Inicio >Ciencia> Método inductivo

Concepto de Método inductivo


El método inductivo es un proceso utilizado para poder sacar conclusiones generales partiendo de hechos particulares. Es el método científico más usado.

¿Qué es el método inductivo?

El inductivismo va de lo particular a lo general. Es un método que se basa en la observación, el estudio y la experimentación de diversos sucesos reales para poder llegar a una conclusión que involucre a todos esos casos.

La acumulación de datos que reafirmen nuestra postura es lo que hace al método inductivo. Por ejemplo, alguien dice que todas las aves de la especie “x” son de tres colores diferentes. Lo que sucede después de observar a 50 aves de la misma especie y darse cuenta de que todas son del mismo color o, mejor dicho, que tienen la misma combinación de colores, es que entonces se está en condición de afirmar que todas las aves de esa especie son de esos colores.

Esta afirmación se convertirá en una teoría y será válida hasta que llegue alguien que con el mismo método o con otro pueda demostrar realmente lo contrario o falsar es teoría (falsacionismo, método creado por Kuhn, que afirma que una teoría es falsable cuando se puede demostrar que quien la elaboró está equivocado). El filósofo griego Aristóteles fue un pionero en el uso del inductivismo y también del deductivismo.

Método inductivo

(El método inductivo es un proceso científico)

Francis Bacon, un filósofo inglés, fue quien comenzó con las investigaciones de este tipo y además propuso que este método fuera usado en todas las ciencias. En cierto modo, él fue el creador de este método científico. Su fin último era que el conocimiento fuera como una pirámide: que tuviera una base amplia donde apoyarse, lugar que ocuparían los casos que se observaron, y a partir de la cual se acumularía el conocimiento.

Problemas con el método inductivo

El problema que presentaba este método es que, en primer lugar, se dijo que la observación no podría ser nunca el comienzo de este método, porque para observar los casos había que saber cómo hacerlo. Además, se puede contar con que nuestros sentidos externos o internos nos pueden engañar (por ejemplo, puede ser que la vista nos falle) y así provocar que lleguemos a una conclusión inadecuada o incorrecta.

Por otro lado, el segundo problema radica en cómo llegar a determinadas conclusiones partiendo de la observación, porque es imposible que este método nos brinde una copia de la realidad, más bien nos ofrecerá la copia de una pequeña porción, una muestra. El gran problema del método inductivo es que solo trabaja con casos probables.



Para ejemplificar este problema: Resulta ser que un investigador desea estudiar el comportamiento de un animal en libertad, el cual nunca ha visto un hombre. Este investigador encuentra un individuo de esa población y toma nota de todo lo que ve y siente, pero digamos que ,aunque tenga conocimientos, no es un experto. Luego de un rato elabora su conclusión y se va, sin analizar a otros individuos. Lo que él vio es el resultado de una pequeña porción de esa población.

Este método científico está muy relacionado con el método deductivo, sólo que este es al revés. Se pretenden obtener conclusiones particulares a través de una teoría que es universal. Dicho de mejor forma sería: “la conclusión se haya implícita en las propias premisas”. Un ejemplo de este método podría ser el siguiente: Juan y Pedro tienen cuatro perros. Los primeros dos son marrones y el otro es negro, ¿de qué color será el último perro? El pensamiento deductivo diría que deberían ser dos perros marrones y dos perros negros, pero en realidad no tendría por qué ser así, existe la posibilidad de que sea de cualquier otro color.

No todos pueden seguir esta técnica porque requiere ser muy paciente y muy prolijo. Si no se observa la cantidad de casos necesarios, no surtirá efecto y si no se piensan bien lo datos, podemos llegar a una conclusión errada.

Pasos del método inductivo

Para poder llevar a cabo un estudio por medio de este método, es necesario seguir estos cuatro pasos que describiremos.

  • Primero, la observación de los sucesos y el registro de los mismos. En este primer paso vamos a tabular cada hecho en singular y a partir de ellos será que podamos avanzar.
  • En segundo lugar, vamos a clasificar y a estudiar todos los datos recaudados, y a partir de ellos elaboraremos una teoría o una hipótesis con la que explicaremos ese suceso que nos dedicamos a estudiar. Siguiendo, debemos realizar una derivación inductiva a partir de los hechos que se recolectaron.
  • El último paso es realizar un experimento acerca de lo planteado para poder demostrar con hechos nuestra teoría.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.