Concepto de materia

El concepto materia alude a todo aquello que tiene la capacidad de adquirir forma, se puede captar con los sentidos, ocupa espacio y forma parte del universo. La materia, que posee distintas formas, tamaños, peso y sustancias conforma a todos los cuerpos existentes. Esta está compuesta por moléculas, átomos e iones y se la puede encontrar en tres estados: líquido, sólido y gaseoso.

La materia en estado sólido se caracteriza por contar con un volumen constante, su fluidez es baja o inexistente, tiene la capacidad de resistencia en cuanto a la fragmentación, no permite ser comprimida, presenta una alta cohesión y posee una forma determinada. Además de esto, las partículas que la conforman se encuentran muy cercanas entre sí y suelen tener dureza y resistencia.

La materia en estado líquido, en cambio, tiene la propiedad de adaptarse al recipiente en el que se encuentra, carece de forma propia y tiene fluidez. Los átomos, a diferencia de la materia sólida, no se encuentran tan unidos. Además, la materia líquida suele contraerse a bajas temperaturas, excepto en casos como el agua.

Por último, la materia en estado gaseoso cuenta con moléculas muy separadas, por lo que se dispersan libremente por todo el lugar en el que son contenidas. Además, no poseen una forma determinada, su cohesión es sumamente baja, son fáciles de comprimir y su volumen es determinado por el espacio en el que se encuentran.

Dentro del concepto de materia hay que tener en cuenta dos propiedades inherentes: las químicas y las físicas. Las propiedades químicas tienen que ver con la composición química de la misma, que puede ser de sustancias puras o mezclas. Las mezclas son aquellas compuestas por varios elementos. Las propiedades físicas, en cambio, son aquellas vinculadas con la dureza, dimensión, densidad o volumen, por ejemplo. Tienen que ver con cuestiones accidentales que ayudan a diferenciar a una materia de otra.

Saliendo del área de la física, el término materia es utilizado en otros contextos. Por ejemplo, dentro del ámbito educativo, se utiliza para hacer alusión a las diversas asignaturas que deben cursar los alumnos para aprobar el año. Es por esto que Historia, Lengua, Matemática, entre otras, pueden ser consideradas materias.

También, el término se utiliza para aludir al contenido, asunto o temática de algo. Por ejemplo, se puede decir: “Aquello vinculado con el sistema digestivo serán materia a tratar en la próxima charla.”

Por otra parte, se habla de materia prima para hacer mención a todos aquellos elementos que han sido obtenidos directamente de la naturaleza y que, pueden ser consumidos directamente o bien, son sometidos a un proceso de transformación para producir otros bienes de consumo con mayor elaboración.

Por último, dentro del ámbito de la anatomía, se habla de materia gris  para hacer alusión a aquella materia que cubre y conforma al sistema nervioso central y es allí donde las actividades más importantes del cerebro se llevan a cabo. Esto no significa que la materia gris sea de este color sino que es la forma de llamarla.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: