un tratamiento neurótico.

La neurosis en la historia

Esta enfermedad mental ha existido desde siempre en todos los rincones del mundo y en todas las épocas, presentando algún tipo de variación en sus definiciones y terminología.

Hay algunos escritos antiguos en donde se describen episodios de enfermedades mentales, convulsiones, haciendo referencia a la epilepsia, hechos hiperactivos y excitación constante (en referencia a las manías), con respecto a la depresión se describen reacciones que manifiestan tristeza.

También describe pensamientos raros y perturbaciones de las ideas, junto con temores fuertemente implantados, éstos últimos hablan de la esquizofrenia y de las fobias, respectivamente.

Las personas de la época, sin la cantidad de conocimientos científicos que hoy se conocen, encontraron respuesta en la posesión diabólica. Se cree que aproximadamente en el año 4.000 a.C. las personas realizaban la trepanación de los huesos del cráneo con el objetivo de expulsar a los demonios.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.