Inicio >Ciencia> Medición

Concepto de Medición


En lineas generales, podemos definir la palabra “medición” como comparar la medida de una medida con otra. Para esto, se deben asignar distintos valores numéricos o dimensiones a uno varios objetos utilizando diferentes procedimientos. Es decir, es un proceso básico que consiste en comparar un patrón elegido con otro objeto o fenómeno que tenga una magnitud física igual a éste para poder así calcular cuántas veces el patrón está contenido en esa magnitud en especial. Sin embargo, esta acción que parece tan simple de calcular, se dificulta cuando lo que se desea medir y expresar numéricamente es un poco más intangible o incluso evanescente.

Medición

(Elementos de medición.)

Requisitos de la medición

El proceso de medición tiene como fin distinguir objetos, fenómenos o casos para luego poder clasificarlos. Para que sea válido, este proceso debe responder algunos requisitos y principios. En primer lugar, debe ser válido. Es decir, deben existir maneras de demostrar la manera en la que se realiza la medición.

Además, el proceso de medición debe ser fiable, se debe aplicar con repetición en varios casos y que proporcione siempre los mismos -o parecidos- resultados. Por último, es necesario el proceso de la precisión, esto quiere decir que la medida deberá ser precisa cuando se pueda localizar con total exactitud en relación con el propósito que se quiere obtener.

Tipos de medición

Existen distintos tipos de medición y los desarrollaremos a continuación:



  • Medición directa: Podemos obtener este tipo de medida al utilizar un instrumento de medición que sea capaz de comparar la variable que se va a medir con un determinado patrón. En este tipo de medición se deben comparar dos objetos que posean la misma característica. Es decir, si utilizamos un calibrador, se calculará la longitud de un objeto en comparación a la longitud establecida en el mismo. Otro claro ejemplo de esto es si medimos la frecuencia de un objeto con la frecuencia de un estroboscopio.
  • Medidas reproducibles: Son aquellas en las que se puede obtener siempre el mismo resultado si es que se logran efectuar una serie de comparaciones entre la misma variable y el aparato para medir utilizado. Son procedimientos que no destruyen ni producen ninguna alteración importante en el sujeto que se encuentra en medición. Por ejemplo, si se mide varias veces el mismo lado de una cama, los resultados serán siempre iguales.
  • Medición estadística: Ocurre cuando se obtienen distintos resultados a la vez aunque se realicen varias comparaciones entre la misma variable y el mismo aparato de medida seleccionado. Si se desea comparar la cantidad de personas que leen un determinado periódico, a pesar de que cada día el número sea distinto, igualmente se podrá alcanzar un resultado que será el valor medio o anual.
  • Medición indirecta: No siempre se pueden calcular las medidas entre variables de manera directa, ya sea por su tamaño, naturaleza o por otros posibles obstáculos. Es por esta razón que la medición indirecta ocurre cuando se calcula la medición deseada calculando una o más magnitudes diferentes para luego poder calcular la magnitud deseada al calcular la magnitud o magnitudes calculadas de manera directa.

No obstante, no siempre los resultados son satisfactorios ya que pueden ocurrir distintos tipos de errores a la hora de realizar una medición. Según la ocurrencia de errores, se pueden distinguir los errores sistemáticos o los errores aleatorios. En cambio, si nos referimos a la cuantificación de errores, podemos encontrar errores absolutos o errores relativos.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.